sábado, 16 de mayo de 2015

Lennon el Rojo

Ahora ya sabemos porque Mark David Chapman disparó a sangre fría contra John Lennon, lean este reportaje publicado en la página de Guerrilla Comunicacional México:

El FBI dio a conocer los últimos documentos sobre John Lennon y se los entregó al historiador universitario Jon Wiener, luego de una disputa legal de 25 años para obtener los expedientes secretos.

Los documentos contienen detalles sobre los vínculos de Lennon con grupos de la Nueva Izquierda y antibélicos en Londres a comienzos de la década de 1970, aunque no los consideraron una “amenaza seria”, según informó el historiador al diario estadounidense Los Angeles Times

En uno de los memos, el director del FBI J. Edgar Hoover informó al jefe de gabinete del presidente Richard Nixon que “Lennon a tomado interses en grupos de extrema izquierda en Gran Bretaña y se sabe que es simpatizante de los comunistas trotskistas en Inglaterra”.

También se habla de que Tariq Ali y Robin Blackburn, dos hombres de la izquierda británica tomaron contacto con Lennon para que financie sus actividades, pero el ex Beatle los rechazó.

En otro reporte se explicita que “no hay pruebas certeras” de que Lennon haya provisto dinero para “propósitos subversivos” y que haya tenido algún vínculo formal con grupos izquierdistas. Les preocupaba sus relaciones con los grupos pacifistas que se oponían a la invasión a Vietnam.
“El contenido de los archivos que fueron dados a conocer es vergonzoso para el gobierno estadounidense”, dijo Wiener de 62 años, quien escribió dos libros sobre el Beatle.

El FBI había aducido que un gobierno de otro país había brindado la información bajo la condición de que no sean divulgados, ya que ésto podría traer consecuencias hasta militares.

”Dudo de que el gobierno de Tony Blair ataque militarmente a los Estados Unidos en represalia por que se revelaron estos documentos. Hoy podemos ver que los que afirmaba el FBI durante 25 años era absurdo desde el principio”, dijo Wiener, quien requirió los archivos en 1981.

En los informes, los espías se preocuparon sobre los hábitos de consumo de marihuana y la situación de inmigrantes de John Lennon y su mujer, Yoko Ono.

Rock and roll
Wiener había llamado al caso “el rock and roll del Watergate”, en parte porque el FBI tuvo un intenso interés en Lennon al mismo tiempo que Nixon perpetraba el escándalo de las eschuchas telefónicas de Watergate.

Pero ahora, debido a todo el tiempo que el caso tardó en resolverse, Weiner piensa que es más apropiado caracterizarlo como “el rock and roll de La Casa Desierta”, en referencia a la novela de Charles Dickens sobre una muy larga disputa por una herencia.

“Estos documentos, escondidos al público durante casi un cuarto de siglo, revelan la paranoia a un nivel patológico y el intento por someter las libertades civiles a la seguridad nacional”, dijo un abogado de la Unión Americana por las Libertades Civiles del Sur de California, que acompañó a Weiner en su demanda.

El 20 de diciembre del 2006 se desclasificaron los archivos secretos del FBI sobre Lennon, entre los que se encuentra una carta de John Edgar Hover – quién fungiera de director del FBI entre 1924 a 1972 – al entonces presidente de los EE.UU., Richard Nixon. En esta carta se puede apreciar que la investigación sobre el Beatle tenía carácter político, de alto nivel de significación para el gobierno de Nixon. Una de las partes de la carta ilustra bien estos conceptos. “Lennon se ha interesado por las actividades de la extrema izquierda británica y es un conocido simpatizante de los comunistas trotskystas de Inglaterra”. La frase hace referencia a la cercanía que Lennon mantenía con los activistas de la nueva izquierda de Londres y con los escritores Tariq Ali y Robin Blackburn (Trotskystas), quienes le hicieron una entrevista publicada en el periódico trotskysta “Red Mole”, en 1970. El FBI enfatizó que los conceptos vertidos por Lennon en ese reportaje “ponían en riesgo la seguridad de Estados Unidos”.

La entrevista para “Red Mole” es por demás sugerente, John reconoce que el inicio de su carrera no tenía una postura clara respecto sus ideas, habiendo adoptado posiciones idealistas como la religión o el creer que el rock era un instrumento revolucionario que había cambiado el mundo; parte con una interesante autocrítica respecto a sus anteriores posiciones, explicando, rompiendo con mitos, que las razones para su alejamiento de los Beatles fue una decisión eminentemente política, además que la influencia que hubiese recibido de su pueblo natal Liverpool un pueblo obrero, marcó su interés y destino político, “…Siendo de clase trabajadora, siempre me interesaron Rusia y China y todo lo que se relacionaba con la clase trabajadora, aunque estaba metido en el juego capitalista. En una época estuve tan metido en la mierda religiosa que andaba por ahí llamándome comunista cristiano, pero como dice Janov, la religión es la locura legalizada. La terapia alejó todo eso y me hizo sentir mi propio dolor…”.

El hilo de la entrevista está signada por un Lennon que expresa con claridad su cercanía con las ideas marxistas, aunque por momentos Lennon, flaquea los entrevistadores se ocupan de alentarlo, así ocurre en el tema del rol del artista respecto la política obrera, bien Robin Blackburn plantea a Lennon que tanto cultura como política están ligados, que la burguesía usa como instrumento de opresión y que el artista comprometido con la clase obrera debe combatir con la cultura como si fuese su fusil.

Decíamos que la entrevista es reveladora porque muestra a un John Lennon que ha superado el pacifismo, en otro instante de la entrevista en choque frontal con su mujer, muestra su convencimiento que la vía violenta es la única manera por la cual la clase obrera tome le poder, y que además es la clase obrera la que antes y después de la revolución es motor impulsor, para hacer y sostener la revolución. Es interesante ver como la entrevista llega incluso a poner en el tapete problemas que tienen que ver con la burocratización, y el problema de qué se debe hacer para evitar esta después de la revolución.

La entrevista que le costó al Beatle ser uno más en la lista de la cacería de brujas tiene un final revelador y la copiamos textual:
¿Cómo piensas que podemos destruir el sistema capitalista aquí en Gran Bretaña, John?
“Pienso que sólo si logramos que los trabajadores sean conscientes de la posición realmente infeliz en la que se encuentran, destruyendo el sueño que los rodea. Creen que viven en un país maravilloso, con libertad de expresión. Tienen coches y televisiones, y no quieren pensar en que pueda haber algo más en la vida. Están dispuestos a que los mandamases los dirijan, a ver que a sus hijos los arruinan en la escuela. Sueñan el sueño de un ser ajeno, no es el de ellos mismos. Deberían darse cuenta de que los negros y los irlandeses son acosados y reprimidos y que ellos mismos vendrán después.

En cuanto comiencen a darse cuenta de todo eso, podremos comenzar realmente a hacer algo. Los trabajadores pueden comenzar a hacerse cargo. Como dijera Marx: ‘A cada cual según su necesidad’. Pienso que funcionaría bien en este país. Pero también tendríamos que infiltrar al ejército, porque están bien entrenados para matarnos a todos. Tenemos que comenzar todo esto desde el hecho de que nosotros mismos somos los oprimidos. Pienso que es falso, frívolo, dar a otros cuando tu propia necesidad es grande. La idea no es reconfortar a la gente, no es hacer que se sienta mejor, sino que se sienta peor, que se le muestren constantemente las degradaciones y humillaciones que sufre para conseguir lo que llaman un salario vital.”


Si bien no se sabe si llegó a militar, las aproximaciones que tuvo este artista al marxismo nos parecen interesantes y dignas de analizarse y debatir.

La entrevista completa se puede leer en (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=24226)

http://vault.fbi.gov/john-winston-lennon

http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=130401193





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario