viernes, 30 de diciembre de 2011

Detener la Ruleta




La convocatoria para la marcha en favor de los presos y los exiliados políticos vascos el próximo 7 de enero en Bilbo va tomando impulso. Afortunadamente la voz de los represialados ya se escucha claro en Madrid gracias a la interlocución de los electos de Amaiur. Aquí tienen esta nota publicada en El País (les advertimos acerca del lenguaje):

U. Morán
La izquierda abertzale emplazó ayer al nuevo Gobierno del PP a que "no alargue ni un minuto más la ruleta rusa de la dispersión contra los familiares de los presos" de ETA. En su opinión, es lo que reclama la mayoría "política, sindical y social de Euskal Herria", dentro del camino a recorrer para la normalización política y democrática tras el cese definitivo del terrorismo.
"Aunque insuficiente, un primer paso debe consistir en acabar con la inhumana política penitenciaria", manifestó la portavoz Maribi Ugarteburu, durante una rueda de prensa en San Sebastián.
Acompañada de otros dirigentes abertzales como Pernando Barrena o Joseba Permach, Ugarteburu dio lectura a un comunicado en el que reivindicó la "inmediata puesta en libertad" de todos los presos gravemente enfermos o que tengan cumplida su pena, en referencia a quienes permanecen en prisión por la aplicación de la doctrina Parot. Además, exigió el traslado a cárceles vascas de todo el colectivo de reclusos "por razones de índole política y humanitaria".
La portavoz abertzale consideró que los presos son "consecuencia del conflicto" y constituyen un agente cuya participación en la resolución se antoja "imprescindible", como se demostró con su apoyo al Acuerdo de Gernika en septiembre. "En consecuencia, se les deben facilitar unas condiciones básicas para participar en este proceso de construcción de una paz justa para todos", señaló Ugarteburu.
Diálogo con ETA
La izquierda abertzale aprovechó su comparecencia de ayer para adherirse a la manifestación que el próximo día 7 recorrerá el centro de Bilbao en defensa de los derechos de los presos. Se trata de una cita marcada en rojo en el calendario, con la que el soberanismo vasco pretende exhibir músculo social para, tras el cese de ETA, centrar el foco en sus reclusos.
La propia Ugarteburu recalcó ayer que "tras el fin de la lucha armada, la exigencia de avances hacia la paz por parte de la sociedad vasca y la implicación en el proceso de la comunidad internacional, existen condiciones suficientes" para que los Gobiernos de España y Francia aborden la negociación con ETA. Un diálogo que "tendrá que ceñirse a las consecuencias del conflicto, entre ellas la libertad de los presos".

Por cierto, en El Economista han publicado una nota acerca de ello, en específico acerca del apoyo a la marcha que ha sido puesto en manifiesto en Barakaldo.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario