domingo, 29 de noviembre de 2009

Grande-Marlaska Se Ensaña

El juez Grande-Marlaska ha tomado esta oportunidad de emparejarse en la letal competición que mantiene con Baltasar Garzón para ver quién puede agradar más al séquito de Juan Carlos Borbón mediante aprovechando la represión en contra del pueblo vasco. Así pues, Grande-Marlaska se ceba en los jóvenes secuestrados en respuesta al llamado al dialogo político lanzado por la izquierda abertzale en Altsasu. Lean esta nota de Gara al respecto:

Marlaska envía a 31 jóvenes a prisión entre crecientes denuncias de torturas

O. L. | Donostia

El mayor ataque contra la juventud independentista se salda con treinta y un presos políticos y unas denuncias de tortura que se agravan con el paso de los días de incomunicación en manos de las FSE.

Sólo el galdakaoarra Joseba Dalmau fue puesto en libertad tras cinco días de incomunicación, mientras que los gasteiztarras Aitor Liguerzana, Unai Ruiz y Jagoba Apaolaza, las donostiarras Maialen Eldua y Garazi Rodríguez, el sestaoarra Mikel Totorika, el tolosarra Haritz López, el andoaindarra Euken Villasante, y el elorriotarra Ibai Esteibarlanda pasan a engrosar la larga lista de jóvenes encarcelados por orden del juez de la Audiencia Nacional española, Fernando Grande Marlaska.

35 arrestos en total

Además de estos diez, el joven barañaindarra Iker Martínez compareció ante el tribunal espacial horas después de haber sido detenido por agentes de la Guardia Civil en las cercanías de este juzgado. Este navarro se encontraba, al parecer, entre los jóvenes que la Policía española y la Guardia Civil pretendían arrestar en la noche del lunes por lo que ayer intentó presentarse en la Audiencia Nacional española acompañado de su abogado para declarar ante el juez que dictó su arresto. Martínez sin embargo, fue interceptado antes por agentes del instituto armado y entró esposado en el tribunal especial. Finalmente, tras declarar ante el magistrado, dejó atrás el tribunal madrileño sin cargos.

Además de un tercer día de larga espera, los familiares de los diez últimos jóvenes en comparecer conocieron con angustia «el duro y violento» trato denunciado por los encarcelados la víspera.

Los jóvenes que tuvieron la opción de ver a sus familiares relataron los malos tratos a los que fueron sometidos tanto por parte de la Policía española como por parte de la Guardia Civil, precisando haber sufrido además de las presiones sicológicas denunciadas por los encarcelados el jueves, continuos golpes y empujones. Un joven detalló «haber sido levantado por lo agentes que lo custodiaban agarrándolo del cuello y que lo amenazaron con meterle la cabeza en un balde de agua».

En busca de sus hijos

Tras largas horas en las inmediaciones del tribunal especial, sobre las nueve de la noche los cerca de cuarenta amigos y familiares que esperaban ansiosos se agolparon a las puertas del tribunal para escuchar la decisión de Grande Marlaska. Un fallo que no auguraba nada bueno para la mayoría.

Sólo los padres y los amigos de Joseba Dalmau tuvieron motivos de alegría ayer, y es que la gran mayoría ha tenido que ver cómo sus jóvenes seres queridos eran enviados a prisión por su militancia política.

Al no facilitarles siquiera la identidad de los jóvenes que declaraban cada día, muchos de los familiares han tenido que soportar 72 horas con el corazón en vilo ante el tribunal especial. Además, estas horas de espera no sirvieron para nada para la gran mayoría ya que tampoco se les dio opción de estar con los jóvenes encarcelados en los calabozos de la Audiencia Nacional una vez dictadas las órdenes de prisión y levantada la incomunicación.

La angustia vivida durante días se vio redoblada por la mañana de ayer cuando los familiares ni siquiera encontraban en las prisiones a los jóvenes encarcelados la víspera. Muchos tuvieron que recorrer la mayoría de cárceles de los aledaños de Madrid para dar con sus hijos.

Uno de los jóvenes independentistas que se encontraba en Aranjuez no tuvo ni siquiera la opción de ver a sus padres y es que en el módulo de ingresos de esta prisión las visitas son los viernes, por lo que los carceleros le espetaron a sus padres que volviesen el viernes.

La única noticia que dio un poco de arrojo y calor a los padres y a las madres de estos jóvenes independentistas fue conocer que cerca de veinte mil ciudadanos los arropaban en las calles de Bilbo.

Dos gasteiztarras arrestados acusados de «kale borroka»

Dos jóvenes gasteiztarras, a los que acusan de «participar en actos de kale borroka», fueron arrestados durante la noche del viernes por la Policía Municipal. El movimiento pro amnistía que identifica a uno de los arrestados como Mikel Obregon, señaló que los jóvenes fueron detenidos sobre la medianoche en el interior de un bar y puestos en manos de la Ertzaintza después.

Ambos pasaron ayer por el juzgado de guardia de la capital alavesa durante la jornada de ayer, quedando en libertad, aunque la Policía al mando de Rodolfo Ares emitió su informe a la Audiencia Nacional española.

Al parecer ,vinculan a los dos jóvenes arrestados con los sabotajes ocurridos una hora antes de la detención, y es que sobre las 23.15 del viernes, un grupo de desconocidos atacó un cajero de la Caixa, ubicado en la calle Francia de la capital alavesa, y prendieron fuego a contenedores que previamente habían cruzado en los alrededores de esta calle. Según la versión difundida por las agencias españolas, el grupo atacó después a una furgoneta de los servicios municipales de limpieza que se dirigía a limpiar la zona en la que se produjeron estos sabotajes. Según apunta la agencia Efe, pararon al conductor de la furgoneta y tras negarse éste a darles las llaves de la misma, apedrearon el vehículo causando daños materiales.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario