miércoles, 15 de enero de 2014

Patadas de Ahogado

Prepotente como acostumbra ser, Marianito -de visita en Washingon, rindiendo cuentas a su jefazo- ha decidido recurrir al más tragicómico pavoneo como respuesta a la exigencia por parte de la ciudadanía vasca de acabar con la esperpéntica medida represiva que es la dispersión.

Lean esta nota al respecto publicada en Naiz.info:



El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha afirmado que no tiene «ninguna intención» de cambiar la política penitenciaria y terminar con la dispersión. Las declaraciones llegan tres días después de que 130.000 personas reclamaran en Bilbo precisamente solución y respeto a los Derechos Humanos. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se ha pronunciado sobre este asunto en una conversación informal mantenida con varios periodistas durante su visita a EEUU, según informa la agencia Efe. En la misma, Rajoy se ha mostrado tajante con su postura sobre la política penitenciaria y ha afirmado que no tiene «ninguna intención» de cambiarla.

Las declaraciones Rajoy están en línea con la primera reacción del Gobierno español tras la enorme manifestación del sábado en Bilbo, suministrada por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Desde Jerusalén, Díaz aseguró que «la política penitenciaria no va a cambiar por una o dos manifestaciones» y remarcó que esa política «se enmarca en la ley».

El líder del Ejecutivo español también se ha referido a una eventual reunión con el lehendakari, Iñigo Urkullu, y ha anunciado que por el momento no hay programada ninguna entrevista en su agenda.

O sea, Marianito se ahoga en el mar y desesperado, no vacila en agredir a quien esté cerca.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario