martes, 21 de febrero de 2012

Más Honestidad Franquista


Ya ayer dedicamos el título de nuestra entrada a la candorosa y fresca honestidad de los franquistas de derechas, que sin los tapujos, traumas y complejos de sus colegas del otro lado del pasillo están poniendo los puntos sobre las íes y dejando bien claro que en la España Una Bajo Dios todo sigue atado y bien atado.

¿No nos creen?

Lean esta nota publicada en inSurGente:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado esta tarde que cuando por la mañana habló de "excesos" en relación con los incidentes de Valencia entre la policía y los manifestantes se refería "de manera muy especial a los que cometen los radicales y violentos que aprovechan determinadas circunstancias para hacer cosas que no deben". 
"Ya he dicho que nosotros estamos para controlar los excesos y no para excedernos en el control. Ya lo he dicho y está dicho para personas inteligentes, pero que quede claro que cuando hablo de los excesos, estoy hablando de manera muy especial de aquellos radicales y violentos que aprovechan determinadas circunstancias que no deben hacer en ningún momento", ha aclarado en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados. 
A primera hora de este martes en declaraciones a Cataluña Radio, el ministro aseguró que junto a los estudiantes que protestaron el lunes en Valencia había infiltrados "radicales y violentos" que son los que, a su juicio, crean los problemas, y ha admitido que eso ha provocado "algún exceso y alguna actuación desafortunada por parte de algún policía". 
"Cuando digo controlar el exceso lo digo por el exceso de quienes se puedan manifestar de manera violenta e incluso agresiva, y también de quienes puedan, desde las filas de la policía, tener una actuación que a lo mejor ha sido excesiva: lo estudiaremos", decía en esta entrevista matinal recogida por Europa Press.  
"Procuremos que las aguas vuelvan a su cauce. Moderación y prudencia es lo que le conviene a todos y yo como ministro quiero transmitir un mensaje de prudencia y que la moderación vuelva lo antes posible", ha dicho el ministro por la tarde en el Congreso, donde ha abogado por defender "siempre las leyes y que todos los ciudadanos puedan disfrutar de los derechos constitucionales, de los que tienen derecho manifestarse y los que tienen derecho también a que sus derechos sean garantizados por las fuerzas de seguridad". 

Vaya hombre, y nosotros pensando que se refería a los policías que tan compasiva y humanamente trataron a los insidiosos y siniestros pseudo-estudiantes que se manifestaban en contra de la educación. Pero no, resulta que en su infinita bondad y sabiduría (de esa que ya habíamos comentado antes) Fernández Díaz nos deja claro quienes son los que ponen en peligro la democracia, el progreso y todo aquello que se considera sagrado para occidente, aquí una foto de esos miserables que se atreven a mancillar la heroica gesta de Francisco Franco continuada gallardamente por Don Juan Carlos:




Que los gandhianos progres indignados del 15-M vayan poniendo sus barbas a remojar.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario