domingo, 21 de mayo de 2017

La Taza de Té

Por Facebook nos han hecho llegar el vínculo a esta publicación en la página Muhimu la cuál contiene información muy precisa acerca del consentimiento en las relaciones sexuales y el derecho a decir no:


Valeria Hiraldo

Vídeo que muestra de forma muy clara y precisa el consentimiento sexual usando monigotes y una taza de té. Se ha empezado a hacer viral debido a su sencillez. ¿Es posible que haya gente que siga sin entenderlo?

Puede parecer muy sencillo pero a veces hay que recordar algunos de los principales derechos en materia sexual:

1) Derecho a decidir de forma libre sobre mi cuerpo y mi sexualidad

Existen diversas formas de vivir la sexualidad. Tengo derecho a que se respeten las decisiones que tomo sobre mi cuerpo y mi vida sexual. Soy responsable de mis decisiones y actos. Nadie debe presionar, condicionar ni imponer sus valores particulares sobre la forma en que decido vivir mi sexualidad.

2) Derecho a ejercer y disfrutar plenamente mi vida sexual

El disfrute pleno de mi sexualidad es fundamental para mi salud y bienestar físico, mental y social. Tengo derecho a vivir cualquier experiencia o expresión sexual o erótica que yo elija, siempre que sea lícita, como practica de una vida emocional y sexual plena y saludable. Nadie puede presionarme, discriminarme, inducirme al remordimiento o castigarme por ejercer o no actividades relacionadas con el disfrute de mi cuerpo y mi vida sexual.

3) Derecho a la educación sexual

La educación sexual es necesaria para bienestar físico, mental y social, y para el desarrollo humano, de ahí su importancia para las y los jóvenes. Tengo derecho a una educación sexual sin prejuicios que fomente la toma de decisiones libre e informada, la cultura de respeto a la dignidad humana, la igualdad de oportunidades y la equidad.

4) Derecho a decidir con quién compartir mi vida y mi sexualidad

Existen varios tipos de familias uniones y convivencia social. Tengo derecho a decidir libremente con quien compartir mi vida, ni sexualidad, mis emociones y afectos. Ninguna de mis garantías individuales debe ser limitada por esta decisión. Nadie debe obligarme a contraer matrimonio o a compartir con quien yo no quiera mi vida ni mi sexualidad.

5) Derecho al respeto a mi intimidad y mi vida privada

Mi cuerpo, mis espacios, mis pertenencias y la forma de relacionarme con las y los demás son parte de mi identidad y prevacía. Tengo derecho al respeto de mis espacios privados y a la confidencialidad en todos los ámbitos de mi vida, incluyendo el sexual. Sin mi consentimiento, ninguna persona debe difundir información sobre los aspectos sexuales de mi vida.

.
.





°