jueves, 24 de diciembre de 2015

Grandiosa Exposición de Humanidad

Les compartimos este texto solidario con la marcha convocada por Bagoaz y Sare programada para el sábado 9 de enero:

Manifestación y reconocimiento

Iñaki Uriarte | Arquitecto vasco
El sábado 9 de enero de 2016 se celebrará en Bilbo la tradicional manifestación internacional en favor de todos los derechos de los prisioneros, exiliados y deportados políticos vascos, incluido al menos para muchos asistentes el de la amnistía total. Es hora ya de acabar con esta situación de crueldad, venganza y conculcación de derechos humanos por parte del Gobierno de España y otros cómplices.

Con dicho motivo suelen acudir a la villa desde el resto de Euskal Herria aproximadamente la mitad de las decenas de millares asistentes, por todos los medios de comunicación posibles. Es por tanto la asistencia anual colectiva social más importante, por encima de cualquier otra actividad o espectáculo. Como siempre y lo mismo que en tantos hechos significativos de nuestra historia contemporánea (Gure Esku Dago), los dirigentes del PNV más español de la historia reiteradamente se esconden, han abdicado de su identidad vasca, se han mercantilizado vergonzosamente. Solo en el deporte se entusiasman e intentan engañar continuamente a la población.

La novedad este año es que Bilbo tiene un alcalde nuevo, y como elemental gesto de bienvenida, si no educación social, a tantas personas que llegarán a la villa correspondería darles la bienvenida de modo explícito oficial en su condición de alcalde vasco. Es preciso no olvidar el desprecio que Azkuna demostró tantos años por toda conciencia identitaria, abertzale. Para él solo valían los gestos populistas, la Amatxo de Begoña, el Athletic y todo lo español, Madrid, toros, personajes neofascistas, etc.

Asimismo, los visitantes, muchos de los cuales pasan bastantes horas en la villa, deberían ser muy selectivos en los lugares a los que acuden, establecimientos de todo tipo, por razones obvias. Por ello hace años sugerí que se editase un llamativo cartel de adhesión a la manifestación para que colocado bien visible emitiera un gesto de simpatía y al menos favorecer y relacionarse con comercios vascos solidarios. No podemos olvidarnos de la discriminación positiva, de la radicalidad, de estar, consumir, conversar y conocernos con los nuestros y no con quienes nos desprecian lingüística e ideológicamente, como desgraciada y abundantemente sucedió en la última Korrika y con motivo de Gure Esku Dago.

Del mismo modo las pegatinas que como contribución económica a la organización del acto y ayuda a los prisioneros se distribuyen a modo de certificado gráfico de asistencia, deberían estar disponibles días antes a efectos de vinculación como anticipo propagandístico de afecto y participación.

También se debería exigir a las concesionarias de las autopistas que mantienen el irracional chantaje recaudatorio del peaje que este día al menos al transporte colectivo que acredite la asistencia a la manifestación, incluso por agilidad, se le facilite el paso gratuito como al parecer se hizo en la Vía Catalana por la Diada 2013. Esta manifestación es un hecho histórico que muestra al mundo sin titubeo alguno dónde y con quién está el pueblo vasco.

Este es sin duda uno de los días del año más humanamente emotivos en nuestro país. Nunca tantos municipios de Euskal Herria están socialmente representados con personas de todas las edades, podría incluso decirse que en la Villa es Euskararen Eguna, la ocasión en la que más se oyen todos los matices de la lengua propia del país. Por ello es necesario instaurar, antes y después de la demostración, actividades de diversa índole que hagan más completa y grata la estancia en Bilbo y faciliten un regreso más paulatino a familiares y asistentes a esta grandiosa exposición de humanidad, espiritualidad y solidaridad.



°