martes, 15 de noviembre de 2016

Ratifican Candidatura de Maddalen Iriarte

Tal como estaba previsto, el PNV ha optado por continuar jugando al colaboracionismo con la metrópoli borbónico-franquista retrasando cuatro años más la oportunidad para construir país andando el camino junto a la izquierda abertzale.

Ante este escenario, desde EH Bildu dejan claro que existen opciones para que la ciudadanía de la CAV no tenga que sufrir las consecuencias de las medidas neoliberales dictadas desde La Zarzuela y aplicadas a rajatabla desde Lakua.

Les compartimos esta nota publicada en El Correo Vasco:


Unai Urruzuno, parlamentario abertzale, dice que la coalición, como principal partido de la oposición, debe «dejar su impronta desde el principio

El parlamentario de EH Bildu Unai Urruzuno ha afirmado que la coalición soberanista presentará la candidatura de Maddalen Iriarte a lehendakari, tras constatar en los encuentros mantenidos con el PNV que las diferencias en materia social «son bastante marcadas». En cualquier caso, ha indicado que «el atasco» no ha estado «en el texto literal o en las cifras» de sus propuestas, sino que por parte del PNV «ha habido una especie de querer despejar el debate con brocha gorda».

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Urruzuno, integrante de la comisión negociadora entre EH Bildu y PNV, ha afirmado que la coalición soberanista presentará la candidatura a lehendakari de Maddalen Iriarte antes del viernes, fecha en la que expira el plazo de presentación de candidaturas. «EH Bildu va a afrontar el pleno de investidura con Maddalen Iriarte a la cabeza porque, después de haber mantenido una serie de reuniones con el PNV, consideramos que, en el ámbito social, las diferencias son bastante evidentes, bastante marcadas», ha manifestado.

En este sentido, ha apuntado que la coalición soberanista desea iniciar la nueva legislatura con «un salto cualitativo en ese sentido», ya que, según ha subrayado, «son posibles otras medidas políticas sociales, otras medidas económicas» y EH Bildu debe «dejar su impronta desde el principio». En cualquier caso, ha afirmado que, si bien la ciudadanía vasca ha situado a EH Bildu como primera fuerza de la oposición, «eso no quiere decir que la oposición deba ser exclusivamente de confrontación», sino que «habrá ámbitos de confrontarse con el PNV, con el PSE, con el PP» y también «puede haber un escenario de posibilidades de alcanzar grandes acuerdos de país».

De este modo, se ha mostrado convencido de que, al contrario de lo que ocurre en el Estado, existen «condiciones políticas para que se den avances reales» en los ámbitos de cohesión social y empleo, pacificación y nuevo estatus político. «Desde esa convicción -ha añadido- vamos a afrontar la legislatura con una estrategia y un programa autónomo». Urruzuno ha señalado que, «hasta ahora», se estaba realizando un «emplazamiento» a PNV y a Podemos, pero «la centralidad política» corresponde a Euskal Herria Bildu y va a «dar juego en cuanto a acuerdos» con ambas formaciones.

En relación a sus discrepancias con el PNV, ha explicado que EH Bildu planteó «una serie de iniciativas» en materia de cohesión social y del fomento del empleo, como el complemento de pensiones hasta los 1.080 euros, un plan de retorno para los jóvenes que han tenido que marcharse al extranjero, o un plan para que el empleo público «se aproxime a tasas de porcentaje europeas», que han sido «tachadas de inviables e irrealizables» por el PNV.

De este modo, ha indicado que EH Bildu «eso lo achacamos más a falta de voluntad de abordar el debate en sus justos términos a que en realidad hubiera una cierta voluntad de llegar a acuerdos». «Es verdad que las diferencias están ahí, pero lo que falta es voluntad para abordarlas», ha apuntado. Asimismo, ha advertido de que el PSE-EE, al que ve «en posiciones bastante excluyentes», pueda «condicionar» un posible acuerdo con el PNV a que «no haya avances» en materia de pacificación o nuevo estatus político. «El PSE puede jugar a un constante veto», ha considerado.






°