sábado, 12 de diciembre de 2015

El Que a Hierro Mata

Hace unas semanas denunciábamos el acto de racismo por parte de Disney en contra de los actores maoris que interpretan a los Fett -y por lo tanto a los clones- cuando decidieron dar el papel de un Storm Trooper renegado al actor inglés John Boyega quien petulante incluso lanzo su ahora infame reto: "váyanse acostumbrando". Con el rumor que se destapó meses más tarde con respecto a la elección de actor -dejando fuera a Temuera Morrison y a Daniel Logan- para interpretar al propio Boba Fett en una película derivada (spin off) ya Disney lo dejaba claro, estaban apostando por el "tokenismo" al cual recurren los medios masivos de comunicación yankis para ocultar las grandes deficiencias de ese país con respecto a los derechos sociales y garantías individuales de la población afroestadounidense.

Pues bien, resulta que en China le han dado a Disney una cucharada de su propio chocolate.

Lean esta nota publicada en SDP:

Tachan de racista cartel chino de Star Wars

En el cartel de China algunos personajes son minimizados y otros eliminados por ser de raza negra.

Todos están hablando de las ligeras diferencias que existen entre el cartel original de la séptima película de la saga Star Wars al que se dio a conocer en China, debido a que algunos personajes interpretados por actores de raza negra son minimizados o borrados, lo que ha causado polémica y acusaciones de racismo en el mundo.

En la versión china del póster, el actor John Boyega, uno de los protagonistas de "El despertar de la fuerza", aparece sensiblemente más pequeño y arrinconado que en el original, mientras que Maz Kanata, personaje interpretado por la actriz también negra Lupita Nyong'o, ha sido borrado completamente.

Por si fuera poco, desaparecen a Chewbacca y el actor hispano Oscar Isaac, aunque son los que más críticas han generado entre aficionados a la saga dentro y fuera del país asiático, especialmente en redes sociales.

“Es injusto criticar a las audiencias chinas por un caso individual”, afirmaba al Global Times el crítico de la Asociación de Cine de China, Chen Qiuping.

Vale la pena mencionar que esta será la primera vez que un filme de la franquicia se verá en las grandes pantallas comerciales de China, ya que las seis anteriores no obtuvieron en su día el permiso necesario de las autoridades censoras de este país, aunque sí pudieron verse excepcionalmente el pasado verano en gran pantalla durante el Festival de Cine de Shanghái.

Cartel chino:



Cartel original:




Paradójicamente también han desaparecido del poster la actriz mexico-keniana Lupita Nyong'o y el actor guatemalteco Oscas Isaac, con los cuales Disney por fin tomaba en cuenta a la población "hispana".

Pero para que no se quejen mucho ni se rasguen las vestiduras, justo como preguntábamos acerca de actores de origen "hispano" o "latino" que hubiesen participado en la saga de Star Wars -dicen que Diego Luna estará en otra película derivada acerca de unos pilotos rebeldes- más allá del muy tangencial papel del portorriqueño Jimmy Smits como el senador Bail Organa, siendo la respuesta ni uno solo, ahora preguntamos, ¿cuantos artistas "orientales" -así les llaman en Estados Unidos, de veras-  han estado en un papel protagónico en los filmes de George Lucas?

Ni uno solo.

Entonces los chinos, los japoneses, los coreanos, los vietnamitas et al podrían muy bien acusar a Hollywood de exactamente lo que se está acusando a los distribuidores chinos de la nueva película en la saga de Star Wars.

Como ven, la cuestión tiene varios ángulos y fueron los propios estudios cinematográficos estadounidenses con su apuesta a lo "políticamente correcto" y a su versión manipulada y sesgada de esa medida que busca equidad laboral denominada "acción afirmativa" lo que les ha metido en este embrollo.

John Boyega, vete acostumbrando.




°