miércoles, 9 de noviembre de 2016

Kalera, Kalera!

Con respecto a la articulación social solidaria con la situación de los represaliados políticos vascos, les presentamos este artículo publicado en Gara:


«Kalera, kalera! Bakea eta askatasuna irabaztera» es el lema de la iniciativa que pretende dar un arreón a la lucha en favor de los presos y presas políticas vascas. Un encierro entre el 10 de diciembre y el 8 de enero en Usurbil y una kalejira en Donostia son algunos de los hitos del programa presentado en Bilbo por una quincena de exrepresaliados.

Iker Bizkarguenaga

Con el objetivo de «dar un salto cualitativo en la exigencia de vaciar las cárceles», y dirigida a «los cientos de miles de vascos que llevamos toda una vida luchando, de una manera o de otra, por la amnistía, la paz y la libertad para nuestro pueblo», una quincena de expresos y expresas presentaron ayer la iniciativa “Kalera, kalera! Bakea eta askatasuna irabaztera”.

En una comparecencia celebrada en los tinglados del Arenal bilbaino, Juan Mari Olano y Oihana Garmendia expusieron los motivos que les ha llevado a emprender esta movilización sostenida, que tendrá como hito el encierro que se llevará a cabo entre el 10 de diciembre y el 8 de enero en Usurbil, y que compaginarán con encuentros con todo tipo de agentes sociales, políticos y sindicales, al objeto de avanzar en este campo. Durante esas cuatro semanas, además, han programado un buen número de actividades tanto en la citada localidad guipuzcoana, donde esperan que un millar de personas participen de una forma u otra en el encierro, como en otras localidades vascas.

En la comparecencia explicaron que su apuesta es complementaria del trabajo que están desarrollando otros agentes para denunciar la dispersión, la situación de los presos enfermos y otras vulneraciones de derechos, así como de las que «puedan diseñar otras mayorías sociales, sindicales o políticas que contemplen la excarcelación de los presos y la resolución de las consecuencias del conflicto».

Sacarlos «cuanto antes»

La inciativa, explicó Garmendia, busca la «activación de la lucha popular» y el «arrope social» a los presos y presas políticas vascas, y se marca como finalidad primordial «sacar a todos nuestros compañeros cuanto antes».

En ese camino, el lema elegido tiene dos componentes, con otro par de significados para cada uno. De esta forma, «Kalera, kalera» hace referencia al objetivo de sacar de las cárceles a los prisioneros y, asimismo, a la necesidad de que la sociedad salga a la calle para lograrlo. La segunda parte del enunciado –“Bakea eta askatasuna irabaztera”– se refiere a que con la libertad de los presos y presas la sociedad vasca será del mismo modo más libre, además, que la liberación de los militantes encarcelados es necesaria para que sigan luchando por la paz y la libertad.

Como elementos identificativos han elegido la canción “Kalera, kalera”, mil y una veces coreada en este pueblo, tanto en movilizaciones masivas como en la intimidad de los txokos, y por otra parte, el elemento gráfico de la llama de una vela. «La llama –explicaron– del candil de los familiares, la llama de los pebeteros de duelo por los luchadores y luchadoras vascas que han caído en el camino».

«Ha llegado la hora de hacer el ejercicio mental de imaginarnos un pueblo sin presos», expuso Olano, quien también recordó que la situación en las cárceles se ha recrudecido en los últimos años. Antes, explicó que la iniciativa presentada ayer parte de la reflexión compartida que iniciaron expresos y exrefugiados hace un año, «preocupados» por el «parón» existente en este ámbito, que estaba, señaló, «fuera de la agenda». En ese contexto, vieron la necesidad de abrir espacios de movilización, desde la convicción de que ellos mismos, conocedores de primera mano de lo que supone ser preso o exiliado, podían hacer su propia aportación.

Indicó que en los últimos meses han participado en docenas de charlas en todo Euskal Herria, donde han hablado pero sobre todo han escuchado miles de aportaciones, y citó referencias como la presentación en marzo del manifiesto “Amnistiaren norabidean, euskal preso eta iheslariak etxera”, así como la manifestación nacional del 17 de abril, que reunió a 20.000 personas en las calles de Bilbo. También citó el comunicado difundido por EPPK en 2013, del que destacó su «gran realismo político y firme compromiso con el actual escenario». Con estos ingredientes han cocinado esta nueva dinámica, que pretenden sea un revulsivo en el trabajo en favor de los presos.

La APAVT, contra Sare

Y mientras algunos pretenden profundizar en el trabajo en defensa de los presos, otros insisten en tratar de torpedearlo. La APAVT presentó ayer en la Audiencia Nacional española un escrito pidiendo la prohibición de la manifestación convocada por Sare el 14 de enero en Bilbo. También pide que se dirijan oficios a Guardia Civil, Policía española y Ertzainza, para que emitan informes sobre los convocantes de la marcha por si detrás de ellos se encontrase alguna organización ilegalizada.

La Fiscalía retira los cargos por portar fotografías de los presos

La Fiscalía de la Audiencia Nacional retiró ayer la acusación contra tres acusados por llevar pancartas con imágenes de presos durante una concentración celebrada en Bilbo en 2015, al considerar que la acción no excedió el derecho a la libertad de expresión y no es un delito. El juicio celebrado en el tribunal especial quedó visto para sentencia, y el presidente del tribunal avanzó que los procesados serán absueltos al retirar los cargos la única acusación que se ejercía contra ellos.

Los hechos ocurrieron el 14 de septiembre de 2015, cuando la Ertzaintza arremetió de manera violenta contra la concentración que cada lunes se celebra en el Txoko de Joseba Asensio “Kirruli” de Indautxu en favor de los derechos de los presos. Esgrimiendo como argumento que las imágenes de los presos suponen un «delito de enaltecimiento del terrorismo», los policías autonómicos interrumpieron entre empujones, insultos y amenazas la concentración, que desde hace años viene celebrándose en ese lugar, e identificaron a siete de las 40 personas presentes. Para denunciar lo ocurrido y «dejar claro que la solidaridad no es ningún delito», una marcha recorrió el viernes pasado las calles del céntrico barrio bilbaino.

Algunas fechas de referencia

10 de diciembre

A las siete de la tarde de ese día se procederá a inaugurar «Kalera Gunea», en Usurbil. Será el punto referencial de la iniciativa, aunque los pueblos y barrios también serán escenario de actividades en el mismo contexto. En la localidad guipuzcoana se instalará de forma permanente una «Mesa de los ausentes».

17 de diciembre

Se ha organizado un campeonato de mus que prevé contar con tantas parejas como presos, 358 a día de hoy.

24 de diciembre

En víspera de la Navidad se llevará a cabo una marcha a la cárcel alavesa de Zaballa.

31 de diciembre

También habrá marchas a las cárceles el último día del año. En concreto, se han programado a Basauri, Martutene y Lannemezan.

6 de enero

Donostia será escenario de una kalejira velada a partir de las siete de la tarde, una movilización que pretende llenar la bahía de la Concha, que lucirá espectacular con la luz de las candelas.

8 de enero

Ese día concluirá la iniciativa, y lo hará con una comparecencia masiva en Usurbil a la que, según dijeron ayer, asistirán un buen número de exrepresaliados.







°