domingo, 17 de diciembre de 2006

Cansada Profesión

Este texto ha sido compartido en Vascos México:

"Ser vasco es una profesión cansada"

Tengo 37 años. Nací en San Sebastián, y allí vivo. ¿Profesión? Ser vasco. He hecho programas de humor en ETB (Vaya semanita)y escribo libros de humor sobre los vascos. Estoy casado y tengo una hija, Sara (10). ¿Política? Nada extremista. Tengo la certeza de un dios amor que me permite entenderme con cualquiera.

Usted es humorista...

- Esa palabra se me queda muy grande, le tengo respeto: no oso atribuírmela, es demasiada responsabilidad.

- Tranquilícese, hombre...

- Prefiero decir que soy un cómico.

- Vaaale. Y es vasco.

- Sí.

- ¿Hay un humor vasco, pues?

- No. El humor está por encima de identidades. Es mi ideología: el humor. Ahora bien, uno elige a quién quiere hacer reír. Y yo elegí hacer reír a los míos, a los vascos.

- ¿De qué ríen los vascos?

- Como todos, de historias cercanas. Pero hay que saber que nadie vive mejor que los vascos. Así, gustan de un humor amable, que brota de la plenitud, del bienestar satisfecho.

- ¿Nadie vive mejor que los vascos?

- El País Vasco es pequeño, está bien situado y tiene de todo. Excelente sistema sanitario, educativo, transportes públicos... ¡Hasta un aeropuerto por provincia! No hay vuelos interprovinciales porque están muy cerca...

- Y, encima, se come de fábula.

- Hemos hecho de comer una religión. En fin, lo tenemos todo, ¡todo! Creo que por eso pedimos la independencia: porque como todo lo demás ya lo tenemos, pues mira...

- Es lo único que les falta.

- Pero la independencia tendría dos pegas, muy disuasorias: allí no se puede curar jamón ibérico ni tener sexo en la primera cita.

- ¿Y tan grave es lo del jamón?

- Si no podemos curar jamón ibérico, ¿para qué ser un país independiente? Un país que no cura jamón no es país ni nada. Habría que anexionar Guijuelo o Teruel.

- ¿Y lo del sexo en la primera cita?

- Pues que no podemos. Que no hay manera. Es una utopía. Ah, y no se crea que haya tampoco garantías en la cuarta cita...

- Y eso ¿por qué es así?

- Por el peso del sentido de culpa, religioso, y porque tenemos dificultad para expresar sentimientos y afectos. Y como el sexo es el grado mayor de intimidad..., pues cuesta.

- ¿El vasco es tímido?

- Lo peor para un vasco es mostrarse vulnerable. ¡Eso nos da mucha vergüenza! Por no mostrar fragilidad interna, el vasco ha sido conquistador, santo guerrero, emprendedor, navegante... Todo hacia fuera. Los navegantes vascos se echaban a la mar huyendo de sus madres, y así daban la vuelta al mundo.

- Y así regresaban de nuevo a la madre...

- La madre es una figura de peso entre los vascos. Gestiona la casa. Cuando un vasco se casa busca la réplica de su madre. Un matrimonio, allí, es en verdad un madrimonio.

- ¿Cómo es el varón vasco?

- Lógico y productivo: hacer algo para nada, ¡no! Si sube montañas, por ejemplo, es por batir récords... Ah, y es buen amigo de sus amigos, acogedor, excesivo, muy bon vivant,le gusta comer sin tasa.

- ¿Cuál diría que es la mayor aportación vasca a la historia de la humanidad?

- La cuadrilla. ¡Es una institución sagrada! Consiste en un grupo de amigos habituales que se reúne para charlar y comer. Eluden los temas que pueden incomodarles y exploran sólo los que les proporcionan alegría.

- ¡Ah, eso es muy inteligente!

- Claro que sí. Por eso se dice que una cuadrilla tiene un cerebro y varios estómagos: piensan igual y comen de todo.

- Está contento de ser vasco, ¿eh?

- Ser vasco es cansado: somos sólo dos millones y damos titulares de diario, tenemos equipos en todas las divisiones de todos los deportes, sostenemos una cultura, una lengua rarísima... ¡Eso es mucho trabajo para tan poquitos como somos! ¿De qué trabajo? ¡De vasco! Ser vasco es una profesión.

- ¿Por qué aconseja usted a la gente que ponga un vasco en su vida?

- Si lo hace, tendrá a alguien a su lado que le dará cosas buenas en cantidades industriales, tendrá a un honrado gozador de la vida.

- ¿Qué le hace reír a usted de la tele?

- Yo soy Bea, con esos personajes tan exagerados. ¡Soy muy agradecido como público!

- ¿Le hacen gracia los catalanes?

- Me ha hecho gracia ver la campaña electoral de ERC: "Somos humanos, como tú", dicen. Me ha hecho gracia que tengan que aclarar ese extremo, para que no haya dudas.

- ¿Qué puede aportar un vasco a un catalán?

- El catalán puede ver en el vasco la imagen de lo que será él dentro de unos años.

- ¿Conoce chistes de catalanes y vascos?

- Los vascos aparecen como insensibles al dolor físico, y los catalanes como agarrados.

- ¿Se sabe alguno de catalanes?

- "Andreu, ¿tú estás casado? - Sí. - Ah, como no te veo anillo... - Bueno, ¡es que esta semana le toca llevarlo a mi mujer...!". Ja, ja.

-...

- ¿No? Claro, claro, a ti no te ha hecho gracia porque tú eres catalán...

- ¿Es verdad que usted clasifica a la gente por su tipo de barriga?

- Sí. Las mejores personas son los de barriga cuádruple: papada, pecho, estómago y vientre forman cuatro lorzas que demuestran que esa persona sí sabe vivir.

- Y la peor persona, ¿qué barriga tendría?

- El vientre plano. ¡Qué mal gusto!

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario