miércoles, 6 de noviembre de 2013

Insumisa Emilie

A la Europa de los derechos humanos le acaban de dar otra muestra lección de dignidad, esta vez de parte de Emilie Martin.

Lean esta nota publicada en Google News:

La militante vasca francesa Emilie Martin no se presentará ante la justicia española, que quiere interrogarla en una causa por "terrorismo", un año después de la polémica detención de su hermana Aurore Martin, también a petición de España, anunció a AFP la propia Emilie Martin.
"No voy a ir ante un tribunal que desprecia los derechos humanos", dijo a AFP Emilie Martin, que debía presentarse a las 09h00 GMT en Madrid ante la Audiencia Nacional.
Emilie Martin, de 28 años, precisó que fue convocada por "pertenencia a una organización terrorista, financiamiento y apología del terrorismo" en una investigación sobre Herrira, movimiento de apoyo a los presos de ETA.
Emilie Martin, una de las portavoces de Herrira, declaró a AFP que es "consciente de las consecuencias" de su actitud. "Mi ausencia va a generar automáticamente un mandato de captura europeo por parte de Madrid y Francia tendrá que decidir si lo aplica o no", dijo.
La militante vasca es hermana de Aurore Martin, cuya detención hace un año en Francia a pedido de España había provocado enérgicas reacciones en todo el espectro político francés. Para ella, Herrira, creado en febrero de 2012 y que milita por los derechos de los prisioneros vascos, ha sabido reunir "a los partidos políticos y la sociedad civil a favor del proceso de paz" en el País Vasco, y logrado el apoyo de decenas de miles de personas que se manifestaron tanto en Bayona, en noviembre de 2012, como en Bilbao, en enero de 2013. "La audiencia nacional y, con ella, España seguida por Francia, quiere romper esta dinámica para bloquear el proceso de paz", acusó.
"¿Cómo se entiende la presencia de cargos electos socialistas (franceses) detrás de las banderolas durante la manifestación organizada por Herrira en noviembre de 2012 en Bayona, cuando, al mismo tiempo, el gobierno que pertenece al mismo Partido Socialista en París sigue la política represiva de España?", añadió.
Emilie Martin empezó a militar a los 16 años en los movimientos de las juventudes nacionalistas. Fue portavoz de Segi, movimiento prohibido en España por su presuntos vínculos con ETA y disuelto en junio de 2012 en el País Vasco francés. En 2003 fue detenida para ser interrogada en Bayona en el marco de una investigación por pertenencia a ETA. Fue imputada y puesta bajo control judicial hasta 2005 y su caso fue luego sobreseído.
"Represión política"
Desde enero de 2013, es asalariada y portavoz de Herrira en Bayona. En su opinión, los motivos de su convocación ante la Audiencia Nacional son los mismos por los cuales 18 miembros de Herrira fueron detenidos el 30 de septiembre en varias ciudades españolas.
Esos 18 militantes, considerados muy próximos de ETA, fueron acusados de pertenencia a un grupo armado, de apología y financiamiento del terrorismo, pero dejados en libertad. El movimiento Herrira sigue siendo legal en Francia.
Aurore Martin, de 34 años, fue detenida y entregada a España hace un año por su participación en manifestaciones de Batasuna, movimiento prohibido en España desde 2003 por ser considerado como la rama política de ETA, pero que era entonces legal en Francia. Su entrega a España, donde fue liberada bajo fianza el 22 de diciembre de 2012, por hechos no reprensibles en Francia, desató una fuerte movilización en su favor y una ola de protestas de ediles franceses de todas las tendencias políticas. "El hecho de que yo sea convocada, después de mi hermana, por la Audiencia Nacional, no tiene que leerse como un encarnizamiento contra una misma familia. Se trata de una represión política que afecta a todo el mundo", sostuvo Emilie Martin.


Quien quiera que le haya redactado el comunicado a AFP debiera ser enjuiciado por prostituir la libertad de prensa, basta con leer el título, hace trizas el principio jurídico denominado "presunción de inocencia", y en hacer esto, criminaliza a Emilie Martin, favoreciendo así la aceptación por parte de la comunidad internacional de las medidas represivas que ella sufra a consecuencia de su decisión.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario