lunes, 23 de marzo de 2009

Un Artista Vasco en México

Este artículo ha sido publicado en La Jornada:

El artista vasco abre su exposición Mirada transitada, en el Pasagüero, de Motolinía 33

Gorka Larrañaga hace suyos "muchos códigos culturales" de la ciudad de México

La propuesta se centra en el transeúnte y en las personas que viajan en transporte público, dice

Utiliza pintura, fotografía y cajas de luz para su intervención en ese paso peatonal


Fabiola Palapa Quijas y Ericka Montaño Garfias


El artista vasco Gorka Larrañaga trabaja siempre a partir del entorno y de la idea de tránsito sobre los sitios en los que vive.

"Llevo cuatro años viviendo en el Distrito Federal, y en ese tránsito diario de la ciudad, haces tuyos muchos códigos culturales que antes no conocías. Ya me siento chilango."

Larrañaga abre hoy la muestra Mirada transitada, en el Pasagüero, integrada por fotografía, pintura y cajas de luz que han sido intervenidas con toda clase de objetos recogidos o comprados en su caminar diario: panfletos que ofrecen toda clase de servicios, juguetes y artilugios callejeros adquiridos en puestos ambulantes o de los vendedores en algún semáforo.

De hecho, podría decirse que se trata de dos instalaciones: la que podrá verse en los diferentes espacios del recinto alternativo durante el día con luz natural y la de la noche con luz artificial.

Además, otras dos cajas de luz serán colocadas en la calle Motolinía.

Vivir la urbe con intensidad

Mirada transitada se monta en el contexto de la versión 25 del Festival de México en el Centro Histórico y coincide también con la Noche de Primavera, así como con los festejos por el quinto aniversario del Pasagüero.

Al respecto, Larrañaga explica: "Se trata un poco de la mirada del extranjero que se muta en chilango en el contexto urbano del Distrito Federal".

La propuesta artística se centra en el punto de vista del transeúnte, de esas personas que caminan por las calles de la urbe y viajan en transporte público.

La intervención incluye una serie de cajas de luz que integran objetos, imágenes creadas con pintura y collage con motivo del transitar por la urbe.

“Me interesa –aclara el artista– crear una empatía en personas que como yo tienen que transitar a pie la ciudad y vivirla con intensidad.”

Pintura, fotografía y cajas de luz son algunos de los elementos que el artista utiliza para atraer al espectador a un recorrido desde la calle peatonal de Motolinía hasta los diversos espacios que conforman el número 33.

Los medios para desarrollar este concepto de imagen pictórica son la fotografía, como registro de la mirada; el dibujo, como elemento de construcción de la estructura pictórica, y la propia pintura como material, siempre tomando como base el tránsito incesante (batetikbestea, en euskera) al que obliga la ciudad de México.

En el patio del Pasagüero, Larrañaga colocó una serie de imágenes tomadas en el Sistema de Transporte Colectivo Metro para mostrar ese tránsito que todos los días viven los capitalinos.

En la cafetería se instalaron cuadros que son también cajas de luz con imágenes alusivas al segundo piso del Periférico.

"Trabajo la pintura interrelacionada con otros medios, como la fotografía digital y el dibujo; es lo que se denomina hoy día el campo expandido de la pintura, porque se sale del lienzo y busca nuevas estrategias", señala.

Desde que llegó a México, lo urbano es un elemento que seduce al artista, desatando en sus procesos creativos imágenes en las que se aprecian aspectos inéditos de la realidad, que presenta mediante pintura, dibujo y cajas de luz.

Descontextualiza el entorno y lo introduce en pequeñas vitrinas utilizando pintura, fotografía y objetos.

Gorka Larrañaga nació en 1974 en Azkoitia (País Vasco). Es licenciado en bellas artes por la Universidad del País Vasco y maestro en artes visuales.

Mirada transitada, que se realiza con el apoyo de la Delegación del Gobierno Vasco en México, será inaugurada hoy a las 20 horas, en Motolinía 33, Centro Histórico.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario