sábado, 20 de febrero de 2016

Folclorismo Genocida

Mañana se celebrará una jornada en favor de los idiomas de los así considerados pueblos originarios del mundo.

Al respecto, les compartimos este texto publicado en la página Mexican Times:

Es bien sabido por muchos que México es un país habitado por más de 60 pueblos originarios a lo largo y ancho de su territorio y que el Estado mexicano cuenta con instituciones únicas en el mundo que defienden el derecho de todos a hablar una lengua indígena.

México goza, por ejemplo, de una Ley de Derechos y Cultura indígena plasmada en el Artículo 2° de la Constitución, una Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), un Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y hasta un Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas (INALI), entre otros más.

En teoría, no se podría pensar que en México existe forma alguna de genocidio cultural o lingüístico dado que en el Estado y en sus instituciones se refleja un reconocimiento amplio a la pluralidad cultural y lingüística de nuestro país, sin embargo, el número de hablantes de una lengua indígena ha disminuido de una manera rapaz en las últimas décadas, tanto así que de seguir con esta tendencia, las lenguas indígenas de México se podrían extinguir en su totalidad antes de finalizar el presente siglo.

Frente a lo anterior y aprovechando las vísperas del Día Internacional de la Lengua Materna no está de más que nos preguntemos entonces en qué se ha fallado en México que con todas sus instituciones, no puede evitar la desaparición de sus lenguas originarias. Si tanto es el interés que se ha demostrado por defender y preservar las lenguas indígenas como una vez lo hizo notar Don Miguel León Portilla entre un público que atentamente lo escuchaba en una de sus cátedras ¿Por qué el número de hablantes de lenguas indígenas no para de decrecer?

Hace unos días, Yasnayá Aguilar, reconocida lingüista Ayuujk, escribió en su cuenta de Facebook una opinión con la que yo coincidí indudablemente: “Yo ya no entiendo de revitalización lingüística sin lucha por autonomía de los pueblos. Lo demás son folclorismos”.

En efecto, defender una lengua indígena negando el contexto que la oprime y la extingue no es más que un folclorismo, y en eso parecen haber caído todas nuestras instituciones mexicanas pero también la mayor parte de los esfuerzos de la sociedad civil de México: un folclor indigenista con el que no se logra percibir que la lengua es un elemento indisociable de una demanda histórica, estructural y más compleja que el Estado mexicano aún no ha logrado entender (mucho menos satisfacer) de los pueblos de México: El Derecho a la Autonomía.

Si en la conmemoración del Día de la Lengua Materna, el Gobierno Federal, el INALI, el INAH, instancias autónomas como la UNAM y la sociedad civil mexicana en general están tan preocupados por la defensa y el rescate de la lengua y la cultura de los pueblos indígenas, no estaría de más recordarles también que en estos días se han cumplido ya veinte años de la firma de los Acuerdos de San Andrés en el Estado de Chiapas, un documento firmado por el Gobierno Federal y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional en 1996 que deja en claro por qué todavía hay una deuda pendiente del Estado mexicano con sus primeros pueblos y por qué sin autonomía los pueblos indígenas estamos condenados a la extinción.

Tal vez volviendo a lo planteado en esos acuerdos y dándoles el lugar que se merecen notemos que la preservación de una lengua no es muy diferente a la preservación de la vida porque al fin de cuentas lo que queremos los primeros pueblos es eso, seguir vivos como pueblos y no morir como ya han muerto tantos desde hace más de 500 años.

Acerca de Emiliano Gómez Izaguirre

Se´e Ñuu Savi o lo que es igual “Hijo del Pueblo de la Lluvia”. Cursó la Licenciatura en Ciencias Políticas por la UNAM y la Maestría en Comunicación y Política por la Universidad Autónoma Metropolitana – Unidad Xochimilco. Es integrante del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (CACTUS) y colaborador de Radio Tu´un Ñuu Savi en Huajuapan de León, Oaxaca. Documentalista por el Centro de Capacitación Cinematográfica y fan declarado del jaripeo y la cultura popular en Oaxaca. 






°