domingo, 23 de marzo de 2008

Aberri Eguna Conjunto

Esta nota ha sido publicada hoy en inSurGente:


Aberri Eguna en Irun-Hendaia

Miles de vascos, hombres y mujeres de todas las edades, celebran hoy el Aberri Eguna en Irun y Hendaia, superando fronteras impuestas

Tras una marcha entre Irun y Hendaia, en el acto central del frontón Gaztelu Zahar, los intervinientes han apelado a la unión de fuerzas pese a las diferencias para encauzar la solución al conflicto y lograr la soberanía.

Miles de personas han participado hoy en la marcha "unitaria" convocada por el Foro de Debate Nacional para celebrar el Aberri Eguna.

Ciudadanos y representantes de Eusko Alkartasuna, Aralar, Batasuna, ANV, EHAK, ELA y LAB han realizado un recorrido entre la localidad de Irun (Gipuzkoa) y Hendaia (Lapurdi) donde ha tenido lugar un acto político en el que han reclamado la independencia y la unión en torno a los puntos en común de los diferentes agentes superando las diferencias para lograrla.

La marcha ha partido pasadas las 11:30 horas desde el recinto ferial Ficoba de Irun precedida por una gran ikurriña. Entre los asistentes se encontraban representantes de EA como Maiorga Ramírez, de Aralar como Jon Abril y Ainhoa Beola y de la izquierda abertzale como Arantxa Urkaregi, Kepa Bereziartua, Nekane Erauskin, Tasio Erkizia y Josetxo Ibazeta. Asimismo, han acudido personas conocidas como el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, o José Luis Álvarez Enparantza Txillardegi.

La marcha ha realizado un recorrido por la localidad de Hendaia, tras una pancarta con el lema 'Nazioa gara. Zazpiak bat. Burujabetzaren alde'.

Manifiesto

El acto principal ha tenido lugar en el frontón Gaztelu Zahar de Hendaia (Hendaye). El miembro del Foro de Debate Nacional, Abel Ariznabarreta, ha sido el encargado de leer un manifiesto en el que ha abogado por la independencia del pueblo vasco, así como por el reconocimiento del mismo como nación.

En el mismo, ha denunciado que los Estados español y francés "quieren cortar la cadena, hacer callar la voz". "Se nos niega el vivir, trabajar y sentir como nación. Se nos prohíbe decidir nuestro futuro como nación e ir construyendo país. Nos castigan por querer ser lo que somos, nos encarcelan, nos desprecian. Pero es inútil", ha remarcado. Ha advertido de que "ante la prohibición, ante el castigo", miles de ciudadanos vascos han decidido "seguir en la labor de la construcción nacional" ya que, "por encima de todos los ataques y criminalizaciones", reivindican su "identidad vasca".

A su juicio, "ha llegado el tiempo de lograr el lugar que nos corresponde como nación en el mundo" así como de "garantizar todos los derechos". "Estamos en ese momento y afortunadamente no hay vuelta atrás. Estamos en los albores de la soberanía", ha asegura para añadir que "somos Euskal Herria porque lo hemos ganado".

Tras su intervención, ha tomado la palabra la representante de Udalbiltza de la izquierda abertzale Ixabel Etxeberria quien ha remarcado la necesidad de que los vascos cuenten con sus propias instituciones y ha apelado a los cargos recién elegidos en las elecciones a trabajar por la reorganización del trabajo de la asamblea de electos municipales.

El manifiesto "Nazioa gara. Zazpiak bat. Burujabetzaren alde", elaborado por el bertsolari Jon Maia, contituye el lema y el cuerpo de la convocatoria unitaria que reunirá hoy a miles de vascos entre Irun y Hendaia, promovida por 59 personas de diferentes ámbitos sociales y geográficos de Euskal Herria, y que tras su presentación pública el 23 de febrero en el Palacio Miramar de Donostia, ha sumado centenares de adhesiones de ciudadanos y ciudadanas vascas, entre ellas, numerosas personalidades del espectro social, político, cultural y sindical de ese país.

Tal como explicó en la presentación de febrero el portavoz del Foro de Debate Nacional Abel Ariznabarreta, "hoy en Euskal Herria hay una mayoría social a favor del reconocimiento de Euskal Herria como nación, la territorialidad, el derecho de autodeterminación y a favor del reconocimiento y garantías en torno a los derechos que nos corresponden como nación, así como los derechos individuales y colectivos que nos asisten como ciudadanos y ciudadanas de Euskal Herria".

Una reflexión que guiará a la multitud que acuda hoy a las puertas de Ficoba para recorrer el trayecto hasta Hendaia, y que buscarán, asimismo, "convertir esa fuerza en una fuerza para la apertura de una nueva era en Euskal Herria". El manifiesto elaborado para la cita de este año constata que "somos una de las naciones más viejas de Europa. Nosotros -apunta a este respecto-, los vascos y vascas de hoy, somos el último eslabón de una larga cadena a través de los siglos. Somos las nuevas voces de un largo canto por la libertad". Frente a esta realidad, denuncia que "sin embargo, no se nos reconoce". "Quieren cortar la cadena, hacer callar la voz. Se nos niega el vivir, trabajar y sentir como nación. Se nos prohíbe decidir nuestro futuro como nación e ir construyendo país", denuncia.

"Un compromiso imbatible"

"Pero es inútil" agrega, sin embargo, a continuación, y en un contexto marcado por el estado de excepción impuesto a este país, los promotores de la convocatoria, las cientos de personas que se han adherido al texto y las miles que acudirán a Irun y Hendaia, replican que "por encima de todos los ataques y criminalizaciones, reivindicamos nuestra identidad vasca y con la misma firmeza adoptamos el compromiso de seguir trabajando. Un compromiso imbatible".

Para Nazio Eztabaida Gunea "ha llegado el tiempo de lograr el lugar que nos corresponde como nación en el mundo", el momento de "garantizar todos los derechos que nos corresponden como ciudadanos y ciudadanas vascas". "Estamos en ese momento y afortunadamente no hay vuelta atrás, estamos en los albores de la soberanía", sostiene en este sentido.

A las 11:30

Con la marcha, que partirá en torno a las 11:30 desde las inmediaciones de Ficoba, y el posterior acto político en Hendaia, se reclamará también "el reconocimiento de lo que somos".

"Somos mayoría los que reivindicamos que Euskal Herria es una nación y debe lograr su soberanía" insiste el manifiesto que, por ello, hace un llamamiento a que "a través del auzolan entre todas las personas que conformamos este pueblo", se hagan realidad "los derechos de toda la ciudadanía" y "vayamos sembrando desde hoy ese futuro hacia la soberanía".

Batasuna, EA y AB

Representantes de Batasuna, EA y Abertzaleen Batasuna comparecieron ayer en Baiona para hacer un llamamiento a la ciudadanía vasca a que acuda a los actos unitarios convocados por Nazio Eztabaida Gunea. Según manifestaron, esta convocatoria ofrece la posibilidad de reivindicar que Euskal Herria es una nación, por encima de fronteras impuestas, y que "es una realidad insertada en la Europa del siglo XXI".

Asimismo, estas formaciones, que coaligadas en Euskal Herria Bai han cosechado unos magníficos resultados en las pasadas elecciones municipales y cantonales, anunciaron que el mismo domingo por la tarde celebrarán un acto con el que pretenden festejar la extraordinaria respuesta de los electores. La convocatoria es en la plaza Gaztelu Zahar, a las 17:00 horas, y los convocantes hicieron un llamamiento a todos los abertzales para que acudan al acto.

A este respecto, valoraron que los buenos resultados obtenidos en los comicios del 9 y el 16 de marzo reflejan una subida del movimiento abertzale y suponen un reforzamiento de su proyecto, y consideraron que "pueden servir de activo político que el conjunto de Euskal Herria y la la construcción de nuestro país".

"Nucleo central" del conflicto

En las últimas horas también han hecho un llamamiento a acudir a la cita en Irun y Hendaia organismos como Bilgune Feminista, y el sindicato LAB. La central abertzale, en un escrito hecho público con motivo del Aberri Eguna, considera que el lema "Nazioa gara. Zazpiak bat. Burujabetzaren alde", "sintetiza las claves de referencia política que como trabajadores y trabajadoras debemos reforzar en un contexto donde ambos estados persisten en estrategias de negación e imposición".

Para LAB, "el conflicto político que Euskal Herria mantiene con Madrid y París tiene en el reconocimiento de una nación con derechos su núcleo central, siendo por tanto un factor determinante para su superación y consiguiente consolidación de un escenario de paz y democracia en el que todos los proyectos políticos, incluida la independencia, puedan ser posibles con la adhesión mayoritaria de la sociedad vasca". "Los hombres y mujeres de Euskal Herria tenemos que ser sujetos soberanos de nuestro futuro institucional, económico y social", agrega.

Bilgune Feminista, por su parte, ha hecho un llamamiento a todas las mujeres de Euskal Herria para que participen en la convocatoria unitaria.

Iniciativas estériles y eslóganes vacíos tras otro año perdido para la paz y la solución

En Euskal Herria existe otro modo de medir el tránsito anual al margen del calendario clásico de enero a diciembre o del que impone la sucesión de cursos políticos, de septiembre a julio. El día de hoy, Aberri Egu- na, supone ocasión propicia para hacer balance y valorar si el país avanza o retrocede. Y doce meses después, una vez más se constata que tampoco en este 2008 habrá nada que celebrar.

El último ha vuelto a ser un año irrelevante a los efectos de avanzar hacia la resolución del conflicto. De hecho, hace justo 365 días el Gobierno español ya recalcaba que el proceso de negociación estaba finiquitado. Aquello no era cierto del todo, como se supo después: todavía en mayo habría un intento final con un formato inédito que obligó a retratarse a todas las partes. Desde entonces, en la agenda de los mediadores internacionales -y también en la memoria de la opinión pública española y vasca- está grabada la clave del disenso final: la negativa del PSOE a aceptar la última oferta política de la izquierda abertzale -autonomía a cuatro con derecho a decidir, sin vetar la opción de la independencia-. Y también quedan certificados otros aspectos como la voluntad de ETA de desmantelar sus estructuras militares en el marco de un proceso de solución consensuado.

Desde entonces, las cosas han ido evidentemente a peor para todas las partes en conflicto; más aún, para la sociedad en su conjunto. La conclusión del alto el fuego ha derivado recientemente en el atentado contra Isaías Carrasco -quebrando una trayectoria de casi cinco años sin víctimas mortales de ETA en Euskal Herria- o en la explosión del viernes en Calahorra; los servicios de escolta se han multiplicado; los interlocutores y decenas de dirigentes de Batasuna están entre rejas; hay más presos políticos vascos que nunca; otra familiar (Nati Junco) falleció camino a prisión; la sentencia del 18/98 ha estirado el chicle del «todo es ETA» hasta límites impredecibles; EHAK y ANV también quedan proscritas...

Conformismo político, inconformismo social

De Aberri Eguna 2007 a Aberri Eguna 2008 ha pasado un año en que los indicadores del conflicto se han multiplicado, pero sus parámetros de fondo siguen intactos y más claros que nunca. Un año en el que los partidos e instituciones, encargados de ofrecer soluciones, vuelven a refugiarse en autojustificaciones, cuando no a recurrir a manidas vías represivas que rompen ya los límites del absurdo. Ahí quedan dos ejemplos de esta misma semana: la decisión de la Fiscalía de investigar a los 35.000 espectadores de San Mamés y la del Ayuntamiento de Iruñea de impedir celebrar bodas civiles a los dos concejales de ANV. ¿Alguien puede explicar qué diseño de solución hay tras acciones como éstas?

Todos estos mensajes trasladan conformismo con el enquistamiento de la situación. Y algo así se detecta también en quienes, desde formaciones abertzales, tratan de camuflar sus malos resultados electorales indicando que el electorado vasco está menos «ideologizado» («la vasca es una sociedad posmoderna», dice Iñigo Urkullu). Esa lectura no se corresponde en absoluto con el innegable caudal de ilusión que hicieron brotar Lizarra-Garazi en 1998 o el inicio del proceso de negociación en 2006. Está claro que a la ciudadanía sí le interesa la solución. De hecho, parece evidente que si una parte del tradicional electorado abertzale ha preferido votar al PSOE es precisamente porque tiene en su retina la imagen -falsa imagen, visto lo visto- del Zapatero dispuesto a intentarlo. O, puesto en pasiva, que ha decidido dar la espalda al PNV por su irrelevancia durante dicho proceso negociador; una irrelevancia manifestada tanto en la incapacidad de mantener una posición autónoma en Loiola como en su ausencia en el intento de mayo.

Iniciativa, implicación, imaginación

Digan lo que digan las interesadas valoraciones postelectorales, pasar la página del conflicto político y armado es una prioridad para la sociedad vasca, aunque en este momento lo exprese más a través del hartazgo que de la movilización. Una sociedad necesitada de líderes que no vendan impotencia, sino iniciativa; que no trasladen conformismo, sino implicación; que no se pregunten qué puede hacer su país por ellos, sino qué harán ellos por su país; que no reproduzcan errores, sino que ensayen caminos nuevos e inventen si es preciso.

El ex jefe de gabinete de Tony Blair acaba de publicar que éste se ofreció a reunirse personalmente con los dirigentes del IRA para tratar de sacar al proceso irlandés de uno de sus atolladeros. Sea o no cierto el episodio, a su amigo Zapatero no le hubiera hecho falta tanto: habría bastado con cumplir e implementar los acuerdos cerrados entre sus representantes y los de ETA en 2005 para llevar a cabo un proceso de resolución definitiva. Pero prefirió no arriesgar y dejar las cosas como están.

Otro tanto ocurre con el PNV, que propondrá hoy al PSOE un lavado de cara del Estatuto de Gernika sin más pretensión que estabilizar la actual situación, a tenor de lo que adelanta. Que oficialice su oferta a la baja en un día como el Aberri Eguna resulta especialmente significativo a los ojos de todos los abertzales.

Los ejercicios de márketing -versión talante o versión Plan Euskadi 2020- no sirven a estas alturas para engatusar a una sociedad vasca que soñará otro Aberri Eguna más con un futuro en solución y en paz.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario