martes, 13 de enero de 2015

Todos Contra la Redada

Por medio de Naiz traemos a ustedes este reportaje en el que se suman las declaraciones volcadas por diferentes actores del espectro político vasco con respecto a la redada llevada a cabo por la Guardia Civil en contra de los abogados de los presos políticos vascos:


La operación policial que la Guardia Civil está llevando a cabo en varios puntos de Euskal Herria ha generado reacciones entre los agentes políticos, sociales y sindicales del país. La mayoría de ellos coinciden en rechazar la detención de una docena de abogados y otros cuatro ciudadanos vascos.

La operación policial que la Guardia Civil está llevando a cabo en diferentes puntos de Euskal Herria ha generado reacciones entre varios agentes políticos, sociales y sindicales. La mayoría de ellos coinciden en rechazar el operativo que se ha saldado con la detención de una docena de abogados y otros cuatro ciudadanos vascos.

El diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, ha denunciado a través de su cuenta de Twitter que dicha operación «demuestra el grado de democracia que padecemos». Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha considerado que el Estado español responde de la manera «más miserable» a las demandas de derechos humanos y «ansias de paz de este pueblo».

También el diputado de Amaiur Sabino Cuadra ha valorado el operativo policial en términos de respuesta. Según ha señalado ante los medios en frente de la sede de la Delegación española en Iruñea, la operación de esta mañana «es la respuesta del Gobierno a la manifestación del sábado». «Es un ataque a la paz y a la libertad», ha añadido.

La ola de reacciones ha llegado hasta el Estado francés a través de la diputada en París Colette Capdevielle (PS), quien ha denunciado la detención de los abogados. «Los derechos de la Defensa son derechos fundamentales», ha señalado en su cuenta de Twitter.

A la diputada del PS se le ha sumado también en Ipar Euskal Herria Alice Leicieagueçahar (Europe Écologie-Berdeak), quien ha escrito en su Twitter «todos somos Charlie, menos en el País Vasco».

EH Bai ha expresado su «firme» denuncia de la operación policial y ha criticado que el Gobierno español «está en contra de la paz y quiere obstaculizar la solución del conflicto una y otra vez, utilizando para ello una política de venganza».

En nombre del EBB del PNV, Joseba Egibar, ha denunciado que operaciones judiciales y policiales como la llevada a cabo este lunes «nos retrotraen al pasado». «Tres años después de que ETA cesara en su actividad violenta, resulta inconcebible que se mantengan actuaciones excepcionales basadas en el principio acusador de que todo es ETA», ha criticado.

Tras señalar que desconocen las acusaciones concretas que pesan sobre los detenidos, ha exigido que las mismas sean soportadas por pruebas «inequívocas y reales, que ajusten a derecho las medidas adoptadas».

La presidenta del PP de la CAV, Arantza Quiroga, ha sido la única en defender la operación policial. Según ha afirmado, en declaraciones a los periodistas a su llegada a la sede del partido para participar en el Comité Ejecutivo Nacional, las detenciones «muestran que el Estado, como es su obligación, sigue luchando contra la banda terrorista y contra quienes actúan bajo su paraguas».

El PSE ha puesto el punto de mira sobre ETA al afirmar que sin ella no se habrían producido operaciones policiales como la de hoy, y ha añadido que con su disolución «se acabará con las acusaciones de pertenendia armada».

Alternatiba, que se ha pronunciado a través de una nota de prensa, ha afirmado que las detenciones son «una cortina de humo ante la descomposición democrática del Estado». Por su parte, Aralar ha señalado que las detenciones se fundamentan «en la dinámica de un estado fascista», y ha añadido que «no existe ninguna justificación jurídica».

En nombre de Ezker Anitza-IU, Iñigo Martínez, ha mostrado su más enérgico rechazo a la operación y ha afirmado que estas actuaciones «nos retrotraen a épocas anteriores que deberían estar ya superadas». «La política del Gobierno y del PP se parece más a una política de cerrazón y de venganza, que a una política responsable ajustada a derecho, a los tiempos y al escenario actual», ha explicado.

También Podemos Ahal Dugu se ha sumado a la ola de reacciones. En un tweet, sin mención directa a las detenciones, ha manifestado que «siempre» estarán «por la defensa de los derechos humanos de todos y en todos momento», y que quien conculque esos derechos, «nos tendrá enfrente».

El coordinador de Lokarri, Paul Ríos, ha asegurado que con esta operación «nos quieren arrastrar al pasado», y ha hecho una petición a los responsables de la misma: «Que nos dejen convivir en paz».

Anaiz Funosas, de Bake Bidea, ha expresado su «preocupación» con los arrestos porque «los abogados son personas que trabajan por el proceso de paz, son actores por la resolución del conflicto y con su arresto se vulnera el derecho a la defensa».

Desde Eleak han afirmado sentirse «cansados» ante la respuesta que una y otra vez da el Gobierno español a las ansias de voluntad y solución que manifiesta la sociedad vasca. «Estamos cansados de los ataques contra los derechos fundamentales de las personas, cansados de que hagan oídos sordos a los pasos que da este pueblo».

Ernai ha recordado que mientras algunos –en alusión al Gobierno español– están pidiendo «libertad y defensa de los derechos humanos» para otros pueblos, muestran su cara «más oscura» a la ciudadanía vasca. Por ello, ha afirmado que la foto de Rajoy en París con otros líderes mundiales «es una gran muestra de hipocresía».

Por su parte, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, en declaraciones realizadas a los periodistas frente a la sede del sindicato –registrada por la Guardia Civil– ha considerado que la operación «es la respuesta a la movilización del pasado sábado», y ha instado a las instituciones y a los agentes vascos a trabajar conjuntamente, «porque esto no se puede aceptar».

ELA, mediante una nota de prensa, ha exigido la puesta en libertad de todos los detenidos en la operación, al tiempo de rechazar el «impulso político» de esta redada. «El PP –acosado por los incontables casos de corrupción y por las muy desfavorables encuestas electorales– ha decidido galvanizar la opinión pública española con una nueva espiral represiva para Euskal Herria», ha puntualizado.

Para STEE-EILAS, la operación busca «crear miedo, inseguridad y rabia», por lo que ha pedido que se suspendan «de manera definitiva todas estas actuaciones, surgidas por impulsos políticos». A su entender, los detenidos «deben quedar en libertad inmediatamente».

Las reacciones, al instante

La operación de la Guardia Civil ha arrancado a las 7.00 de la mañana y las reacciones se han sucedido al instante. A través de Twitter, de declaraciones a los medios de comunicación o de emisoras de radio, los agentes políticos y sociales vascos no han tardado en valorar las detenciones.

En Twitter, por ejemplo, el hashtag #AbokatuakLibre ha llegado a ser trending topic en el Estado español.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario