domingo, 21 de febrero de 2016

Arnaldo, David y Joan

Los políticos catalanes David Fernandez y Joan Tardá han culminado su visita al preso político del régimen español etiquetado como el 8719600510. En estos últimos días la solidaridad y la exigencia de su liberación ha multiplicado adhesiones.

Aquí la nota al respecto publicada en su página:

David Fernandez y Joan Tardá visitan a Otegi en la prisión de Logroño

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardá, ha definido a Arnaldo Otegi como el «abanderado de la reconciliación de los corazones» y ha alabado que la «figura» del preso de Elgoibar «crece en todo el mundo». Tardá ha visitado este domingo a Otegi junto a David Fernández.
El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, y el exdiputado catalán de la CUP David Fernández, han visitado este domingo a Arnaldo Otegi en la prisión de Logroño. El expresidente del PSE, Jesús Eguiguren, que también visitó hace una semana al preso de Elgoibar, les ha acompañado.

Tras la visita, Tardá ha recalcado que Otegi «representa la capacidad de plantarse ante la violencia y ser el abanderado de la reconciliación de los corazones y de la superación del conflicto de Euskal Herria».

Ha considerado que la sociedad española «algún día deberá reconocer que esa voluntad ha sido en parte mermada durante seis años», los que ha permanecido Otegi en la prisión de Logroño.

«Una sociedad que encarcela a una persona que se compromete con la paz y la reconciliación, una sociedad que permite esto y una democracia que actúa así, como mínimo, debería recibir el calificativo de democracia low cost», ha añadido.

Tardá ha añadido que espera que el sistema político español «sepa rectificar y valorar lo que significa Arnaldo Otegi» porque «su figura crece en todo el mundo y en todas las democracias» y «solo falta que el sistema democrático española reconozca lo que significa para la resolución del conflicto».

Fernández ha afirmado que el próximo 1 de marzo «va a acabar una injusticia política, penal y penitenciaria», que ha calificado como «secuestro de Estado» porque Otegi «ha sido un rehén político del Estado español».

«A alguien que se comprometió con la paz y con un esquema resolutivo, precisamente por eso, el Estado le declaró la guerra por medio de una sentencia política, algo propio de un estado de excepción», ha proseguido.

Otegi, en menos de diez días, será «un ciudadano libre» y es a la izquierda abertzale a la que «le corresponde determinar su papel», aunque «es un activo y una referencia de una izquierda en el sur de Europa, por sus análisis y opiniones», ha dicho.

Ha asegurado que Otegi «tiene muchas ganas de ejercer plenamente sus derechos ciudadanos», aunque «el Estado español, en su manía inquisitorial, pretenda inhabilitarlo hasta el año 2021».





°