miércoles, 21 de diciembre de 2011

Chulería Ultra-Españolista

A Rajoy y su pandilla se les olvida que verbigracia de su antiguo aliado Ike Eisenhower el estado español ha sido incluido en la comunidad internacional, lo cual trae consigo ventajas y desventajas por supuesto. Entre estas últimas está la de estar siempre sujetos al escrutinio de todo lo dicho y todo lo hecho.

Decimos esto por que de acuerdo con el siguiente cable de EFE publicado en ABC pareciera que Rajoy no ha entendido que su chulería y prepotencia se conoce en cada rincón del planeta a escasos segundos de haber sido expresada como en el caso que nos ocupa:


Amaiur ha reclamado hoy a Mariano Rajoy que se preste al diálogo para resolver el conflicto vasco, pero el nuevo presidente del Gobierno ha insistido a la coalición abertzale en que tiene que pedir públicamente la disolución de ETA.
Después de dieciocho años de ausencia en el Congreso, la izquierda abertzale ha vuelto a la Cámara y ha sido el diputado Iñaki Antigüedad el encargado de pedir a Rajoy que no ignore los resultados electorales en Euskadi y admita que unos y otros están "condenados" a entenderse.
Un reclamo que no ha aceptado el presidente electo del Gobierno, quien de nuevo a instado a esta formación política a pedir a ETA que se disuelva.
Tras el debate, Amaiur se ha abstenido en la investidura para dejar constancia de que no quiere formar parte de la gobernabilidad de España, un gesto criticado, entre otros, por el portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha recordado que si no se quiere participar en algo, hay que irse, y si los diputados abertzales se han quedado ha sido sólo por la foto.
Bajo un sepulcral silencio ha escuchado el hemiciclo la intervención de Antigüedad, histórico dirigente independentista exmiembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, quien nada más subirse al estrado ha prometido "ir al grano".
"Estamos condenados a vernos y también a oirnos, sin perder las formas y sin prepotencias. Estamos condenados a entendernos", le ha dicho este diputado a Rajoy, a quien se ha dirigido en todo momento.
Antigüedad ha asegurado que Amaiur no va al Congreso con "obsesiones identitarias" y con la independencia vasca como primer objetivo, porque antes quiere la "resolución integral del conflicto".
Por eso, y pese a reconocer que su coalición y el PP son de antemano "adversarios políticos netos", ha pedido a Rajoy que sea "estadista" y "radical" en el buen sentido de la palabra, el de apoyar, como dice el diccionario, reformas extremas desde la democracia.
Además ha instado al líder del PP a que no ignore los resultados electorales del 20N en Euskadi, que reflejan que la "gran mayoría" de la sociedad cree que el conflicto vasco tiene "naturaleza política" y se dan las condiciones para solucionarlo.
Han sido diez minutos -los que la Junta de Portavoces ha dado a este partido por deferencia- de reiteradas peticiones que Rajoy ha replicado con una sola, la de que la coalición abertzale le pida a ETA que se disuelva definitivamente.
El nuevo jefe electo del Ejecutivo le ha dicho a Antigüedad que no le debe nada, y que tampoco debe nada a Amaiur el conjunto de la sociedad española.
Mariano Rajoy ha añadido que está esperando, como todos los españoles, que la organización terrorista, que "todavía existe", se disuelva de forma irreversible.
Y ha pedido más: que se garantice a todos los españoles que "no hay chantajes, ni amenazas ni personas que se erigen en jueces de la vida, de los derechos y de las libertades de los demás, y que eso se acabó".
Sería, en palabras del nuevo presidente, el paso que exigen "la lógica, el sentido común, la decencia y la moral".
Tras escuchar a Rajoy, Iñaki Antigüedad le ha replicado que Amaiur "perseverará" en su empeño de hablar, mientras que el líder del PP le ha respondido que él perseverará en recordarles que insten a ETA a que desaparezca.
El debate no se ha quedado entre Rajoy y Antigüedad; el portavoz del grupo popular, Alfonso Alonso, ha ido más allá.
Alonso ha dicho que a Amaiur le queda "un largo camino por recorrer" para aceptar las reglas del juego de la democracia y ha advertido de que los diputados populares serán "especialmente exigentes" con los parlamentarios abertzales.
El portavoz del PP ha lamentado que las únicas "credenciales" de Iñaki Antigüedad hayan sido que no haya dicho nada cuando ETA asesinaba y ha recordado que, mientras Amaiur ha hablado hoy libremente en el Congreso, muchos en el País Vasco no han podido defender sus ideas de la misma forma desde que se instauró la democracia.
En el debate de hoy, Amaiur ha sido el partido protagonista del Grupo Mixto, al que ha acabado integrado con sus siete diputados tras la negativa de la Mesa del Congreso a darles grupo propio.
Una decisión que han criticado algunos partidos de este mixto que ahora integran dieciocho parlamentarios.
Como ejemplo, las palabras del diputado de Equo-Compromís, Joan Baldoví, para quien la negativa del PP a que Amaiur tenga grupo condena al mixto a una situación "más propia del camarote de los Hermanos Marx" y amordaza la voz "de las diferencias": valencianos, gallegos, catalanes, asturianos y navarros.


Pobre tonto Rajoy y más tontos los integrantes de su coro... Amaiur no puede exigir nada a ETA por que Amaiur y ETA son dos colectivos distintos.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario