viernes, 8 de mayo de 2009

El Ejército Español en Gernika

Anoche en TVE mencionaron que la única nota "discordante" durante la toma de posesión como lehendakari de la CAV por parte de Francisco López la había dado Aralar, no ahondaron en ello. Hoy, a través de esta nota publicada en Aralar desentrañamos ese misterio:

Aintzane Ezenarro (Aralar) dice que "invitar" al Ejército a Gernika "sin haber pedido perdón por lo ocurrido" constituye "una provocación"

La portavoz de Aralar en el Parlamento vasco, Aintzane Ezenarro, denunció este viernes la "provocación" que supone "invitar" al Ejército a la toma de posesión del nuevo lehendakari y "acudir" a Gernika "sin haber pedido perdón por lo ocurrido", en alusión al bombardeo de la villa foral en 1937.

Entrevistada en ETB, Ezenarro explicó que los representantes de su grupo no se pusieron en pie cuando Ibarretxe entregó la makila a López como gesto de "protesta" ante la formación de "un Gobierno que excluye a la mayoría social y política del país" y que "ha llegado a ostentar el cargo en base a manipular las reglas del juego de la democracia".

Además, posteriormente abandonaron el pleno por "el nulo respeto mostrado al euskera por la mesa del parlamento, y en especial, por la presidenta" y porque "había una presencia que nada tenía que ver con la voluntad popular de la sociedad vasca", en alusión a los representantes del Ejército y las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Frente a quienes consideran que su gesto constituyó "una falta de respeto", Ezenarro afirmó que "la falta de respeto" fue la que se produjo con el euskera, "una lengua oficial, hay que recordar al PSE y al PP, y no fue respetada". "Apenas hubo intervenciones en euskera", lamentó.

La segunda "falta de respeto" fue, a su juicio, "la presencia del Ejército español en las Juntas". "No sólo en lo que es la cuna de los derechos históricos de este país, sino también el referente del sufrimiento generado por los fascistas. Que unos hayan invitado al Ejército y que otros hayan acudido a las Juntas de Gernika sin haber pedido perdón por lo ocurrido nos parece una falta enorme de respeto y una provocación", manifestó.

Sobre los cambios introducidos en la ceremonia, recordó que el PSE ya había advertido de que "iban a intentar que el cambio se visualizara desde los primeros momentos y han querido que se visualizara primero en todo lo que es la simbología tanto propia del país como ajena, del Estado español". En este contexto incluyó los cambios que Patxi López introdujo en el acto de toma de posesión en Gernika, aunque "luego le hayan querido dar un toque de modernidad diciendo aquello de 'hemos renunciado a lo confesional'".

"No ha sido así. Han querido traer toda la parafernalia española. Había casi más cargos de fuera que de dentro del País Vasco. Me parece que hay que cuidar los porcentajes de la presencia propia y ajena y en este caso estaba todo muy calculado para que aquello se viera como la Reconquista española justo en la cuna de los derechos históricos del pueblo vasco", dijo.

Insistió en que a lo largo de la jornada de ayer todo "estaba muy diseñado" y se buscó, "de alguna forma, visualizar a través de la simbología el cambio". "La simbología vasca queda reducida en una esquina y lo que viene, con toda la parafernalia es la simbología española", explicó.

Ezenarro también censuró a López su alusión a la Corona española porque "si algo es arcaico y extraño en esta tierra es la Corona". "Que no se nos argumente diciendo eso de que se ha querido dejar lo obsoleto, porque si hay algo obsoleto, eso es la Corona española", concluyó.

Exenarro calificó hoy de "poco afortunadas" e "incoherentes" las manifestaciones del dirigente socialista José Antonio Pastor sobre el "cierre de la transición" tras el cambio de Gobierno en Euskadi y denunció la intención del PSE de trasladar a los vascos que "se ha cerrado el melón abierto en la transición".

Ezenarro recordó que el mismo día que Pastor realizó esas declaraciones, "fue desautorizado" por su compañero Ramón Jáuregui. Además, consideró que, en ocasiones, algunos representantes políticos "quieren ser muy solemnes en sus declaraciones" y "han sido poco afortunadas".

"Pero también -agregó- han sido incoherentes con lo mantenido hasta ahora porque, cuando ha habido declaraciones, desde otro punto de vista, diciendo que la calidad de la democracia española era insuficiente, ellos siempre han insistido en que estamos en un Estado democrático".

Para la portavoz de la formación abertzale, la frase pronunciada por Pastor "entra en clara contradicción con lo que han venido manteniendo hasta ahora".

Pero lo que "realmente" preocupa a Aralar es "lo que está detrás" de declaraciones de ese tipo, y consideró que el PSE "está intentando trasladar a la sociedad vasca que aquí se ha cerrado un ciclo". "Un ciclo -indicó- que es el de la transición inacabada, que no cerró bien, porque a día de hoy no tenemos un marco de convivencia acordado por todos, y en el que todos podamos estar cómodos".

A su juicio, se pretende comunicar que "con la llegada de los constitucionalistas del frente español al Gobierno vasco se ha cerrado el debate, se ha cerrado el melón que se abrió en la transición". Por esta causa, animó a "todos los abertzales" a advertir que, pese al cambio de gobierno, "no se cierra el debate que sigue pendiente en este país".


Lo único que le queremos recordar a Aintzane Ezenarro es que el estado español nunca ha aceptado su parte en el bombardeo de Gernika y por lo tanto no ve razones para pedir perdón por algo que hicieron "los rojos". Ustedes desde Aralar decidieron cerrar filas con el PSOE, el PP y el PNV en eso de condenar "la violencia vasca" allanando así el camino para la ilegalización de Batasuna primero, de EHAK y ANV después y de D3M en la farsa electorera más reciente. Les recordamos aquello de que "tanto culpa el que mata la vaca como el que le agarra la pata".

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario