domingo, 3 de diciembre de 2006

El Manifiesto de Ahotsak

Ya ayer publicamos una nota acerca de la iniciativa denominada Ahotsak, hoy Gara ha publicado este artículo en el que se detallan los pormenores de dicha iniciativa:

Ahotsak defiende el diálogo sin condiciones para avanzar

Ahotsak, formada por mujeres de todas las formaciones políticas de Euskal Herria ­salvo las de la derecha española y francesa­ y de todos los sindicatos del país, llamó ayer a las partes implicadas en el proceso a «buscar puntos de encuentro» para que la paz «sea irreversible» y se comprometió a seguir trabajando en ese sentido. Durante el acto en el Euskalduna anunció que cuenta ya con más de 5.000 adhesiones.

BILBO

La iniciativa Ahotsak llamó ayer a todas las partes implicadas en el proceso de resolución a «buscar puntos de encuentro» y utilizar el diálogo «sin condiciones» como único camino para alcanzar acuerdos políticos que permitan «cerrar definitivamente conflictos históricos». Así se recoge en el nuevo documento que esta iniciativa hizo público durante un acto que reunió en el Palacio Euskalduna de Bilbo a casi 3.000 mujeres. Una celebración multitudinaria en la que también se dio a conocer que las aportaciones de Ahotsak han superado ya el respaldo de las 5.000 firmantes.

La declaración, leída por las periodistas Estitxu Fernández, Beatriz Moll y Natalia Serrano en euskara, francés y castellano, respectivamente, recuerda que se trata del acuerdo que mayor consenso político, sindical, social y territorial ha conseguido hasta el momento.

Ahonda en la línea de los manifiestos presentados por Ahotsak el 8 de abril en Donostia y el 22 de julio en Bilbo, que abogaban por la resolución democrática del conflicto, y defiende la perspectiva de género como «premisa insoslayable» en cualquier acuerdo, a la vez que reivindica la participación de la mujer en la toma de decisiones. «Sólo si las mujeres desempeñamos un papel activo, pleno e igual en la sociedad podremos sentar los cimientos de una paz duradera».

Las impulsoras del documento reconocen la existencia de «dificultades» en el proceso y, frente a ello, expresan su compromiso de seguir trabajando «para que la paz sea irreversible». «Queremos aprovechar esta ocasión histórica para que las generaciones futuras tengan una sociedad diferente y puedan, verdaderamente, disfrutar de ella», subrayan.

Procedimientos democráticos

Por ello, hacen un llamamiento a las partes implicadas a «buscar puntos de encuentro» para, utilizando «el diálogo sin condiciones y como herramienta para el acercamiento y la discusión política, llegar a acuerdos y alcanzar objetivos políticos». Apelan, además, «a la responsabilidad de establecer procedimientos democráticos que pongan las vías para la solución».

El texto concluye con un llamamiento a toda la sociedad, y en especial a las mujeres, para que «todas juntas, y cada una desde su espacio, mantengamos abierta la puerta a la esperanza y la hagamos realidad».

Impulsar la creación de foros locales en todo el país

La iniciativa Ahotsak anunció ayer su intención de impulsar la creación de foros plurales en pueblos de todo Euskal Herria con el objetivo de crear «un espacio de comunicación, reflexión, encuentro y aportación al proceso de paz y normalización política». El alto nivel de socialización de las aportaciones de Ahotsak, lograda a través de charlas impulsadas por agentes locales, ha servido de germen de esta propuesta de trabajo para crear «foros que sean lugar de diálogo, encuentro y de aportación de todas las mujeres que quieran trabajar para que la paz sea irreversible».

Amplio respaldo del ámbito político y sindical a esta iniciativa plural

El acto de Ahotsak reunió en el Euskalduna a una amplia representación política y sindical del país que, junto a representantes catalanas y gallegas, acudieron a Bilbo para expresar su apoyo a esta iniciativa.

En declaraciones previas a los medios, Marije Fullaondo, de Batasuna, subrayó que Ahotsak «ha demostrado que mediante el diálogo se pueden superar partidismos e ideologías» para solucionar el conflicto.

La dirigente del PSE e impulsora de esta iniciativa, Gemma Zabaleta, explicó que pretenden «blindar el proceso de paz en un momento delicado como el actual» y señaló que «el denominador común de toda la sociedad vasca es creer que el alto el fuego no puede tener marcha atrás».

En nombre delPNV habló Miren Azkarate. La actual portavoz del Gobierno de Lakua abogó por «avanzar con decisión y voluntad de entendimiento» y por «no quedarnos en el inmovilismo de lamentarnos».

La parlamentaria de Ezker Abertzalea Itziar Bazterrika remarcó la importancia del papel de la mujer en la toma decisiones mientras que Esther Larrañaga, de EA, advirtió que «las mujeres no vamos a permitir que el proceso dé marcha atrás». Julia Madrazo, de EB, afirmó que la paz «debe ser una prioridad para hombres y mujeres».

«Resistir a los avatares»

En el ámbito sindical, Alazne Alonso, de ELA, destacó que agrupa a diversas sensibilidades. Ainhoa Etxaide, de LAB, defendió la validez de las aportaciones de Ahotsak para desbloquear al proceso y pidió a «quienes lo desarrollarán» que asuman esos compromisos.

Por su parte, la delegación catalana, que incluía a representantes de CiU, ERC, PSC, ICV, recordó que Ahotsak «es la única iniciativa que ha resistido los avatares del proceso» y afirmó que «puede ayudar a que se alcance la paz».


Llamamiento de Ahotsak a todas las partes implicadas

De nuevo, mujeres de diferentes ámbitos de la sociedad del País Vasco, Euskal Herria, nos encontramos hoy aquí para reiterar que estamos comprometidas en la búsqueda de la paz y de la normalización política. Somos más y también más plurales (...). Tenemos claro que las mujeres, con nuestra participación activa, estamos contribuyendo decisivamente a la puesta en marcha de un proceso que servirá para cerrar definitivamente conflictos históricos (...).

La aportación realizada es el acuerdo que mayor consenso político, sindical, social y territorial ha conseguido hasta este momento.

Además, estamos convencidas de que la perspectiva de género es una premisa insoslayable en todo acuerdo, por ello, no solo queremos participar, sino que lo vamos a hacer reclamando nuestros derechos, ejercitando nuestras libertades, actuando en los espacios que nos pertenecen a nosotras también, de una vez por todas.

Sólo si las mujeres desempeñamos un papel activo, pleno e igual en nuestro pueblo, nuestra sociedad, podremos sentar los cimientos de una paz duradera y contribuir a la creación de una sociedad más justa, más democrática y más igualitaria. Somos conscientes de que esta tarea no es fácil (...).

Con el objetivo de crear un espacio de comunicación, reflexión, encuentro y aportación al proceso de paz y normalización política estamos impulsando la creación de «foros de Ahotsak de ámbito municipal». Foros que sean lugar de dialogo, encuentro y de aportación de todas las mujeres que quieran trabajar para que las cosas no sigan igual, y la paz sea irreversible.

Apostamos por el diálogo aunque no siempre sea comprendido por todas las partes de la sociedad y estamos dispuestas a pagar su precio. Sabemos, porque no somos ajenas a la realidad social, que en este momento las cosas no son fáciles, que existen dificultades. En la evolución de todos los procesos de paz y de solución democrática intervienen múltiples factores, que inducen a unas partes a hablar de bloqueo, a otras de dificultades, y de establecer distintas responsabilidades sobre la situación.

Desde Ahotsak, haciéndonos eco de nuestro compromiso de trabajar para que este proceso de paz sea irreversible, porque queremos aprovechar esta ocasión histórica para que las generaciones futuras tengan una sociedad diferente y puedan, verdaderamente, disfrutar de ella, nos vemos en la obligación, por responsabilidad política, de hacer un llamamiento a todas las partes implicadas en la resolución:

-A buscar los puntos de encuentro y aparcar las diferencias.

- A reconocer en el otr la parte de verdad que le asiste

- A utilizar el diálogo sin condiciones, sin prejuicios y como herramienta para el acercamiento y la discusión política como método único para llegar a acuerdos y alcanzar objetivos políticos.

- Apelar al sentido común y a la responsabilidad de acordar principios, defender valores y establecer procedimientos democráticos que pongan las vías para la solución.

- Asumir la perspectiva de género como premisa insoslayable en el proceso y el acuerdo.

Las mujeres que aquí estamos, creemos que al igual que otras mujeres en el mundo afectadas por la resolución de conflictos políticos y armados, debemos buscar también lo que nos une y trabajar en una agenda de paz. Con este objetivo hemos establecido contactos con otros movimientos de mujeres que trabajan por la paz en otros conflictos internacionales, a fin de crear una red internacional que trabaje en el desarrollo de este objetivo.

Es hora de implicarse y, además, las mujeres vascas queremos hacerlo. Este es el tiempo histórico que nos ha tocado vivir. Reunidas en el Palacio Euskalduna de Bilbao hacemos un llamamiento a toda la sociedad, y en especial a las mujeres, para que todas juntas y cada una desde su espacio, mantengamos abierta la puerta a la esperanza y hagamos realidad esta expectativa ilusionante. -

2 de diciembre de 2006

Palacio Euskalduna de Bilbo


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario