sábado, 19 de diciembre de 2015

Berrinche Tico

Costa Rica es un país insignificante, fácilmente olvidado.

El único papel que juega en América es el de espina clavada en el centro del continente, siempre a disponibilidad de lo que decida Washington.

A últimas fechas se metió en un berenjenal por querer satisfacer los caprichos de la gusanada miamense.

Pues bien, según este artículo de La Jornada, el tiro le ha salido por la culata, lean ustedes:

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, anunció este viernes que no otorgará más visas temporales a migrantes cubanos, después de que una cumbre centroamericana fracasó el jueves al intentar de nuevo una solución al paso de esos indocumentados por la región.

La cumbre de jefes de Estado y de gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), el jueves en San Salvador, marcó un nuevo fracaso en las aspiraciones de Costa Rica, que buscaba una pronta solución al problema que viven casi 5 mil cubanos migrantes varados en ese país.

Costa Rica aprovechó el foro regional que se desarrolló el jueves en El Salvador para poner el tema sobre la mesa de discusiones, pero no encontró el apoyo de los países de la región que mantienen la postura de buscar una solución integral que también involucre a los migrantes centroamericanos.

Ante ello, el presidente costarricense se retiró antes de que concluyera el encuentro. Este viernes anunció además que su país se retira de la participación política en el SICA.

"No hubo improvisación, irrespeto ni berrinches (...). He defendido la integración regional durante 30 años, soy un presidente integracionista, por eso la salida es motivo de frustración y tristeza", declaró el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís.

"No comprendo cómo tres países lograron detener un acuerdo que apoyaban todos los demás miembros del sistema", añadió.

La directora de Migración, Kathya Rodríguez, anunció en una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes Solís y el canciller Manuel González que la medida referente a los visados regirá a partir de este mismo sábado.

Las autoridades migratorias han concedido unas 5 mil visas temporales a inmigrantes cubanos que llegaron a su país en un intento por continuar viaje hacia Estados Unidos. Hay además otras 2 mil visas en trámite.

Solís justificó sus decisiones con la falta de solidaridad ante el problema migratorio que enfrenta su país y la negativa de Nicaragua, de Guatemala y de Belice, de permitir el paso de los cubanos por su territorio.

Los presidentes del SICA realizaron una cumbre en El Salvador, pero Costa Rica no logró que el problema de la ola migratoria cubana fuese abordado para buscar una solución.

Tanto Solís como González se mostraron "tristes y frustrados" por la actitud del SICA y de Nicaragua, Guatemala y Belice, que los condujeron a abandonar la cumbre.

La crisis migratoria estalló hace poco más de un mes cuando Costa Rica desmanteló una banda de traficantes de personas (coyotes) que contactaban a los cubanos en Ecuador y les prometían conducirlos hacia Estados Unidos a cambio de fuertes sumas de dinero.

La operación dejó a varios miles de cubanos a la deriva.

Esos cubanos habían salido legalmente de su país hacia Ecuador, que les otorgaba visas hasta 1 de diciembre. Una vez llegados a Ecuador, y luego de atravesar Colombia y Panamá, arribaron a la frontera sur de Costa Rica.

Allí, el gobierno decidió otorgarles visas temporales de estadía para que prosiguieran su travesía hacia Estados Unidos, que concede trato especial a todos los ciudadanos cubanos que lleguen a su territorio vía terrestre.

La crisis se agravó cuando el 15 de noviembre Nicaragua les cerró su frontera y devolvió a unos 850 migrantes a Costa Rica, lanzádoles gases lacrimógenos.

Luego Guatemala y después Belice también rechazaron recibirlos.

El problema fue abordado por Solís con el presidente de Cuba, Raúl Castro, durante una reciente visita que realizó a esa nación.

Desde entonces, aproximadamente 5 mil inmigrantes se encuentran alojados en casi una treintena de albergues ubicados en varios puntos de la zona fronteriza de Costa Rica con Nicaragua.

En la reunión en El Salvador, Nicaragua responsabilizó a Estados Unidos por incentivar la migración insegura, desordenada e ilegal de los cubanos afectando a la región y sostuvo que ese país tiene la responsabilidad de corregir y cambiar tal situación.

Nicaragua propuso demandar al gobierno de Estados Unidos que traslade vía área a su país a los migrantes cubanos que se encuentran en Costa Rica. La propuesta nicaragüense no fue incluida dentro de las resoluciones finales y quedó para ser abordada en una reunión de equipos técnicos.

Al finalizar la cumbre, el canciller salvadoreño Hugo Martínez reconoció que la delegación costarricense se fue frustrada "porque no encontró toda la colaboración que por ejemplo El Salvador le ofreció".

"El Salvador, aunque no es un país de paso obligado, estuvo en la disposición de colaborar. Otro tanto lo hizo la hermana república de Honduras, otro tanto lo hicieron otros países, sin embargo hay aún algunos países que sí son de paso obligado que continúan con dificultades, con preocupaciones de cómo será la logística de traslado de estas personas", afirmó, en alusión a Nicaragua, que mantiene cerrada su frontera para los cubanos.

Por eso, dijo Martínez, se convocará a una mesa técnica para ver los detalles logísticos y cómo sería la operación de traslado de los cubanos que desde Costa Rica buscarán llegar a Estados Unidos.

Explicó que para la reunión programada para el lunes en El Salvador, espera participen los países que tengan interés en contribuir con la solución, "que estén en disposición de asistir a esta reunión técnica"; sin embargo, señaló que girarán invitación a todos.

El jefe de la diplomacia salvadoreña reiteró la disposición la situación de los migrantes varados en Costa Rica "a pesar de que no siempre recibimos un trato adecuado para nuestras personas migrantes" y señaló que hay una discriminación, porque los cubanos son recibidos con las puertas abiertas y hay otro tipo de migrantes que lamentablemente muchas veces hasta son expulsados de los Estados Unidos, y allí están los migrantes centroamericanos, particularmente los migrantes salvadoreños".

La Ley de Ajuste cubano, el foco de atracción para los emigrantes, fue aprobada en la década de 1960 en el marco de la Guerra Fría y otorga a los cubanos beneficios inmediatos para residir y trabajar en cuanto pisan territorio estadounidense.





°