martes, 5 de diciembre de 2006

El PNV Disciplina a la Diáspora Argentina

Esta denuncia ha sido publicada en Prensa Vasca:

EL PNV DE ARGENTINA, PREOCUPADO POR LOS VOTOS Y LA COMPETENCIA

«Por la competencia absurda por un puñado de votos y por la aún más absurda de ver quién es más radical», la Junta Extraterritorial del Partido Nacionalista Vasco de Argentina se ha creído en la necesidad de pronunciarse, ante la visible aparición de un creciente movimiento que reivindica la posibilidad de «otra diáspora», a la que definen como comprometida y militante. En la declaración, llaman a la «unidad» en «clave abertzale». El texto completo del exhorto es el siguiente:


ARGENTINA BURU BATZARRA
Junta Extraterritorial de Argentina del Partido Nacionalista Vasco

A LA COLECTIVIDAD VASCO ARGENTINA

Llegaron de a uno con sueños de prosperidad que algunos concretaron. Traían pasaportes franceses o españoles pero en las entrañas de los barcos descubrieron que todos hablaban una misma lengua que no era ni la española, ni la francesa, idiomas estos que la mayoría ignoraban. Tenían poca instrucción. Su capital, el vigor juvenil, la cultura del trabajo, del tesón y del valor de la palabra empeñada. Siguieron llegando durante siglos y forjaron lo más preciado que puede lograrse, un nombre propio, limpio y prestigiado, “Vasco”. Nos lo legaron. Después, a fines del sigo XIX, empujados por las guerras, seguirían llegando, ahora en grupos y esto les permitiría asociarse y fundar casas vascas hoy centenarias.

Promediando el siglo XX, tras una nueva guerra, en los años cuarenta y cincuenta, otros contingentes arribarían. El mismo pueblo pero ahora con conciencia de serlo, iluminados por el pensamiento esclarecido de Sabino Arana, sabiendo que, mas allá de lo que decía el pasaporte, ellos eran vascos y que por serlo, por amor a su pueblo y a su identidad nacional, se habían visto forzados a dejar su tierra y su gente y debían empezar de nuevo. Traían el mensaje del nacionalismo vasco, “Euzkadi es la patria de los vascos” y, al tremolar de la ikurriña, lo difundieron por todos los medios. A la luz de este mensaje, brotaron casas vascas en todo el territorio argentino y también una federación que las agrupa. Casas que cumplen con profundo sentido de identidad nacional vasca la misión específica que en cada caso establecen sus estatutos.

Paralelamente, en el solar nativo, terminados cuarenta años de crueldad y dictadura, la democracia renace, vuelven a circular las ideas, reaparecen los partidos políticos, se logra el estatuto y el gobierno autónomo, el euskera se revaloriza socialmente y baja de los montes para instalarse en las ciudades y en los claustros. Pero todas no son rosas, en el interregno la lacra de la violencia se ha instalado y, además, nuestro pueblo sigue repartido entre dos estados y constituyendo tres comunidades diferentes.

Mas adelante, en estos últimos años, la crispación de la lucha política en Euskadi se va trasladando a la colectividad vasco argentina y hoy se pone de manifiesto en actos e instituciones, amenazando la convivencia y la armonía desarrolladas a lo largo de muchos años gracias al trabajo de un nacionalismo vasco con matices pero sin fisuras. Hoy, en no pocas de nuestras casas vascas, el clima fraterno está amenazado.

Amenazado por nosotros mismos, por la competencia absurda por un puñado de votos y por la aún más absurda de ver quién es más radical, creyendo que así se es mas vasco: uno de los rasgos más desgraciados de nuestro carácter nacional se ha puesto de manifiesto, el gusto por la discusión, la facilidad para dividir, la dificultad para sumar. Aparecen ahora quienes pregonan que una nueva diáspora es posible como si nada de lo construido existiera ni tuviese valor y proponen como herramientas para los nuevos venturosos tiempos que auguran, la descalificación y la intemperancia.

Por lo expuesto, conscientes de que hoy el desafío es decidir democráticamente y en paz nuestro futuro como nación, dejando en segundo plano diferencias políticas partidarias, exhortamos a todos a la unidad y a reafirmar en las casas vascas de la Argentina, la convivencia fraternal en clave simplemente abertzale. Gora Euskadi askatuta.

Mar del Plata, diciembre de 2006.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario