jueves, 9 de febrero de 2012

Saña Represiva


Mientras que el mundo entero se muestra incrédulo por la condena en contra de Baltasar Garzón, la misma maquinaria represiva que le ha defenestrado continúa machacando las vidas de los vascos. El mecanismo que les presentamos a continuación, la Ley Parot, nunca fue condenada por el gran "adalid de los derechos humanos", mas bien al contrario, se sirvió de ella como se sirvió de la incomunicación sabiendo que contaba con el contubernio de los medios de comunicación para maquillar sus acciones represivas ante la comunidad internacional.

Así pues, mientras muchos dentro y fuera de Euskal Herria apuestan por la paz, los franquistas de hoy y de siempre siguen apostando por la violencia. Lean ustedes esta nota publicada en Gara acerca de la detención de Patxi Gómez:


Encarcelado para cumplir diez años más tras pasar ya veinte en prisión
El vecino de Ortuella Patxi Gómez fue detenido ayer por la Policía española para cumplir diez años más de cárcel tras pasar ya veinte en prisión, en aplicación «a posteriori» de la «doctrina Parot». A la excepcionalidad del caso se suma que Gómez estaba en esa situación desde 2009. Herrira, Etxerat y la izquierda abertzale exigieron la puesta en libertad inmediato, como en enero de 2010 hizo el Consistorio de Ortuella, con votos incluso del PSE.
La Policía española detuvo ayer a las 11.15 en la calle Autonomía de Bilbo a Patxi Gómez para que cumpla una ampliación de la condena de diez años, dictada en base a la doctrina 197/2006, pese a que este vecino de Ortuella ya pasó 20 años en las prisiones españolas y estaba libre, si bien pendiente de esta situación, desde 2009.
Gómez fue puesto en libertad condicional en 2002, al cumplir las tres cuartas partes de la condena impuesta tras ser detenido en 1989. La decisión fue adoptada por la juez de vigilancia penitenciaria de Bizkaia Ruth Alonso. Tras permanecer un año y cuatro meses en libertad, la Audiencia Nacional decretó su ingreso en prisión con fecha de salida en junio de 2006. Sin embargo, le aplicaron la «doctrina Parot». Su defensa recurrió y fue liberado en abril de 2009, al estimar la Audiencia Nacional que ya había cumplido toda su condena. La Fiscalía presentó entonces un recurso ante esta decisión y el Supremo dictaminó en diciembre de 2009 una ampliación de diez años de la condena de Gómez. En aquel momento no fue detenido, como se temía, pero sí ha ocurrido pasados más de dos años.
En enero de 2010, el Pleno del Ayuntamiento de Ortuella, localidad de Gómez, aprobó, con los votos del PSE, PNV, EA y el edil no adscrito, una moción de apoyo en la que se rechazaba la ampliación de la condena.
El concejal del PSE Daniel Arranz, que fue gobernador civil de Bizkaia entre 1994 y 1996, argumentó entonces que esperaba que el acuerdo adoptado por el Ayuntamiento de Ortuella sirviera «de ejemplo para la búsqueda de la paz».
Recurso en el Constitucional
Según explicó a GARA la defensa de Gómez, existe todavía un recurso contra la aplicación de la doctrina 197/2006 que debe resolver el Tribunal Constitucional. Gómez fue ingresado en la cárcel de Basauri, aunque temen que se le aplique la dispersión en los próximos días.
Herrira denunció la detención de Gómez y reclamó su inmediata puesta en libertad, así como la derogación de la doctrina 197/2006. «El arresto de Patxi Gómez supone un claro ejemplo de la crueldad de la política penitenciaria vigente. El vecino de Ortuella pasó la friolera de 20 años en prisión. Sin embargo, mediante la aplicación de la doctrina 197/2006 le alargaron su condena diez años más. Ha pasado los últimos años en la calle y es público que ha participado en numerosos actos y presentaciones a favor de la construcción de una solución democrática integral al conflicto que padece Euskal Herria», añadió este organismo.
Junto a ello, Herrira destacó que la mayoría de la sociedad vasca reclama un cambio de raíz en la política penitenciaria vigente, acabando con las medidas de excepción que se aplican a los presos políticos vascos. «Por ello, tanto la detención de Patxi Gómez como la aplicación de la doctrina 197/2006 se sitúan en la dirección contraria a los deseos mayoritarios de la sociedad vasca», constató Herrira.
Etxerat, por su parte, exigió al Gobierno español la liberación de Gómez y de todos los presos a los que se haya aplicado la doctrina 197/2006 y tengan la condena cumplida, así como de aquellas que hayan cumplido las tres cuartas de la pena y los presos que padezcan enfermedades graves e incurables.
La portavoz de la izquierda abertzale Maribi Ugarteburu, por su parte, subrayó que la detención de Gómez es «una flagrante evidencia de la política de venganza que el Estado español está aplicando a los presos políticos vascos».
Así, Ugarteburu recordó que a Gómez se le alargó la condena cuando ya se encontraba en libertad «y ahora asistimos nuevamente a su detención».
Por ello, la izquierda abertzale exigió al PP «el fin de las políticas de excepción y de las detenciones políticas, así como el fin de la criminal política penitenciaria basada en criterios de excepción que se está aplicando a los presos políticos vascos de manera colectiva». Ugarteburu también exigió que se libere de manera inmediata a Patxi Gómez.


De la aplicación de la Doctrina Parot en su contra es una de las tantas perlas de la justicia española de la que Baltasar Garzón no se debe de preocupar.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario