miércoles, 16 de abril de 2008

Perpetuando el Derecho de Conquista

Este análisis ha sido publicado hoy en Izaro News:


Los vascos ¿No somos todos nacionalistas?

Javier de la Quintana

Cuando un partido nacionalista olvida la principal base u origen de su existencia, simple y llanamente quiere decir que está muerto para lo que ha nacido. Viene esto a cuento como consecuencia de las de las declaraciones que el pasado día 11, en la conmemoración de los 25 años de Radio Euskadi, (zorionak egitasmo honetan, gaur errealitatea, parte hartu duzuen guztientzat, zorionak). Decía José A. Ardanza Lehendakari ohia : "El problema vasco no es un problema vascos – España. Hay un primer problema que todavía no acabamos de resolver y es el problema de ponernos de acuerdo los vascos entre nosotros, porque los vascos no somos todos nacionalistas y mientras no seamos capaces de cohesionar, pues vamos a tener muy difícil enfrentarnos al problema"..

Escuchar tales manifestaciones me hizo reflexionar y viniendo de donde venían tales palabras me dejaron preocupado.

No voy a querer dudar del carácter nacionalista de Ardanza aunque sus manifestaciones me han inducido a ello, lo confieso; por ello voy a exponer mi reflexión al respecto pues entiendo que puede ser importante; vislumbro un confusionismo que puede afectar al entorno nacionalista en general, y en particular al propio ex Lehendakari, quien mal podía solucionar un problema que de raíz no conoce o simplemente lo equivoca y esa equivocación va en la misma dirección o postura que defiende España con respecto a Euskadi.

O simplemente ha caído en la trampa que han tendido los españoles para equivocación del nacionalismo vasco, que no del español pues para eso se ha urdido.

Según la R.A.E., "nacionalista" es "partidario del nacionalismo", y "nacionalismo" es "apego de los naturales de una nación a ella y a cuanto pertenece".

Podríamos seguir buscando palabras como "nación" y "nacionalidad" y comprobaríamos que Euskalerria (Euskadi, Estado o Reino de Nabarra, o como queramos llamarnos) es una nación se mire por donde se mire.

Otra cosa muy distinta es en qué situación se encuentra actualmente esta nación de pleno derecho; y su situación actual es que España y Francia se han apoderado de ella y han usurpado un derecho que se niegan a restituir.

De ahí que no sea un problema vascos–España como dice Ardanza, si no vascos–España – Francia. Esta usurpación es la que legitima al usurpado la utilización de cualquier procedimiento a su alcance para recuperar su derecho (no soy jurista, pero el robo con fuerza esta castigado por la ley, y por mucho que el ladrón tenga durante mucho tiempo el botín en su poder, no pasa a ser de su titularidad ). Si esta usurpación no existiera, no existiría el mal llamado "problema vasco".

Entiendo que José A. Ardanza cree fielmente que Euskalerria es una nación con todos los derechos que como tal le asisten, pero decir que todos los vascos no somos nacionalistas, es simplemente haber caído en las trampas tendidas por Madrid y París, es menospreciar a los propios vascos en el amor a su patria o pretender engañarnos a todos, me explico:

Todos los vascos, lo mismo que los españoles, los franceses, ingleses, rusos, chinos, tibetanos, palestinos etc., somos nacionalistas y el que diga lo contrario falta a la verdad. Malos vascos, franceses, ingleses, españoles, etc. seriamos si no amaríamos a nuestra nación, a nuestra patria.

Cuando la guerra de la Independencia de España (de la que ahora celebran los 200 años), los españoles, a los españoles traidores que abrazaron a las fuerzas de ocupación les llamaban afrancesados porque vendieron su nación por intereses personales; aquí en Euskalerria tenemos además de los anteriores a los aespañolados.

Otra cosa es que entre todos los habitantes de Euskalerria unos somos vascos, otros chinos, otros rusos, españoles, franceses, rumanos, portugueses, etc.; y aquellos que no abracen la nacionalidad vasca seguirán manteniendo la de origen, seguirán siendo nacionalistas de sus naciones y vivirán aquí con toda naturalidad, procurando no anteponer sus derechos individuales a los derechos de la nación que les ha acogido, pues sin duda sería entrar en conflicto.

Aceptar como dicen los del PP-PSOE, que no son nacionalistas que son constitucionalistas, es aceptar un absurdo tan grande que hace reír si no fuera tan torticero su objetivo. No son nacionalistas vascos, sí son nacionalistas españoles, y desgraciadamente para los vascos, con un sentimiento de la España más rancia, de la que pretende por todos los medios quitarnos nuestro derecho y hacernos sentir extranjeros en nuestra propia nación.

¿Aceptarían los españoles que los chinos dijeran ser constitucionalistas y reclamaran España para China? Como en este caso afectaría a España la respuesta sería: no es lo mismo, no se puede comparar. Y ¿si lo hicieran los Arabes?.

Los vascos somos únicamente vascos por nacimiento o naturalización y no entendería jamás que un vasco que quiera ser español, framcés o inglés no lo pueda ser. y viceversa. Pero tampoco podré entender que España y Francia, que dicen ser Estados de Derecho, tengan sometida a Euskalerria por la fuerza y basado en un disfraz de vasquismo que lo único que pretende es camuflar y perdurar el derecho de conquista.



.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario