viernes, 27 de noviembre de 2009

Mientras Tanto en Catalunya

Algo se mueve en Las Canarias, y también en Catalunya. Esta nota al respecto ha sido publicada en Gara:

La prensa catalana se pone al frente de la defensa cívica de su autogobierno

En un movimiento inédito, doce periódicos catalanes -incluidas cabeceras de referencia como «La Vanguardia», «El Periódico de Catalunya» y «Avui»- publicaron ayer un editorial conjunto en defensa del Estatut y del autogobierno, mientras el Tribunal Constitucional sigue deliberando desde hace más de tres años sobre los recursos del PP y el Defensor del Pueblo español. El texto está dirigido a la opinión pública española y refleja el «hartazgo» catalán.

I. IRIONDO | GASTEIZ

«Hay preocupación en Catalunya y es preciso que toda España lo sepa. Hay algo más que preocupación. Hay un creciente hartazgo por tener que soportar la mirada airada de quienes siguen percibiendo la identidad catalana (instituciones, estructura económica, idioma y tradición cultural) como el defecto de fabricación que impide a España alcanzar una soñada e imposible uniformidad».

Esta rotunda afirmación forma parte del editorial publicado ayer conjuntamente por todos los principales periódicos catalanes, y al que también han mostrado su apoyo otros medios audiovisuales. Cualquiera que conozca algo el mundo de la prensa no tardará en darse cuenta de que muy grande tiene que ser el hartazgo y muy extendida tiene que estar la preocupación por las repercusiones que pueda tener la decisión del TC sobre la constitucionalidad del Estatut para que toda la prensa se ponga de acuerdo en la publicación de un texto conjunto. Un texto que, además, no se queda en una declaración retórica de unas pocas líneas, sino que enfrenta de cara algunas cuestiones troncales del actual sistema político español como el papel del Tribunal Constitucional, los pactos tácitos y explícitos que hicieron posible la llamada transición, el encaje de «un viejo pueblo europeo» en el Estado y hasta la actuación del PP, que recurrió el Estatut y ahora «se reaproxima a la sociedad catalana con discursos constructivos y actitudes zalameras».

Frente a los discursos de quienes en ésta y otras ocasiones mantienen que la ciudadanía no se levanta o pierde el sueño por reformas estatutarias o de soberanía, el editorial conjunto deja claro que «nadie que conozca Catalunya pondrá en duda que el reconocimiento de la identidad, la mejora del autogobierno, la obtención de una financiación justa y un salto cualitativo en la gestión de las infraestructuras son y seguirán siendo reclamaciones tenazmente planteadas con un amplísimo apoyo político y social». Y concluye señalando, en previsión de una sentencia negativa del TC, que «si es necesario, la solidaridad catalana volverá a articular la legítima respuesta de una sociedad responsable».

Reacciones inmediatas

El inusitado movimiento de la prensa catalana provocó una reacción inmediata de los portavoces políticos y también de otros medios de comunicación. Todo el arco parlamentario catalán y del Congreso de los Diputados, a excepción de PP, UPyD y Ciutadans, apoyó el contenido del editorial conjunto. También los sindicatos lo saludaron.

Los partidos catalanes calificaron de «histórico» el movimiento de la prensa y ahora evalúan cómo responder a un posible revés del TC -con ciertas pugnas por el liderazgo entre CiU y el presidente de la Generalitat, José Montilla, del PSC-. Entre tanto, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodrí- guez Zapatero, aseguró haber leído «con mucho interés» el editorial y «respetar su contenido», mientras que desde el PSOE su portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, dirigió sus dardos contra el PP, que fue quien recurrió el Estatut.

Desde este partido, su portavoz, Esteban González Pons, expresó la «inquietud» que le produce el editorial conjunto y consideró sospechosa «tanta uniformidad», teniendo en cuenta que la sociedad catalana es «tan plural» como la española. Desde el PP se trata de rehuir su responsabilidad por haber recurrido el texto aprobado, y se apunta a que «hay que tener muy presente su origen, que es la irresponsabilidad con la que Zapatero abre este debate».

Rosa Díez, de UPyD, aseguró que los periódicos no defienden la dignidad de Catalunya sino su propia financiación.

Partidos de ámbito vasco como PNV, Aralar, EA y EB mostraron su respaldo a la iniciativa de los periódicos catalanes. El jeltzale Joseba Egibar apuntó que «la cuestión de fondo es qué se tiene que adecuar a qué», y destacó que «es evidente que las leyes [como la Constitución] tienen que ser expresión de lo que es la voluntad popular democráticamente expresada y no al revés».

De periódico a periódicos

Muchos diarios del Estado español dedicarán hoy sus editoriales a esta cuestión, pero «El Mundo» quiso ayer liderar la reacción españolista. En sus últimas ediciones anunció que hoy respondería a sus colegas catalanes, pero avanzó su posición afirmando que «es imposible decir más falsedades con peor intención en menos espacio». A su entender, la posición común de la prensa catalana es «una acumulación de falacias».

Amplio apoyo a las consultas del 13 de diciembre

La coordinadora que aglutina a las comisiones organizadoras de las más de 160 consultas locales sobre la independencia presentó ayer en el Colegio de Periodistas el manifiesto de apoyo a estos referéndum extraoficiales que han suscrito más de un centenar de intelectuales catalanes y de personalidades de la cultura.

Entre los firmantes, figuran actores como Sergi López, Joel Joan y Montserrat Carulla; escritores como Víctor Alexandre, Isabel-Clara Simó, Josep Miquel Servià, Patricia Gabancho, Sebastià Alzamora y Jordi Cabré; y músicos o cantantes como Francesc Ribera (Titot), Núria Feliu y Toni Xuclà. También se han adherido numerosos profesores de Universidad y el cocinero Santi Santamaría. Aunque estas consultas son independientes de la suerte que corra el Estatut en el Constitucional, sus impulsores señalaron que el temor que provoca una sentencia contraria favorecerá la participación en la jornada del próximo 13 de diciembre.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario