miércoles, 20 de septiembre de 2017

La Papeleta como Escudo

Madrid dijo que iba a hacer rodar los tanques para impedir así de ser necesario que el proceso catalán de autodeterminación llegue a su culminación y técnicamente, después de su reciente despliegue de fuerza bruta, es ya lo único que falta.

Pero los catalanes no cejan en su empeño, como nos muestra esta nota publicada en Naiz:


El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha comparecido este mediodía junto a todo el Govern para rechazar la «suspensión de facto del autogobierno» y asegurar que la convocatoria del referéndum del 1-O sigue adelante: «Estamos convocados el 1 de octubre para defender la democracia».

@zalduariz

Tras la reunión de urgencia celebrada a lo largo de la mañana en el Palau de la Generalitat, el president, Carles Puigdemont, ha ofrecido una comparecencia institucional en la Galería Gótica, rodeado por todos los miembros del Govern.

Aunque ha dicho que los próximos pasos los consensuarán en las próximas horas con agentes sociales y económicos –ahora se reúne con los secretarios generales de UGT y CCOO–, ha avanzado que la convocatoria del referéndum sigue en pie.

«El día 1 saldremos de casa, llevaremos una papeleta y la utilizaremos», ha asegurado el president, que añadido que «los ciudadanos estamos convocados el 1 de octubre para defender la democracia». Ha pedido responder con «firmeza y serenidad» y ha concluido: «No aceptaremos un retorno a épocas pasadas, y no aceptaremos que no nos dejen decidir las épocas futuras».

Antes, Puigdemont ha repasado el listado de actuaciones del Estado en las últimas horas, calificándola de «agresión coordinada» para impedir el plebiscito y la labor del Govern. «El Estado ha suspendido de facto el autogobierno y ha aplicado un Estado de excepción», ha añadido, describiendo la situación de «inaceptable en democracia».







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario