miércoles, 14 de mayo de 2008

Futuro Demofascista

Este excelente escrito ha sido publicado hoy en inSurGente:

El futuro está lleno

Manuel F. Trillo

El futuro está lleno de mierda. Lo anuncio y lo proclamo, porque el futuro era hoy, y hoy es un día lleno de mierda. Basta con observar que hace días presidía el Senado un sujeto que debiera responder en juicio por crímenes de lesa humanidad (asesinatos de Julián Grimau, Delgado, Granados, asesinatos en Vitoria…). Así mismo, en el Congreso de los Diputados, fue elegido como presidente un hijo de falangista (no he dicho un hideputa como lo dijera Cervantes), sino el hijo del alcalde falangista de Salobre (Albacete) durante los negros años de la dictadura franquista. Y los alcaldes franquistas eran franquistas, y el resto son matices sin importancia. Hay que decir en este punto que no es el único hijo de apesebrado durante la dictadura. El Ministro Fernández Bermejo (hijo del alcalde falangista de Arenas) o la mismísima Fernández de la Vega cuyo padre era otro mantenido por el franquismo, y así hasta llegar al mismísimo padre de Zapatero y sus buenos “oficios” en el Colegio de Abogados de León durante aquellos años en que había ejecuciones y asesinatos. Nunca se les oyó protestar –ni un pequeño manifiesto-, mucho menos al papá del actual gobernante “socialista”. Todos escondidos debajo de las piedras y viviendo del franquismo y en el franquismo sin que ahora vengan ni tan siquiera a disculparse. Mantenidos con piso y coche, ésos son los padres de estos gobernantes. Y estos gobernantes queriendo quitarse la mancha de sus padres con la infame Ley de Desmemoria Histórica.

El futuro está lleno de mierda, no se dude ni un momento, porque no existe, y esa mierda que hoy se palpa en todo el planeta, es la misma que se catará mañana. Era hoy el futuro, y hoy resulta que se observan las mismas mentiras de ayer y de anteayer y de hace diez y veinte y treinta años. Hoy hablan los rojos como Rosa y a mí me produce náuseas oírla, cuando con su boquita de piñón trapacera habla de asuntos que desconoce, pero que no tiene empacho alguno en “opinar” como si fuera una pitonisa o el mismísimo oráculo de Delfos. Esta señora es la representante de los comunistas españoles, uf, ¡qué fuerte!, ¡vaya cómo lo llevan los comunistas! Oír a esta mantenida del sistema, a esta oportunista, a esta amansada mujer elevada a los altares por el “inefable” califa –menudo ojo tenía este hijo de guardia civil- hablar del monarca español mientras escupe sobre los principios republicanos y defiende los colores y sabores de la monarquía borbónica, es un lujo para los herederos del franquismo. Su cuenta corriente es el espejo de su alma comunista, ¿o no es comunista?

El futuro es un aljibe lleno de mierda, porque era hoy el futuro y resulta que hay un comunicado político de la organización armada vasca ETA en que parece que se vuelve al futuro de hace más de 20 años, cuando el año 1989 parecía un futuro a los ojos de los que vivíamos en 1977. Camina todo por los mismos senderos de antaño, y en el presente –que es el presente de hace tantas décadas, es decir, el pasado- no se ve que haya una salida digna y adecuada a los conflictos políticos que existen en España. Nadie a estas alturas puede negar la naturaleza política de la cuestión vasca (o españolista, según se mire), y personajes tan cerrados de mollera, tan estalinistas como Carillo, o tan ceporros como esa alcaldesa de Córdoba o su mentor en otros tiempos, aun a pesar de su estrechez mental, no son capaces de negar que es política la cuestión de los tiros y las bombas. El futuro es volver a oír que no cesará el conflicto y el enfrentamiento hasta que no se reconozca el derecho a decidir (de autodeterminación) del pueblo vasco. El futuro es volver a leer comunicados de ETA y soportar la estulticia casi criminal de los sucesivos ministros del Interior, que no han pedido perdón ni han condenado los asesinatos de ciudadanos inocentes como el de Santi Brouard o de García Goyena. Mientras el Gobierno de España no condene formalmente esos crímenes a manos de sicarios propios, nadie puede decir a nadie que condene las muertes que se producen en uno u otro lado. Mientras el Gobierno de España no condene públicamente a quienes en su nombre torturan y después son condenados por ello nada habrá que hablar, me temo. Más aún cuando los torturadores son indultados y repuestos en sus funciones (véanse indultos de PP y PSOE a torturadores y asesinos convictos).

Vuelta el futuro al pasado conocido y vuelta el pasado a ser futuro, así se va llenando de mierda todo el presente. Y en este presente que fue ayer incluyo una noticia de los abogados de los presos vascos que piden al Gobierno de España que respete el derecho de defensa y el derecho a ejercer su profesión de abogados en las cárceles de España, y concretamente en la cárcel de Herrera de la Mancha. ¡Qué espanto!, la noticia tiene fecha de 11 de enero de 1980 (El País: “Abogados vascos protestan por la intervención de sus comunicaciones en la cárcel de Herrera”). El futuro nos destila otra noticia, pues donde hay polvos hay lodos, donde hay letrinas hay pozos sépticos, y hoy están siendo juzgados por la Audiencia Nacional los abogados. Pedían en 1980 que respetaran el secreto de las conversaciones que mantenían con sus defendidos, hoy tienen que pedir -28 años de demofascismo después- que no entren en los despachos y que no se lleven los ordenadores y la documentación –tal como ocurrió con la operación que ordenó el juez demofascista Baltasar Garzón en el 2001- y que ha dado lugar al “fascinante y fantasmagórico proceso” 33/01 contra las Gestoras Pro-Amnistía.

Se cita a la Audiencia Nacional a la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia, sobre una querella relacionada con el nombre de un parque dedicado al militante de ETA José Manuel Aristimuño, "Pana", muerto por disparos de la Policía en 1981 en Gasteiz. La Fiscalía, el 8 de abril de 2008, consideró que no es procedente aceptarla porque Beitialarrangoitia no era alcaldesa cuando se aprobó el acuerdo municipal y se colocaron las placas en 1982. Ahora, en el futuro, hoy, cuando han pasado 26 años desde que se acordó poner nombre al parque, en el presente Marlaska, ayer el coronel Eymar, decide incriminar a la alcaldesa porque “mantenerlo supone una voluntad o asentimiento personal respecto a dicha loa institucional". Así que hemos de suponer que los alcaldes de toda España loan a los franquistas, a los asesinos falangistas, a los cuatreros del Movimiento Nacional, sean de la ideología que sean, simplemente porque durante su mandato no han borrado los nombres de las calles de los asesinos franquistas. De este modo habría que citar y encausar a José Bono (el sonajero de la Mancha) porque reivindica a su padre, el alcalde franquista de Salobre. La actuación de Marlaska se contradice con la de su compañero Ismael Moreno, que la semana pasada, de acuerdo con la petición fiscal, rechazó admitir a trámite la querella interpuesta contra el alcalde de Zornotza, David Latxaga, por un presunto delito de "terrorismo" por no cambiar el nombre de una calle de la localidad dedicadas a Txiki y Otaegi, militantes de ETA fusilados por el régimen franquista en 1975.

Y la mierda es más grande cuando observamos que los hijos de los falangistas son los que gobiernan desde el PSOE en el Gobierno de España. Que el “Sonajero de la Mancha”, tildado como “cabestro” por un peneuvista, no dejará de amenizar la función desde el Congreso de los Diputados, y que un tipejo como Francisco Franco y sus compiches Yagüe y Queipo, Valdés y Millán Astray y... se sentirían orgullosos al ver que sus crímenes no fueron en vano y que ahora los españoles han sentado la cabeza votando a los hijos de los alcaldes que “colocaron” durante la dictadura. El demofascimo avanza por Europa a buen ritmo –un alcalde fascista en Roma, un Sarkozy en Francia, Merkel en Alemania, Boris ya es alcalde de Londres, Taci es presidente de Kosovo, Berlusconi rige en Italia…- y el futuro es el ayer, pues es preciso mucha determinación y coraje para que los derechos civiles sean respetados. Un Rubalcaba como Ministro del Interior se pasea por las tierras de la antigua Hispania vociferando que la violencia y la política no son compatibles, y ahí demuestra el bajo nivel intelectual de quienes nos gobiernan, pues la esencia misma de todo Estado es la violencia. Le bastaría con leer a Antonio Gramsci, pero “los cuadernos de la cárcel” son demasiado bocado para una mente tan pobre. Pues desde la calle le diríamos que lo que no se puede hacer es usar a los jueces para aniquilar a los discrepantes, inventar delitos, y crear fórmulas abyectas cuyo único soporte son las metralletas de la Guardia Civil y las pistolas de la Policía (quizás más adelante tengan que echar mano de las bayonetas del Ejército español, una vez más).

El futuro es un presente en que los Borbones están al frente de la Jefatura del Estado, y eso sin haber jurado los principios y valores de la raquítica y ya escuálida Constitución de 1978. Es imposible que olvidemos lo de ayer, caso Vinader, cuando se procesa hoy a la revista El Jueves por una viñeta en la que se muestran las muy buenas habilidades de un Borbón y las mejores disposiciones de la “plebeya” (que así la tildan, y otros motes que no reproduzco por decencia personal, quienes siempre han estado en la antecámara de la dinastía reinante). Es ayer el futuro cuando el joven Franki tiene que pasar más de dos años de prisión, cuando en Marbella se negocia con los corruptos para que no vayan a pasar el resto de sus días en la cárcel –algunos tienen pendientes más de cien juicios por corrupción urbanística- y todo ello a propuesta del fiscal, quien supuestamente vela por el “orden público”. Pero no hay empacho en emplumar a un joven por quemar un trapo rojo y gualda, por quemar la foto de un Borbón, por bajar un trapo que representa lo más abyecto de la tiranía y la dictadura. El franquismo está de moda, siempre lo estuvo, y ayer era hoy cuando los Bonos y los Zapateros se entusiasmaban con la banderas, como la que han puesto en el centro de Madrid (da miedo y espanta a quienes lucharon contra el franquismo). O ese furor que le viene a la Ministra Chacón diciendo que los colores de la bandera de España representan la paz y la libertad. Esta señora es una necia, además de inculta (o practica el mayor de los cinismos políticos). La bandera de los Borbones ha sido siempre el símbolo de la muerte, ahí está la inigualable Mariana Pineda agarrotada en Granada, o el fusilamiento de Torrijos en las playas de Málaga. Los Borbones son el símbolo de la muerte y de la represión, y por eso en el Código penal de 1995 se protege a esta familia, para que nadie les quite las prerrogativas provenientes del absolutismo (ahí el sirviente Belloch –en su tiempo Ministro de Justicia e Interior- tuvo su papel, éste además de necio es un aprovechado, y presume del servicio de su familia al Estado desde el siglo XVII). El futuro es una mierda muy bien presentada en un “pack” de burger con queso, todo para esconder la sangre con la que se ha hecho esta historia.

El futuro es ayer, y es la balsa que se describe en la Divina Comedia, todos con la mierda al cuello. En este mundo, la única barca que pudiera navegar –no sin trabajo- es la del Derecho, pero para ello, los artesanos deberían ser muy expertos en asuntos humanos y no se debiera ser tramposo a la hora de calafatear, pues por esos resquicios entra la mierda sobre la que se navega. Así venimos pasando desde el ayer netamente franquista al hoy neofranquista, y de este modo aquellas que no eran más que reglas de una banda de ladrones, han venido a ser sustituidas por normas que no tienen tampoco la categoría de leyes, pues quedó dicho hace mucho tiempo que lo que una asamblea aprueba y otra deroga no es ley (baste para entender esto en la mal nacida y mal nombrada Ley de partidos políticos de 2002 votada por el PP-PSOE, el demofascismo en estado puro, pues habrá un momento en que sea derogada al igual que lo fueron las normas que impusieron los nazis en el III Reich). En el presente se desprecia el Derecho y se desprecia a los juristas tal como hiciera Hitler (los tildaba de “cagatintas” y “pléyade de idiotas”), pero al igual que entonces siempre hay lacayos ingenieros capaces de redactar normas que tengan la apariencia de leyes, y aquí sí que hay que mirar a los juristas del demofascimo y a sus operadores jurídicos sentados –y asentados- en la Audiencia nacional.

Procuremos que la barca esté bien calafateada –no llegaré a verlo, advierto, no llegaremos ninguno a verlo- y obligados como estamos a construirla con los materiales que tenemos a mano y a comenzar por el principio. Estas pretensiones son imposibles mientras no se modifiquen esencialmente las relaciones económicas y sociales del sistema actual. Dicho esto, el futuro era ayer, y todo continúa emporcado, incluso lo que aquí se escribe.

(Fina: hoy como ayer estaré siempre al lado de los combatientes que navegan hacia Itaca. Por eso aprovecho este final para manifestar mi apoyo –qué pequeño es- a quienes están las cárceles de España por defender su pensamiento y no cejar en su lucha a favor del respeto del derecho de autodeterminación reconocido en la Declaración Universal de 1948. Manifiesto por tanto mi apoyo a la alcaldesa de Arrasate y a la alcaldesa de Hernani, la primera ya en la cárcel, la segunda en sus puertas. Y a todas las víctimas del demofascismo).



.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario