viernes, 8 de diciembre de 2006

Sindicalismo y Solución Democrática

Ya que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a apostado por la inmovilidad y dado continuismo a la estrategia represiva de baja intensidad los sindicatos y centrales obreras vascas han decidido llamar a la ciudadania para apoyar y fortalecer el proceso de paz, he aquí esta nota al respecto publicada en Gara:

ELA y LAB impulsan una movilización por una solución democrática

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, ELB e Hiru han convocado para el próximo jueves en Bilbo una asamblea de delegados para denunciar «los graves ataques contra los derechos» y reivindicar «una solución democrática» al conflicto mediante el reconocimiento del derecho de decisión. Tras ese acto, dará inicio una manifestación que pasará frente a la Subdelegación del Gobierno español y finalizará ante el Palacio de Justicia. La convocatoria se dio a conocer el mismo día en que el Tribunal Supremo español estableció en un auto que reunirse con Batasuna no supone delito alguno, lo que el Ejecutivo del PSOE fue valorado como la apertura de «un camino».

BILBO

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, ELB e Hiru dieron a conocer que celebrarán el jueves de la próxima semana una asamblea de delegados para denunciar tanto los «graves ataques» que se están produciendo contra «los derechos humanos, civiles y políticos más básicos» como la negación de «una salida democrá- tica» al conflicto.

Este acto se celebrará por la mañana ­la hora exacta está todavía sin concretar­ en el Cine Ayala de Bilbo. A su término dará inicio una manifestación que ­bajo el lema «Ez zanpatu eskubiderik, konponbideari eutsi. Por el respeto de los derechos, por una solución democrática»­ recorrerá las calles de la capital vizcaina pasando frente a la Subdelegación del Gobierno español y finalizando ante el Palacio de Justicia.

En esta asamblea tomarán la palabra responsables de las centrales convocantes, entre ellos los respectivos secretarios generales de ELA y LAB, José Elorrieta y Rafa Díez.

En el comunicado remitido para anunciar esta convocatoria se subrayaba la «preocupación» que suscita la situación actual, al observar que «no se está jugando con la fuerza necesaria la apuesta por la resolución. Parece, por el contrario, que son los factores contrarios al proceso los que se están reforzando».

Los sindicatos ven que «por una parte se niega a nuestro pueblo una salida democrática: unos, porque niegan la existencia misma de un problema político; otros, porque se cierran a cualquier posibilidad de que la resolución del problema político venga de reconocer lo que la ciudadanía vasca decida democráticamente».

Constatan, por otra parte, que «los derechos humanos y los derechos civiles y políticos más básicos están siendo objeto de graves ataques». A pesar de ello, las centrales señalan que «no debe perderse esta oportunidad ni dejar espacio a la resignación», porque «es demasiado lo que, como personas y como pueblo, nos jugamos en este envite».

Los convocantes de este acto denuncian que durante los últimos meses el Estado español «no ha variado su línea represiva». Como prueba de ello resaltan en primer lugar que, además de que se sigue «sin tener en cuenta los derechos» de las personas encarceladas, «se construyen acusaciones ­caso de Iñaki de Juana­ o se cambian criterios jurisprudenciales ­modificación de las redenciones para ampliar las condenas­, con el objeto de aplicar, de facto, a presos y presas vascos la prisión de por vida».

Frente a ello, reclaman la libertad para las personas presas «que sufren enfermedades graves» o «que han cumplido su condena». Además, piden la repatriación del colectivo y el «reconocimiento de todos sus derechos».

«Honestidad y dedicación»

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, ELB e Hiru constatan asimismo que «siguen los montajes político-judiciales iniciados en la anterior legislatura al amparo del Pacto firmado por el PP y el PSOE; sigue la negación a una parte de la sociedad del derecho de participación política, mediante la aplicación de la Ley de Partidos y medidas judiciales arbitrarias». Por ello, instan a que «desaparezcan las leyes, sentencias y ataques contra los derechos».

Los sindicatos expresan su convicción de que «ni la represión ni la violación de derechos van a servir para solucionar los problemas sino, en todo caso, para agravarlos», y emplazan a todos los agentes a que «elijan la vía de la solución y trabajen en ella con fundamento, honestidad y dedicación. Tenemos mucho que ganar con la resolución; todo que perder, en cambio, con el fracaso del proceso iniciado».

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario