domingo, 26 de julio de 2009

El Balance del Tour 2009

Es Gara también han publicado esta entrevista con los jauntxos del Euskaltel Euskadi en donde presentan el balance del equipo en esta edición del Tour de Francia:

«Con la victoria de etapa cumplimos el objetivo y la nota del equipo es de diez»

Igor GONZÁLEZ DE GALDEANO y Miguel MADARIAGA | Responsables del equipo Euskaltel-Euskadi

Joseba ITURRIA |

Los dos máximos responsables de Euskaltel hacen balance del Tour y hablan de un futuro en el que Madariaga anuncia que cederá a Igor González de Galdeano más responsabilidad.

¿Qué balance realizan del Tour?

Igor: Con el gran trabajo que se realizaba era de notable y con la victoria de etapa es de diez. La general no era lo importante porque el equipo ha estado muchos años entre los diez primeros e incluso entre los cinco. Ha sido un acierto olvidarnos de la general porque eso ha hecho que el equipo haya sacado toda su fuerza para ganar una etapa. La general no era el objetivo, aunque hacer entre los diez primeros sea extraordinario. Pero sólo con eso nos íbamos sin cumplir con el objetivo. Eran seis años sin ganar una etapa y ha sido una lección para mí. No es fácil vencer aquí y la gente debe darle el valor que tiene.

Miguel: Los periodistas que estáis en el Tour podéis ayudar mucho, no a nuestro equipo, sino a todos, en hacer ver a la afición lo difícil que es ganar una etapa aquí y lo que cuesta hacer un Tour como el que hemos hecho día a día. Inculcando Igor a los corredores para dar el máximo porque él ha estado en un Tour y sabe lo que es por dentro y por fuera. Hemos hecho un gran Tour, pero debíamos tener esa victoria para poder rematarlo. Podíamos hacer un grandísimo Tour, con un segundo puesto, dos terceros y tres quintos, que los hemos hecho, pero si no ganábamos... Ahora sí podemos decir que es un gran Tour.

Igor: Porque el diez te lo da la etapa. Hemos vuelto a emocionar a la gente, el equipo está pegando muy fuerte... pero los corredores deben ser conscientes de que no vale con estar bien. Hay que ganar. No conformarse.

Miguel: Porque hay equipos con el doble de presupuesto que han pasado desapercibidos en el Tour como Quick Step. El Tour es complicado. Y los demás equipos tienen toda la mar para pescar y nosotros un riachuelo pequeño. Bueno, pero pequeño. Y además hay otros que meten la mano en el riachuelo y se llevan peces de categoría. Hay que vivir con ello y llegar a donde estamos...

Igor: A veces vas de cara y y todo sale y otras de espalda y no te entra nada. Pero no podemos pedir más en este Tour.

Miguel: Las personas que saben la filosofía de este equipo, de correr sólo con corredores vascos o formados en Euskadi, están emocionados. Los franceses se vuelcan con nosotros porque una de las cosas que más les gusta es que se luche. Tenemos la etiqueta de un equipo luchador, hemos entrado en todas las escapadas y el nombre de Mikel Astarloza ha sido uno de los más nombrados y eso para nosotros es importantísimo.

Igor: Además hemos buscado la montaña con Egoi, pero nos encontramos con un gran Pellizotti. Y es que aquí están los mejores. En una fuga no hay corredor que no se reconozca. Todos tienen un gran palmarés. Y hemos conseguido el diez sin traer a Samuel. Porque hemos nacido para el Tour, pero tenemos más calendario. Este año es la oportunidad de Samuel a sus 32 años de ganar la Vuelta y de disputar un Mundial. Y para nuestra forma de correr es importante que no esté Samuel. No molestamos a nadie, nuestra única pelea era la montaña y por eso tiraba Liquigas. Estando con Samuel, es un hombre importante y el año pasado nos tuvieron más controlados porque la gente no se fiaba de él. Aunque el próximo año es posible que vuelva...

¿De cara al futuro se van a basar en mantener el equipo actual?

Igor: No conocemos corredores sin contrato que se puedan fichar para el próximo año.

Miguel: Los pilares de este equipo y de la Fundación son fuertes, porque si no 16 años no se aguantan así como así, pero no viene mal reforzarnos. No tengo noticia de corredores que terminen contrato y puedan ser asequibles. Pero a la juventud hay que darle un margen de confianza. De momento subirá Romain Sicard, que es un ganador. A ver si podemos moldearlo bien. Al volver del Tour empezaremos a analizar a los corredores que están en el segundo ciclo. Se les da todas las oportu- nidades para demostrar que tienen sitio en el equipo. Hay corredores que no se dan cuenta de que están en un buen sitio. Piensan que es de por vida, pero si no ponen más de su parte, las cosas van a cambiar. Algunos tienen que espabilar y mucho.

Igor: Hay que cambiar el chip y ganar. Este año llevamos diez segundos puestos, vamos dando un paso adelante, pero falta el último y no hay que esperar eternamente. Hay que darlo. Un corredor no debe conformarse con hacerlo bien, es el mal de los corredores, que se conforman con eso. Debemos ser más ambiciosos, sobre todo cuando andamos como andamos.

Miguel: No tenemos ganadores. Tenemos grandes corredores, pero ganador sólo tenemos a Samuel y a otro, Igor Antón, que lo será cuando se ponga bien. En estos momentos la crisis del ciclismo vasco viene por la base. No se ha cuidado en años anteriores y lo hemos intentado reconducir y de aquí a dos o tres años tiene que haber otra hornada buena. Cuando empecé a meterme en la base me quedé asustado de lo mal que estaba. Hice unas declaraciones por eso y en la UCI me dijeron que había una denuncia contra mí y que debía responder. Mandé una carta en la que decía que me hacía responsable de lo que decía y podía demostrarlo y que esperaba su llamada. Me dijeron que los denunciantes no habían aportado ninguna prueba y me pidieron disculpas. Eso sólo pasa en nuestro país porque vivimos todos en pocos kilómetros y regamos de la misma fuente y se procura pisar la manguera unos a otros, sobre todo la mía.

¿Miguel Madariaga ha anunciado que va a ceder el testigo al frente del equipo al final de este año a Igor González de Galdeano?

Miguel: Será un cambio de funciones. Igor estará al pie del cañón y yo seré el presidente de la Fundación y me encargaré del tema de la base, del equipo continental, de la escuela y de la aula de la Fundación, que está exigiendo un cambio. Este curso han pasado de octubre a mediados de mayo 3.400 niños y niñas. Ha cogido un volumen impresionante y debo dedicarle un tiempo y hacer un cambio.

Igor: Yo creo que se están equivocando las cosas desde fuera. Éste es un equipo de Miguel Madariaga, no mío. Yo soy el gerente de una empresa y Miguel es el propietario. Me está dejando hacer, pero que nadie piense que seré el propietario de algo que ha costado mucho sacarlo.

Miguel: Mi función será encargarme del patrocinio del equipo y de estar con los patrocinadores, pero sin estar en un Tour todos los días al frente. Igor está cogiendo el relevo y por ahí vamos a seguir. Tengo que ir delegando y dejando paso. Estoy muy cansado porque esto me ha llevado mucha parte de mi vida y he dejado en el camino lo que creo que no debía haber dejado. He dejado mi vida por el equipo, por la Fundación y por el ciclismo y ahora tengo que bajar el listón porque así no se puede aguantar mucho tiempo.

Igor: Está claro que en el plano deportivo tenemos muy buena relación y todo lo consensuamos. Me deja trabajar libremente, pero repito que es un equipo de Miguel y que él es el que está por encima de todos.

Miguel: Para el 2011 sólo tiene contrato Sicard o algún neo que se le puede firmar y al que, si no seguimos, se le puede apoyar para que busque equipo y, si no, del montante económico puede responder la Fundación, que no puede responder de otros contratos. Cuando vayamos a casa y recopilemos datos de lo que hemos hecho en el Tour, voy a empezar a trabajar. Necesitamos que el Gobierno siga apoyando. En estos momentos el patrocinio está asegurado hasta finales del 2010, pero no está bien. Todas las empresas tienen problemas de crisis y es un mal momento, pero hay que pensar en renovar patrocinios y darle otro aire al tema porque son 17 años en el mismo camino y ahora que tendré más tiempo debo procurar ampliar el cesto con mimbres nuevos. No vamos a encontrar un aliado como el que tenemos con Euskaltel y las instituciones, pero lo que queremos es ilusionarles más de lo que están y ver cómo se puede ampliar el patrocinio, porque estamos con el mismo presupuesto desde hace cuatro años.

«Este es un proyecto de país apoyado por el anterior Gobierno y el nuevo lo tiene que asumir»

Madariaga piensa empezar a trabajar desde mañana en asegurar el patrocinio del equipo con Euskaltel y las instituciones y espera encontrar más apoyos para poder aumentar el presupuesto para el futuro.

¿El cambio de gobierno en la CAV puede influir en el futuro del equipo?

No tiene por qué. Tanto el Gobierno actual como el anterior son personas que por algo están en el poder, que saben que éste es un proyecto de país, que ha salido cuando ellos no estaban. Pero si es un proyecto de país lo tienen que asumir y espero que lo asuman por mucho que algunos quieran echar arena a los ojos. Este es un proyecto apoyado por el partido que ha estado en el poder y que haya un cambio no tiene nada que ver. Por eso estoy tranquilo.



.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario