domingo, 6 de abril de 2008

La Sorpresa

Vaya, parece ser que el desconocimiento de la diáspora vasca, de lo que realmente es, su presencia de 500 años en esta nación, es tan agudo en Euskal Herria como lo es en México, para muestra este botón, una nota publicada en el Correo Digital:

«Me da clases de euskera un mexicano»

El mundo es un pañuelo. Y si no, que se lo cuenten a Pablo Zulaica. «Me da clases de euskera un mexicano al que conocí en Vitoria. Vivía cerca de la tienda que tienen mis padres en la capital alavesa, que fue donde aprendió el idioma. Ahora, imparte clases en la Euskal Etxea en México DF», sostiene.Y es que Pablo insiste en que la cultura vasca está muy presente en la sociedad mexicana. «Hay un montón de frontones en los que puedes jugar a cesta-punta, a la Euskal Etxea acude mucha gente... ¿Esto está lleno de vascos!», asegura.

Pero ahí no acaba todo. A Pablo, un apasionado confeso de la heráldica, siempre le fascinó indagar en el origen de las diferentes estirpes. Tal es su afición, que tiene coleccionados más de mil recortes de diferentes escudos familiares. Así que no es de extrañar su sorpresa cuando, al aterrizar en el país norteamericano, se percató de que sus habitantes tenían apellidos oriundos de su tierra. «Por ejemplo, los supermercados más tradicionales se llaman 'Bodega Aurrera'», detalla. Y también le llamó la atención la enorme variedad. «Hay apellidos vascos que en Vitoria no saben ni que existen», revela. Increíble pero cierto.


Sí, México está lleno de vascos, lástima que por la orientación folclórico-etnicista del Centro Vasco y de la página Vascos México la comunidad que se identifica a sí misma como tal no pasa de unas cuantas docenas.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario