jueves, 7 de junio de 2007

Los Esbirros de Zapatero y Borbón

En la comunidad internacional se tiene la muy equivocada idea de que Zapatero es un hombre de paz. Pues bien, esto es lo que pasa en Euskal Herria mientras él es el ministro de más escalafón en el gobierno de Juan Carlos Borbón quien es a su vez el comandante supremo de las Fuerzas Armadas del Estado Español.

Esta nota ha sido publicada en Gara:

Militares españoles lanzan amenazas de muerte en la herriko taberna de Mungia

Tres militares españoles retuvieron, amenazaron de muerte e insultaron en la tarde del domingo, durante unos 40 minutos, a la persona que atendía la herriko taberna de Mungia, tal como se recoge en la denuncia por la que un juzgado ha abierto diligencias previas.

GARA

Tres personas, según todos los indicios militares españoles, retuvieron, amenazaron de muerte e insultaron en la tarde del domingo, durante unos 40 minutos, a la persona que atendía la herriko taberna de Mungia, como se recoge en la denuncia formalizada en la comisaría de la Ertzaintza de Gernika-Lumo a raíz de la que se van a abrir diligencias previas en un juzgado.

Posteriormente, a consecuencia de una llamada telefónica a la Ertzaintza en la que se denunciaba la agresión, los agresores fueron identificados y cacheados por una patrulla de la Policía autonómica, que los dejó en libertad. El lunes por la tarde los militares volvieron de nuevo a los locales de Mungiberri, aunque en esta ocasión no protagonizaron ningún incidente.

Los hechos se produjeron a las 17.15 del domingo, antes de la hora de apertura del local, cuando tres personas comenzaron a golpear la puerta. Más tarde, tras abrir al público, accedieron al interior de la herriko, acompañados de un perro de raza pastor alemán, pidiendo una consumición, gritando «¡Viva España!» y preguntando al joven acerca de las fotografías que había en el local y sobre Iñaki de Juana.

A partir de ahí, comenzaron los insultos y las amenazas, al tiempo que hacían amago de propinarle un golpe en la cabeza, que finalmente llegó a impactar en la cabeza del tabernero sin causarle daño. Antes, según se recoge en la denuncia, comenzaron a espetarle con frases como «tu estás aquí por plomo y yo también tengo plomo, así que ten cuidado o te pegaré dos tiros, a ti y a quien me lleve la contraria» o «¡Viva España! ¡Viva la Legión!».

Fue entonces cuando una de las personas le mostró un carnet de militar, a la vez que le espetaba «ves, un militar ha entrado en tu puta herriko». Los gritos de los agresores fueron en aumento y la víctima comenzó a temer por su integridad física, al igual que un cliente que se encontraba en el establecimiento.

Huida por otra puerta

Los insultos y amenazas se sucedieron hasta que, según se recoge en la denuncia ante la Ertzaintza, la víctima vio un bulto en el costado de una de las personas, lo que le llevó a pensar que era una pistola, momento en el que el joven se marchó a la cocina del local y escapó atemorizado por otra puerta.

Tras recibir un aviso telefónico, una patrulla de la Policía autonómica localizó a los presuntos militares, procediendo a su cacheo e identificación, aunque no fueron detenidos. Posteriormente, se conoció que los tres también habían protagonizado otro incidente en otro establecimiento hostelero de la localidad vizcaina al amenazar a un joven que vestía una camiseta en favor de los derechos de los presos políticos vascos.


De Borbón no podemos esperar mucho mas que lo arriba descrito, pero de Zapatero se esperaba "democracia de buen talante". Y bueno, de Balza y la vergonzosa actuación de la Ertzaintza dejando escapar a estos tres delincuentes uniformados ya que podemos decir.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario