miércoles, 14 de mayo de 2008

Salven El Frontón

Esta nota nos llega gracias a EITb:

Diáspora

Frontones vascos: una 'especie en extinción' en EE.UU.

13/05/2008

Una campaña popular en Arizona, lucha por salvar el único frontón euskaldun del Estado. El frontón construido en 1926 se encuentra en ruinas lo que hace que el marcador sea: frontón 0 - paso del tiempo 22.

Cuando Jesús García en 1926 construyó en Flagstaff (Arizona) aquel frontón, nada hacía presagiar que años después la colonia de vascos en la zona sería casi inexistente y el mismo frontón se caería en pedazos literalmente.

El frontón del hotel vasco es uno de la poco más de una docena de frontones vascos que quedan en pie en el Oeste y es el único del Estado de Arizona.

La iniciativa social en Flagstaff ha comenzado una campaña para salvarlo de la ruina y poder así habilitarlo. Calculan que el arreglo costaría cerca de un millón de dólares y buscan el apoyo de los vascos de NABO o de algún donante acaudalado.

Cuando Jesus Garcia, primer propietario de la casa, construyó el hotel en el que se alojaban los pastores euskaldunes que antaño trabajaban en la zona, Flagstaff contaba con otros hoteles vascos, que albergaban a la hoy prácticamente desaparecida población de origen vasco de la localidad.

Olga Esparza, la nieta de García, dice que “los jóvenes inquilinos jugaban a pelota en el frontón, se bailaban euskal dantzak y se servía comida típica euskaldun.”

Hoy en día sin embargo, el hotel y el frontón se encuentran en mal estado, abandonados y cayéndose a pedazos.

Los representantes de la comunidad y los dueños actuales tienen claro que este conjunto debe ser preservado, pero aún falta por decidir cómo. El problema es, como casi siempre, el dinero; más concretamente: un millón de dólares

Patty Lutrell, residente en Flagstaff, adquirió el frontón hace cuatro años, y ha declarado que se necesita un millón de dólares para renovar el frontón pero que ella no dispone de ese dinero y espera poder vender la propiedad a alguien dispuesto a salvar la cancha.

El responsable de Conservación Histórica de Arizona, James Garriso, ha asegurado que apoyará cualquier esfuerzo por salvar el frontón. 'Es una especie en extinción. Si se va, se acabó', ha explicado.

Un fragmento de la euskal historia en el Oeste de EE.UU.

John Bieter, director del Basque Studies Center en la Boise State University de Idaho, ha subrayado la importancia de preservar un inmueble vasco histórico como éste.

En Boise, una cancha similar, en manos privadas, se conservó para la comunidad. 'Es una ventana abierta a un grupo de inmigrantes que han jugado un papel importante en la historia del Oeste americano', explica.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario