lunes, 19 de enero de 2015

23F Redux

El régimen español busca reinventarse pues la tétrica mascareta que decidió usar tras la muerte de Francisco Franco ya no le funciona del todo bien. Recordemos el ajuste "estético" al que tuvieron que recurrir aquel 23 de febrero.

Pues bien, en la página de La Información han publicado esta nota que muestra que ya no engañan a nadie, o por lo menos, ya no engañan a los que no se dejan engañar.

Lean:



El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha denunciado un "autogolpe político en el Estado español" donde los "poderes fácticos marcan las líneas" con el objetivo de llevar a cabo medidas "que intenten de cualquier manera parar cualquier posibilidad de cambio tanto en Euskal Herria, como en Cataluña, pero también en el Estado español".

En una rueda de prensa en San Sebastián, Barrena ha considerado que el Estado español se encuentra en "pleno proceso de descomposición" y "lejos de profundizar en las reformas emprendidas en el 78 está en un claro proceso de involución política, sobre todo en lo que se refiere a los derechos civiles y ciudadanos".

El dirigente abertzale ha denunciado el "acelerón represivo" que se ha producido en las últimas semanas con la detención de abogados de presos, el juicio contra 35 militantes de la izquierda abertzale que tenía que haberse iniciado el pasado lunes o la decisión del Tribunal Supremo en torno al doble cómputo de penas.

En ese sentido, se ha referido a la detención del miembro de ETA Santiago Arrospide, 'Santi Potros', y ha considerado que este arresto "sólo se puede entender dentro de ese ansia de venganza desde la cual el Estado planifica su actuación en este país".

"Una persona que ha estado 27 años encarcelada y que a las dos semanas de ser puesta en libertad vuelve a ser detenida tras la fabricación de nuevas acusaciones sobre supuestos hechos ocurridos hace 27 años", ha afirmado, para añadir que "estamos hablando una vez más de fabricación de nuevas acusaciones contra personas cuando las decisiones judiciales que se toman sobre su situación no gustan al poder establecido, en este caso, al Gobierno de Madrid y al PP".

"Autogolpe"

El portavoz de Sortu ha considerado que "estamos ante un autogolpe político en el Estado español" y ha asegurado que los "poderes fácticos, esos que nunca se presentan a las elecciones pero siempre marcan las decisiones que toman los que gobiernan, han decidido que tienen que marcar el terreno en el comienzo de un año que se presenta favorable a los cambios políticos".

A su juicio, analizar todo lo que está sucediendo en torno a las necesidades electorales y la posición política que pudiera tener el PP sería "un enorme error" porque, según ha insistido, "estamos ante una estrategia que tiene razones bastante más profundas".

"Hay indicios que nos llevan a pensar que estamos ante un autogolpe que tiene mucho que ver con aquello que pasó aquel 23F", ha remarcado el dirigente abertzale, quien ha considerado que el objetivo es poner en marcha una serie de medidas "que intenten de cualquier manera parar cualquier posibilidad de cambio tanto en Euskal Herria, como en Cataluña, pero también en el Estado español".

En su opinión, "están gobernando desde la excepcionalidad, legislando como en el caso de la 'Ley mordaza', forzando a los jueces para que tomen decisiones políticas, deteniendo a abogados que se dedican a la defensa de personas imputadas por casos de motivación política, fabricando nuevas acusaciones cuando las decisiones que toman los jueces no son del agrado del Gobierno del PP y golpeando, una tras otra, contra todas las posibilidades de cambio que se puedan abrir en este país".




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario