sábado, 2 de diciembre de 2006

Arrondo: Euskera, Nación y Unidad Abertzale

Con ustedes un texto escrito por el profesor Arrondo con respecto a la celebración del día del euskara dentro del contexto de la realidad política que se vive en Euskal Herria:

Euskera, nación y unidad abertzale

Como todos los años en el mes de diciembre se conmemora el día del Euskera, magnífico momento para que los vascos y vascas reflexionemos sobre el singular valor que a tenido nuestro idioma como principal seña cultural de nuestra Nación.

El Euskera que se usaba en el neolítico estaba conformado por hablas muy diferentes entre ellas, lo que sorprende a cualquier lingüista dada la pequeñez de nuestro territorio y así fue durante siglos, hasta que en el siglo XIX, el príncipe Luciano Bonaparte estableció la primera clasificación del vacuense, y lengua y nación quedaron unidos en un solo concepto.

La mayor extensión del Euskera se debió dar hace unos dos mil años, cuando llegaron los romanos a Euskal Herría. Entonces, se hablaba el Euskera hasta el actual Burdeos por el norte, al este hasta las tierras de Catalunya, al sur hasta Burgos y al oeste hasta Asturias. El Euskera era la lengua de los pastores de un territorio muy escasamente poblado, si lo comparamos con el actual, pero de implantación exclusiva como lo demuestran la infinidad de topónimios que aún perviven.

La situación del Euskera hoy, sigue siendo precaria. En Iparralde desde la revolución francesa, se ha implementado una política de oposición constante a la lengua vasca. En este sentido, la ley Touben aprobada en el año 1994, no permite que la lengua vasca sea utilizada en la enseñanza formal del Estado francés, quedando la tarea de mantener la pervivencia de la lengua en los esfuerzos de los ciudadanos y ciudadanas de Ipar Euskal Herría. No es mejor la situación del idioma vasco en Nafarroa, donde a partir de la ley del vascuence de 1986, se impone el castellano como lengua oficial, y se establecen tres zonas, quedado también al igual que en Iparralde, en algunas regiones de Nafarroa, el mantenimiento y difusión del Euskera en manos de las Ikastolas.

Hoy, Euskal Herría, vive un sueño, el de lograr la paz, la normalización política, y el derecho a decidir. Muy pocas veces el pueblo vasco se ha encontrado ante tan magnífica oportunidad. Si tantos vascos y vascas han luchado a través de los años por mantener el idioma y la vigencia de los derechos inherentes de nuestra Nación, bien vale como homenaje hacia aquellos que dieron testimonio de nacionalidad vasca, realizar los gestos y pasos hacia un necesario punto de encuentro, para avanzar hacia el destino de patria y libertad que nuestros antepasados soñaron.

Un país, una nación, un idioma, resulta motivo más que suficiente para que dejemos las particularidades de lado y trabajemos para construir y retomar el camino del diálogo, bajo tres premisas: el Euskera, la Nación y la unidad abertzale. Hay un pueblo que vive y habla el Euskera hace 7000 años a ambos lados de los Pirineos y espera que sus sueños y objetivos se cristalicen. Debemos estar a la altura de hora, o la historia será inapelable con nosotros, si dejamos escapar esta oportunidad, de lograr la paz, la normalización política y el derecho a decidir.

Prof. César Arrondo
Universidad Nacional de la Plata
Argentina


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario