lunes, 11 de mayo de 2009

Cada Fotografía Es Un Reflejo

Este texto ha sido publicado en Kaos en la Red:

El Movimiento pro Amnistia se reafirma en su trabajo de solidaridad hacia los y las presas politicas vascas

Cada fotografía de los presos políticos vascos, es un claro reflejo del conflicto político que vive nuestro pueblo. Existen presos políticos porque existe un conflicto

Movimiento Pro-Amnistia

No es nueva la decisión que ha tomado el gobierno español para castigar la solidaridad con los y las presas políticas vascas. En los últimos años, miles de ciudadanos han sido perseguidos brutalmente por salir a la calle en defensa de los derechos de los y las presas políticas vascas. Varias movilizaciones han sido agredidas, cientos de personas han sido identificadas, retenidas o detenidas mientras hacían labores de denuncia o de propaganda. También podríamos hablar de las agresiones que han sufrido familiares y amigos de camino a las visitas: Autobuses apedreados, ruedas pinchadas, controles, provocaciones y trabas por parte de los funcionarios de prisiones... serían algunos ejemplos.

El pasado año, dieron un paso significativo en su particular cruzada contra la solidaridad. 27 ciudadanos y ciudadanas vascas del Movimiento Pro Amnistía fueron juzgados en la Audiencia Nacional, y 24 de ellos fueron condenados a prisión. Entonces dijimos alto y claro que se estaba juzgando y condenando la solidaridad con los presos. Consideraron la solidaridad como terrorismo, y por ese camino avanzan actualmente.

Durante las últimas semanas estamos siendo testigos de la persecución que están haciendo a las fotografías de los y las presas políticas en toda Euskal Herria. Ahora están quitando las fotos, pero es evidente que tienen planificados los pasos siguientes para intentar acabar con la solidaridad.

En el fondo, el objetivo de todo esto, no es más que liquidar el colectivo de los y las presas políticas vascas; y en esta lógica entendemos la campaña que están realizando con las fotografías de los y las presas. Quieren romper el colectivo, y para ello están actuando en la calle, y como no, en prisión. Esta misma semana, los y las presas políticas de Algeciras han tenido que emprender una huelga de higiene para luchar contra las durísimas condiciones de vida de la prisión, mientras la Ertzaintza acudía de noche a varios domicilios de Donostia con la orden de quitar las fotografías de los y las presas políticas.

La política penitenciaria está diseñada con el objetivo de destruir el colectivo, y entendemos en esta dirección todos los movimientos que están haciendo tanto en la calle como en las prisiones. Han impuesto la cadena perpetua en la práctica, mantienen a los y las presas políticas gravemente enfermas en prisión y siguen con la política de dispersión. La persecución es el pan de cada día en las cárceles, y en los pueblos y barrios, quieren prohibir y acallar la denuncia de esta grave situación y la solidaridad hacia los que la padecen.

En estos días, el nuevo lehendakari de la CAV, Patxi Lopez, ha adquirido el compromiso de Quitar espacios de impunidad al terrorismo. Ha llegado al poder gracias a la represión, y ha anunciado mayor represión para los próximos años. Sabemos que sus prioridades van a ser hacer desaparecer el apoyo y solidaridad hacia los y las presas políticas vascas, así como hacer desaparecer la denuncia de la política penitenciaria de los estados. Queremos que el señor Lopez tenga claro que somos miles los y las ciudadanas que estamos alimentando la solidaridad hacia los y las presas políticas vascas. Somos miles las personas que visitamos a presos, acudimos a manifestaciones, y les escribimos. Somos miles las personas que denunciamos la política penitenciaria con nuestro trabajo diario. Amplios sectores de este pueblo han exigido acabar con la política de exterminio de los presos políticos. El movimiento de solidaridad con los y las presas tiene raíces profundas en nuestro pueblo. Que no lo amenacen con nuevos ataque represivos, porque no van a conseguir su objetivo.

Cada fotografía de los presos políticos vascos, es un claro reflejo del conflicto político que vive nuestro pueblo. Existen presos políticos porque existe un conflicto, y mientras haya presos, habrá fotografías suyas en calles, bares, carreteras y otros lugares de toda Euskal Herria.

Para terminar queremos realizar un llamamiento ha seguir participando en la campaña de recogida de firmas que se está realizando en pueblos y barrios de toda Euskal Herria, así como a participar en las diferentes movilizaciones e iniciativas que se celebrarán en favor de los derechos de los y las presas políticas vascas.
.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario