viernes, 6 de julio de 2012

La Maldición del Tour

Otra vez caídas, otra vez fracturas... realmente parece una maldición.

Les dejamos con el reporte del equipo Euskaltel Euskadi:

Peter Sagan (Liquigas) se ha impuesto en la sexta etapa del Tour de France, un recorrido de 207 kilómetros entre Épernay y Metz con una cota de cuarta categoría a 60 de meta, mientras que Fabian Cancellara (Radioshack) ha conservado el maillot amarillo que le distingue como líder de la ronda gala. La jornada ha estado profundamente marcada por una enorme montonera a 25 de meta en la que se han visto envueltas unas cincuenta unidades, entre ellas los Euskaltel Euskadi Mikel Astarloza, Amets Txurruka y Gorka Verdugo. El pasaitarra no ha podido acabar la carrera con el codo izquierdo posiblemente fracturado. Amets Txurruka y Gorka Verdugo han logrado cruzar la línea de meta y posteriormente, han sido trasladados a un centro hospitalario de Nancy. El bizkaino probablemente sufra una fractura de clavícula derecha, por lo que no podría continar en la Grande Bocule, mientras que el navarro presenta un profundo corte en la tibia y es muy complicado que mañana tome la salida. La escapada de Zabriskie, Malacarne, Kroon y Zingle ha quedado en anécdota ante la trascendencia de la caída, en la que también se han visto perjudicados Schleck, Valverde, Gesink y Hesjedal, entre otros.
Ha sido una lástima, pues los hombres de Gorka Gerrikagoitia estabán realizando una primera semana muy completa. Pablo Urtasun, por partida doble, y Rubén Pérez se han filtrado en sendas aventuras, mientras que el bloque ha arropado perfectamente a Samuel Sánchez en una semana en la que la tensión en el pelotón es máxima. Los naranjas incluso han llegado a finalizar segundos en la clasificación por equipos de dos etapas en las que la victoria se ha resuelto en un sprint masivo, lo que muestra la concentración con la que los hombres de Gerrikagoitia han afrontado los tramos más complicados de cada día. Sin embargo, todo este gran trabajo se ha visto emborronado en el último momento por un desgraciado accidente que deja mermados a los naranjas de cara a lo que resta de Tour.
El líder de la formación, Samuel Sánchez,  indicaba que "el balance del día es muy negativo. Estábamos haciendo una gran semana y una caída ha dejado muy tocado al equipo. Son tres grandes compañeros que conocen el oficio, hacen un gran trabajo y en las etapas de montaña iban a tener un papel destacado. Mikel no ha entrado en meta y a ver como están Amets y Gorka, aunque las noticias no son buenas. Después de un golpe tan duro, es difícil continuar en carrera. El Tour es muy exigente sin percances, así que tocado... Notaremos su ausencia porque, repito, son grandes compañeros". Respecto a las diferencias en la general, el campeón olímpico resaltaba que "ahora mismo no pienso en eso, en quien puede haber cedido tiempo y quien no. Para mi lo importante es mi equipo, mis compañeros", resaltaba 'Samu'. 
Mañana sábado se disputará el primer final en alto del Tour de France, un puerto de primera categoría que se resume en 6 kilómetros de ascensión al 8,5% de desnivel medio, con un último kilómetro al 14% de media. En palabras de Samuel Sánchez, una subida "explosiva en la que puede haber diferencias, aunque pienso que no serán muy grandes. Es la primera llegada en alto e imagino que habrá bastante vigilancia. Serán unos 25 minutos de esfuerzo, no es de esos puertos largos del Tour, de estar una hora subiendo. Se puede echar en falta a un Contador o un Andy Schleck que rompa", resume el campeón olímpico. 
Una ascensión que el líder naranja ya conoce. "Vinimos a verla antes de competir en Dauphiné. Siempre viene bien examinar la etapas in situ, sobre todo cuando preparas todo al detalle. Me recordó un poco a Arrate, aunque es más duro. Alterna rampas muy empinadas con falsos descansos. Es una ascensión dura y posiblemente haya cambio de líder. Tiene pendientes como para que se produzca ese cambio, a ver quienes buscan el amarillo con interés".




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario