sábado, 4 de febrero de 2012

Brian Currin y Sortu

Les pedimos disculpas, pero cada vez que el régimen borbónico franquista (que al estilo de película hollywoodense está jugando al policía malo por medio del PP y al policía bueno por medio del PSOE) ningunee al Grupo Internacional de Contacto y especialmente cuando ataque al sudafricano Brian Currin como lo ha hecho el vasquito Antonio Basagoiti, nosotros le recordaremos al mundo con cuanta emoción le aplaudió Sofia Grecia de Borbón a Nelson Mandela durante la ceremonia de clausura del Mundial de 2010.

En el ABC han publicado esta nota acerca de la apuesta del GIC por la legalización de Sortu como un paso positivo para la consecución de la paz en el diferendo político entre el pueblo vasco y el estado español. Aquí lo tienen:


El denominado "Grupo Internacional de Contacto", liderado por el abogado sudafricano Brian Currin, ha defendido hoy la legalización de Sortu para que un "nuevo" Parlamento Vasco pueda iniciar "un diálogo resolutivo" sobre la paz y la normalización política tras el cese de la actividad de ETA.
Este grupo llegó el pasado miércoles a Bilbao con el objetivo de mantener encuentros con distintos agentes para intentar organizar una futura reunión entre todos los partidos vascos sobre paz y normalización.
Estaba previsto que el grupo liderado por Currin, cuya labor no reconoce oficialmente el Gobierno, se reuniera con representantes de todos los partidos políticos a excepción del PP vasco, cuyo presidente, Antonio Basagoiti, afirmó ayer que el abogado sudafricano "no pinta nada y sólo puede trabajar a favor de parte".
En una nota, este grupo ha afirmado hoy que la puesta en marcha de "un proceso de diálogo resolutivo" corresponde a los partidos e instituciones vascas.
Ha defendido que, dado que "no todos los sectores políticos están representados" en la actual Cámara vasca -en alusión a que la izquierda abertzale de la antigua Batasuna no tiene representación-, los contactos que pudieran iniciarse ahora "no serían exclusivos y, por tanto, tendrían una carencia de legitimación".
Por ello, ha deseado que Sortu -el partido de la izquierda abertzale no aceptado por el Tribunal Supremo- sea legalizado "en un plazo lo más corto posible" y pueda presentarse a las próximas elecciones, para que todos los partidos puedan estar representados en el Parlamento de Vitoria.
A partir de ese momento, ha señalado el grupo, "un diálogo resolutivo para abordar el conflicto será posible".
Hasta entonces, el grupo de Currin ha animado a los partidos a "trabajar en la preparación de un diálogo resolutivo" y les ha emplazado a crear "comunicación y confianza" mediante "conversaciones informaciones y estables".
Ese "diálogo sobre el diálogo" que deben activar los partidos permitirá, a su juicio, "asentar las bases para que el nuevo Parlamento pueda afrontar este reto".
El "Grupo Internacional de Contacto", que hoy ha finalizado su visita a Euskadi, ha anunciado que continuará "alentando" a los partidos en este sentido y que sus miembros están "a su disposición para asesorar o ayudar si son requeridos".
Además de Currin integran el grupo la baronesa norirlandesa Nuala O'Loan; el que fuera secretario general de Interpol entre 1985 y 2000, Raymond Kendall; el profesor suizo experto en derechos humanos Pierre Hazan; la criminóloga inglesa experta en la prevención de la tortura Sylvia Casale; y el israelí Alberto Spektorowski, quien fue asesor del ministro de Asuntos Exteriores de Israel Shlomo Ben-Ami durante las negociaciones de paz con los palestinos de 2000.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario