sábado, 18 de febrero de 2012

Bipolaridad Jeltzale

Un día los del PNV son más españolistas que los del PPSOE y al siguiente más vasquistas que... bueno, digamos que Xabier Arzalluz. 

¿No entienden?

Bueno, lean esta nota publicada en Deia:


Izaskun Bilbao cree cuestión de tiempo que Europa reconozca el derecho de autodeterminación. La europarlamentaria advierte de que la situación económica del Estado español supone "un lastre".
U. Muñoz
"En la política y en las leyes no hay nada estático". Con este leit motiv, la europarlamentaria del PNV Izaskun Bilbao defendió ayer en una conferencia la necesidad que tiene Euskadi de mirarse en "el espejo" de Escocia. La propuesta que el primer ministro escocés, Alex Salmond, ha realizado de forma unilateral para celebrar en otoño de 2014 un referéndum de autodeterminación que posibilite soltar amarras con Londres debe, a juicio de la representante jeltzale en Europa, servir de ejemplo para Euskadi. "Tenemos que apostar por una Unión Europea en la que todos nos sintamos cómodos si no agredimos a nadie", enfatizó Bilbao. Pese a reconocer que, a corto plazo, las naciones sin Estado aún tienen mucho camino por recorrer para que las instituciones de la UE les den cobijo en su seno, consideró que, más pronto que tarde, el derecho de autodeterminación se podrá ejercer sin las polémicas que genera en la actualidad. "Es cuestión de tiempo", enfatizó.
Presentada por el presidente del EBB, Iñigo Urkullu, y ante invitados como el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, los diputados en el Congreso Josu Erkoreka y Emilio Olabarria, el senador Iñaki Anasagasti, o representantes del mundo empresarial como la secretaria general de Confebask, Nuria López de Guereñu, la europarlamentaria del PNV recordó que, durante su puesta en marcha, los diferentes estatutos de Autonomía fueron recibidos con incredulidad. El paso de los años -continuó Bilbao- ha demostrado que este marco político podía aplicarse, hasta el punto de que se puede dar por amortizado en el caso de la CAV. El siguiente peldaño debe ser, según indicó, que los ciudadanos de las distintas naciones sin Estado puedan elegir en las urnas la relación que quieren mantener de cara al futuro: "Dentro de unos años será algo normal hablar del derecho de autodeterminación y de la libertad de los pueblos, aunque hoy resulta altisonante".
El futuro de Escocia y su posible independencia han sacudido el engranaje institucional de la UE. Para la Unión Europea, la escisión interna de un Estado miembro es terreno desconocido. En el más de medio siglo de vida que lleva en marcha la construcción europea no se ha dado ningún caso. Es más, el Tratado no contempla esta posibilidad. Un contexto que para Izaskun Bilbao no es tan relevante para decidir lo que puede pasar en el futuro con el resto de naciones sin Estado. Como muestra de este cambio de opinión en los órganos de poder de la Unión Europea, la expresidenta del Parlamento Vasco recordó la independencia de Kosovo. A día de hoy, el Estado español es de los pocos que siguen sin reconocer al nuevo país, algo que, a su juicio, se debe al miedo que las autoridades españolas tienen a que pueda suponer un germen para que nacionalistas vascos y catalanes opten por elegir la puerta de salida y apuesten por la independencia.
Y si, a juicio de la europarlamentaria jeltzale, el futuro de Euskadi como nación lo deben decidir sus ciudadanos en las urnas, más primordial resulta que su identidad económica mantenga su presencia. Para ello, según indicó, es clave que la actual coyuntura económica del Estado español deje de frenar la evolución de la economía vasca. "España tiene mucho déficit y su mala situación nos hace mucho daño. España está siendo un lastre para Euskadi", advirtió Bilbao, tras defender la compatibilidad de una Europa más fuerte con una descentralización que dé mayor peso a agentes como Euskadi, Catalunya o Flandes: "No son pocas las regiones o nacionalidades que son mucho más eficientes, innovadoras y eficaces en la promoción de nuevos modelos de crecimiento que los estados a los que pertenecen. Y Euskadi tiene una identidad económica perfectamente definida y muy diferente a la del Estado en que se integra. Es visible porque es económicamente viable".
Programa 'Peace'
Sobre el nuevo tiempo abierto en Euskadi tras el cese definitivo de la actividad armada de ETA, Izaskun Bilbao expresó su deseo de que las instituciones europeas "nos acompañen" en el recorrido de la pacificación mediante la puesta en marcha de una versión vasca del programa Peace. Eso sí, dirigió buena parte de sus palabras sobre el final de la organización armada a los que la han respaldado durante décadas: "Los violentos nos deben mucho. Para empezar, tienen que asumir su responsabilidad por la muerte y las heridas de las víctimas y el dolor gratuito que ellos, solo ellos, han generado".
En la misma línea que Bilbao, el presidente del EBB defendió la implicación de las instituciones de la UE en la pacificación de Euskadi, al tiempo que destacó el sentimiento europeísta de su partido. "Para el PNV es fundamental tener representación en el Parlamento europeo", aseveró Iñigo Urkullu.

Los escoceses mantienen una relación a dos carriles con Euskal Herria, por un lado encuentran inspiración en la ya larga lucha de los vascos por recuperar la soberanía de su estado Nabarra y por otro han estado acompañando el proceso de paz como una muestra de que los pueblos originarios necesitan solidarizarse entre ellos para lograr así la descolonización contemplada por la ONU en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. 

Así que resulta no menos que sorprendente venir a enterarse que los jeltzales se están viendo en espejos escoceses cuando por lo general tras lo que andan es de cuentas de vidrio a cambio de mantener su postura en contra de la articulación con las fuerzas soberanistas vascas.

Pero bueno, deben ser felices en su mundo de fantasía.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario