martes, 31 de marzo de 2009

Zapatero y Los Presos

Un dicho muy antiguo reza que no hay que hacer leña del árbol caído. Recuerdo mucho aquel consejo que un hombre no debe nunca golpear ni a mujeres, ni a enfermos, ni a ancianos ni a niños, que sólo un cobarde comete tal bajeza. Pues bien, la bajeza del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero queda demostrada con su obsesión por castigar aún más a los presos políticos vascos, su cobardía al descubierto al enfilar las baterías represivas en contra de familiares y amigos, su inclinación plenamente franquista al amenazar con medidas en contra de los abogados.

Este texto de Maite Soroa publicado en Gara nos habla de esta nueva ofensiva en contra del pueblo vasco:

Maite SOROA

Ya vienen otra vez

Una vez más, las presas y los presos políticos vascos son objeto del deseo represivo del Gobierno español. A falta de resultados en política económica, semiahogado en la crisis, sin apoyos parlamentarios... a Zapatero se le ha vuelto ocurrir jugar con los prisioneros para despistar al personal y ofrecer la ilusión de un triunfo, aunque sea contra los más débiles.

Ayer en «El Mundo», Victoria Prego explicaba algunas de las claves de la última jugada. Se trata, constataba, de mezclar también a los familiares de presos en la operación: «Las familias de los etarras son un importantísimo sostén de ETA, eso se sabe, pero no lo son sólo porque tengan a uno de los suyos en prisión sino porque extienden su activismo por las amplias ramificaciones familiares y vecinales de la sociedad. Es, por lo tanto, un colectivo de la máxima importancia para ETA porque es así como la banda mantiene los vínculos con la población vasca, sobre todo en los pueblos». Ya lo saben: si tiene un familiar en la cárcel, Garzón ya le puede aplicar la doctrina del «todo es ETA». Victoria Prego habla alto y claro.

Luego viene la exageración: «Si la política del Gobierno es, como parece, la de combatir a ETA en todos los sitios en los que -de mil maneras y con mil rostros- ETA está presente y viva, el anuncio de Patxi López de que va a suspender esas ayudas cobra un sentido no sólo ético sino directamente estratégico». Si tenemos en cuenta que las famosas ayudas del Gobierno de Lakua son poco más que el chocolate del loro, no se entiende tanto optimismo.

Ahora llega la cita misteriosa: «Si a eso se le suma que el 'frente de abogados' etarras no parece ser ya el mismo que era en lo que se refiere a su papel de correa de transmisión de las órdenes de la cúpula terrorista, las posibilidades de que la desesperanza final de muchos presos acabe reventado por algún lado aumentan». ¿Qué quiere decir Prego? ¿Que ya no son correa de transmisión? ¿Que son más correa de transmisión? ¿Que son menos? ¡Qué misterio!

Y para concluir, Prego vuelve por donde solía y nos repite la soflama: «El ministro Rubalcaba lleva meses demostrando con hechos que no son aire sus palabras tantas veces repetidas: 'Estaremos en todos los frentes de lucha'. Dicho desde este lado de la trinchera significa que, de nuevo, vamos a por ellos con todas las de la ley. No nos vayamos a obcecar». Más obcecados de lo que están...

Con respecto a este asunto de los derechos de los presos políticos vascos y de sus familiares se ha publicado esta nota en el Diario de Navarra con respecto a la solidaridad mostrada por el obispo Uriarte:

Uriarte expresa su cercanía a los familiares de los presos de ETA

El obispo de San Sebastián asegura que además de razones políticas para alejar a los etarras, éstos y sus familias tienen derechos

El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, expresó ayer su "cercanía" y "sensibilidad" hacia los familiares de los presos de ETA que "sufren" al tener que desplazarse centenares de kilómetros para poder visitar a los reclusos.

En una conferencia ofrecida en Bilbao, Uriarte reconoció que sus afirmaciones sobre los derechos de los presos suscitan "incomprensión" pero, dijo, "un obispo que no hablara de esto no tendría misericordia".

Según recordó, las medidas de acercamiento o alejamiento de presos de ETA -respecto de los centros penitenciarios del País Vasco- "se han conducido por razones políticas" pero, a su juicio, existen "razones humanitarias que requieren el respeto de los derechos" de los encarcelados y, "sobre todo, que las familias de los presos no deben pagar con esos viajes" para acudir a visitarles.

Vale la pena que lean los comentarios que han dejado algunos lectores para que se den una idea de cuanto ha envenenado la mente de algunas personas la cruzada españolista en contra de los derechos del pueblo vasco.

Cuantas más victorias obtiene Zapatero más se achica, que vergüenza y que pena da el pueblo español representado por este señor.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario