martes, 9 de febrero de 2016

Por lxs Presxs Enfermxs

Los grandes intelectuales europeístas contemporáneos y los líderes de opinión podrán argumentar lo que quieran con respecto a la pretendida superioridad ética del subcontinente en lo que respecta a la defensa de los derechos humanos y de las garantías individuales. 

Pero cuando uno de sus estados centrales - el francés - y uno de sus estados periféricos - el español - pueden dictar y ejecutar medidas de castigo draconianas en contra de su disidencia, nos encontramos ante un panorama que no se distancia de lo que sucede en América, Asia, África u Oceanía.

El caso de lxs presxs políticxs vascxs gravemente enfermos que no reciben el humanitario beneficio de la excarcelación contemplado tanto en la legislación gala como en la ibérica son un constante recordatorio de todo lo que aún hay por hacer en la Europa de las luces.

Dicho lo anterior, les compartimos esta nota publicada en Naiz:

EPPK se movilizará del 15 al 20 de febrero por la libertad de sus miembros enfermos
El Colectivo de Presas y Presos Políticos Vascos llevará a cabo, entre los días 15 y 20 de este mes, una serie de iniciativas en demanda de libertad para sus miembros gravemente enfermos. En un comunicado, vuelve a exigir su repatriación y agradece todas las iniciativas, tanto nacionales como internacionales, en favor de sus derechos.

EPPK explica que, en lo que respecta a esas iniciativas que desarrollará en la tercera semana de febrero, «será la asamblea de cada prisión la que decida qué clase de iniciativas llevará a cabo a lo largo de esa semana: encierros, rechazos de comida, actos de propaganda, plantes informativos...» Y para finalizar, el 20 de febrero, todos sus integrantes ayunarán. GARA publica el comunicado íntegro en su edición impresa.

Sitúa estas protestas en el marco de la decisión que se espera adopten los tribunales franceses a finales de mes en relación a la prisionera Lorentxa Guimon, que sufre la enfermedad de Crohn.

En el comunicado, el Colectivo vuelve a reclamar su repatriación que «supondría un paso de gigante en el camino de la paz y la libertad», agradece las plurales iniciativas que se están desarrollando «en favor de los presos vascos, tanto a nivel general como en casos específicos», destaca expresamente la acción sincronizada de Ernai del 30 de diciembre y las manifestaciones del 9 de enero en Bilbo y Baiona, y afirma que, al tiempo que la vía de solución al conflicto «sigue estando bloqueda», la situación en las prisiones «cada vez es más dura. Y más aún la de algunos compañeros, sea por edad o por enfermedad».

EPPK se muestra muy crítica con los estados español y francés por considerar que apuestan por «perpetuar» el conflicto, pero también con aquellos agentes políticos que «en otras etapas se mostraban favorables a la solución y ahora han variado su actitud y priorizan sus intereses particulares».

Les advierte de que «pierdan la esperanza» porque el Colectivo de Presos no está dispuesto a ceder: «Estamos agradecidos porque hemos tenido la oportunidad de poner nuestro granito de arena en el camino de la libertad de Euskal Herria. Y ahí seguiremos: dispuestos para lo que sea».






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario