martes, 15 de diciembre de 2015

"Defender a Quien Defiende"

Con esta publicación ampliamos la información con respecto a la demanda contra la Ley Mordaza que tres entidades del estado español están presentando ante el TEDH de Estrasburgo.

Aquí la tienen, directo de la página de Ahötsa.info:

Defender a quien Defiende presenta una triple demanda ante el Tribunal de Estrasburgo contra la Ley Mordaza

El litigio estratégico se apoya en el estatus jurídico de “víctima potencial”, es decir, el daño inminente que puede suponer la aplicación de la ley Mordaza sobre un derecho protegido por la Convención Europea de DDHH. Específicamente, la demanda se centra en los abusos que afectan más directamente al derecho a la libertad de expresión e información. Y está firmada por AHOTSA, La Directa y fotoperiodistas de Diagonal, como potenciales “víctimas” de la nueva ley.

Ante la deriva autoritaria del Estado de Derecho, la amenaza contra el ejercicio de los derechos civiles y políticos de la ciudadanía y la falta de consenso político para la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, acuñada como Ley Mordaza, deviene fundamental habilitar todos los mecanismos jurídicos y políticos, estatales e internacionales, para frenar su aplicación.

La coalición Defender a quien Defiende presenta una triple demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra la Ley Mordaza, aprobada por el Partido Popular el pasado mes de marzo.

El objetivo es volver a poner en el foco público la restricción de derechos que supone esta reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana. Todo ello, sumado al resto de reformas realizadas este año en materia de seguridad: Reforma del Código Penal, Ley de Seguridad Privada y la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Un punto de inflexión muy grave por lo que a los derechos humanos, en especial civiles y políticos, se refiere.

El derecho a la información vulnerado

La arbitrariedad de artículos como el 36 punto 23 de la Ley Mordaza ya está implicando que en ocasiones algunas personas, sobretodo fotoperiodistas, se vean compelidas por los agentes a dejar de grabar o fotografiar actuaciones policiales por el riesgo a ser sancionadas. Por ese motivo, se considera que las personas que trabajan en el sector del periodismo y audiovisual son un colectivo especialmente afectado por esta disposición, ya que pone en peligro su función principal: informar sobre hechos de relevancia pública.

Se presentan, por tanto, tres casos que sustentan el litigio estratégico: uno de los casos demandas estará firmado por dos fotoperiodistas que realizan su trabajo en el periódico Diagonal (diagonalperiodico.net). Las otras dos demandas se firmarán, por una parte, por el medio de comunicación digital y en papel La Directa (directa.cat); por otra parte, por la Asociación Mintza Komunikazio elkartea, encargada de administrar el medio digital Ahotsa.info (Navarra).

En este último caso, la asociación fue denunciada por agentes de la Policia Nacional por publicar un artículo sobre unos hechos sucedidos en Pamplona relacionados con una actuación policial. Ante tal denuncia, la Delegación del Gobierno les ha hecho llegar una “advertencia expresa” de que en el futuro eviten este tipo de “hechos” (se entiende publicar determinados artículos), si no quieren ser sancionados de acuerdo con la Ley mordaza. Se trata de un caso especialmente grave, puesto que muestra la arbitrariedad con la que podrá aplicarse este precepto de la Ley, impidiendo el libre ejercicio del derecho a la libertad de información, fundamental en un Estado democrático y de derecho.

Desde la coalición Defender a quien Defiende insistimos en que con estas reformas el Gobierno vulnera el ejercicio de derechos civiles y políticos tan fundamentales para la vida democrática como son el derecho a la libertad de expresión, y los derechos de reunión y manifestación. Y por tanto, actúa en contra de Tratados Internacionales que el Estado español ha firmado y ratificado, como el Convenio europeo de derechos humanos o el Pacto Internacional derechos civiles y políticos.

La demanda de AHOTSA

La demanda de AHOTSA se basa en las amenazas que hemos recibido por parte de la Delegada del Gobierno español en Navarra. A finales de septiembre, Carmen Alba envió una carta a la editora de este medio, en la que nos informaba que habíamos sido denunciados por la policía por esta noticia publicada en los últimos sanfermines.

La noticia hacía referencia a la redada que realizó la Policía Nacional en el bar Ezpala el 11 de julio de este año. Y la Policía Nacional denunció a AHOTSA en la Delegación del Gobierno por “utilizar imágenes tomadas sin consentimiento de los actuantes y de las cuales se podría llegar a reconocer los agentes que en ellas figuran”.

Tras la denuncia, la Delegada del Gobierno resolvió advertir expresamente a AHOTSA que, en lo sucesivo, debíamos evitar este tipo de hechos, ya que podrían suponer una infracción grave en virtud de un artículo de la ley mordaza que castiga “el uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación”. La sanción oscila entre los 601 y los 30.000 euros.

Quieren evitar que difundamos imágenes de excesos policiales

En Ahotsa hemos grabado y difundido muchas imágenes de excesos policiales, y creemos que esta es la razón por la cual nos están amenazando con la Ley Mordaza: para que nos autocensuremos y dejemos de hacerlo. Además, vemos que hay un uso arbitrario de la ley, ya que se aplica para recortar derechos sólo a quienes la delegada del partido popular identifica como medios opositores.

Por lo tanto, hemos decidido demandar al Estado español ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, porque creemos que con esta ley y estas amenazas se está vulnerando gravemente el derecho a la información, y no sólo el de nuestro medio de comunicación, sino el de toda la población, ya que establece un precedente que puede ser aplicado en otros casos, tanto medios de comunicación como personas individuales.

También queremos denunciar que en Euskal Herria llevamos décadas sufriendo mordazas, cierres de medios y encarcelamiento de periodistas. Egin, Egunkaria, Ardi Beltza, Apurtu.org, Ateak Ireki, Gazte Sarea… La lista de ataques a la libertad de expresión es insoportable para la democracia y las libertades.


.
.

¿Qué hacer ante la Ley Mordaza? Seguir informando libremente

AHOTSA organizó ayer una mesa redonda en el Palacio del Condestable, con Paz Francés, profesora de Derecho penal en la UPNA, Zigor Olabarria, de Eleak, y Axier Lopez, periodista de Argia. Las ponentes analizaron los efectos que puede traer la Ley Mordaza al trabajo del movimiento popular y los medios de comunicación.




°