sábado, 26 de diciembre de 2015

Olentzero Denuncia Corrupción Eclesiástica Navarrica

Hacen unas semanas Iruñea estaba bajo estado de sitio por parte de los más retrógrada de la caverna fundamentalista católica, hoy les ha tocado que les recuerden que no son mas que una turba de ladrones.

Y es que el Olentzero, a pesar de estar bajo asedio neoliberal, se da su tiempo para defender lo que pertenece al pueblo navarro.

Lean esta nota publicada en Naiz:

Olentzero deja carbón en el Arzobispado de Iruñea por la inmatriculación de bienes

Un centenar de personas, convocadas por la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro, se han concentrado frente al Arzobispado de Iruñea, donde Olentzero ha dejado carbón para denunciar la inmatriculación de bienes por parte de la Iglesia.
El acto de protesta ha comenzado con la llegada de cuatro personas disfrazadas de los Reyes Magos y Olentzero, que portaban una pancarta con el lema «Mientras haya expropiación, os traeremos carbón».

Los Reyes Magos y Olentzero se han situado de espaldas a la fachada del Arzobispado mientras, frente a ellos, los concentrados portaban otra pancarta en la que podía leerse «No podéis servir a Dios y al dinero» y entonaban villancicos en los que se denunciaba la «expropiación» de bienes inmuebles en Nafarroa por parte de la Iglesia.

Posteriormente, tras la lectura de un comunicado por parte de un miembro de la plataforma disfrazado de rey Melchor, Olentzero se ha acercado hasta la puerta del Arzobispado, donde ha dejado un montón de carbón.

José Mari Esparza, portavoz de la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro, ha señalado a los medios de comunicación que 2015 ha sido para ellos «un año significado, un año victorioso, porque, después de ocho años de pelea, hemos conseguido lo fundamental», que es que los obispos ya no puedan ejercer de «fedatarios públicos, como si fueran funcionarios del Estado» para inmatricular bienes.

De esta forma, ha indicado, en Nafarroa la Iglesia ha registrado a su nombre «iglesias, parroquias y demás lugares de culto, que ni siquiera en el franquismo pudieron inmatricular, y además casas, bienes, huertas» y otros bienes inmuebles.

No obstante,«si han estado inmatriculando mediante una ley que han tenido que retirar ellos mismos porque era clarísimamente inconstitucional, qué pasa con todo lo inmatriculado», se ha preguntado Esparza.





°