viernes, 26 de febrero de 2016

Eluden Robo en Despoblado

¿Recuerdan aquella incursión represiva en contra de Sare y LAB el año pasado tras la marcha solidaria con lxs presxs políticxs vascxs llevada a cabo en Bilbo?


Pues bien, se confirma, se trató de un robo, tal cual. Han pretendido hacerlo de nuevo esta año... y no han podido.

Les invitamos a leer este artículo publicado en Naiz:

El juez de la Audiencia Nacional española Fernando Andreu ha rechazado investigar la recaudación de Sare en la movilziación del pasado 9 de enero, tal y como pretendía el Ministerio del Interior español. La red ciudadana subraya que el auto ha puesto de relieve «una intención perversa de criminalizar a Sare».
La Audiencia Nacional española no investigará la recaudación de Sare en la manifestación del pasado 9 de enero, después de que el juez Andreu haya rechazado la petición del Ministerio del Interior español. El auto señala que «la posibilidad de que dichos fondos pudieran ser enviados al sostenimiento del colectivo de presos para destinarlos a fines ilícitos, no es más que una hipótesis que carece de sustento fáctico alguno».

Tal y como ha explicado Sare en una comparecencia, las bolsas de la recaudadción se depositaron en las sedes de EA y Ezker Batua hasta que el lunes fueron ingresadas en la entidad financiera. «Todo el proceso fue supervisado por personas de reconocido prestigio y trayectoria profesional, como los ex decanos del Colegio de Abogados de Bizkaia, Nazario Oleaga y Juan Mari Vidarte, los abogados Felix Cañada y Juan Daniel Barandiaran, así como el ex coordinador de Lokarri Paul Ríos», han señalado. Un procedimiento exhaustivo debido a la redada y a la incautación de dinero por parte de la Guardia Civil que se produjo tras la movilziación de 2015. Los fondos del año pasado no han sido devueltos.

«Ha sido algo así como: investigue usted unos movimientos bancarios para ver si yo puedo construir una acusación a medida», han añadido. Así, han denuciado que la Policía española basa su petición «en una hipotética posibilidad de que lo recaudado pudiera ser destinado al sostenimiento del colectivo de presos, sin aportar un sólo dato indiciario de ello».

Por ello, subrayan que el auto ha puesto de relieve «una intención perversa de criminalizar a Sare». La red solidaria ya dio una rueda de prensa días después de la manifestación, en la que detalló el importe de lo recaudado, su aplicación a pagar los gastos de las manifestaciones del pasado año, y parte de la de este, y de la insuficiencia para cubrir los gastos de ambas.

Del mismo modo, han reclamado que se ponga fin tanto a estos ataques a la solidaridad como a la vulneración de los derechos de los y las presas vascas. «Este conflicto vivido durante décadas en Euskal Herria, no podrá darse por terminado, vulnerando los derechos de cientos de personas presas. Este conflicto terminará el día que todos ellos vuelvan a sus casas».







°