miércoles, 27 de febrero de 2008

Contubernio Garzón-PSOE

Lo que vamos a presentar a continuación es prueba fehaciente de que el reino de Españistán dista mucho de ser un estado democrático. Todo esto es muy simple para quien tenga voluntad de entenderlo, en una democracia verdadera existe la división de poderes, esta división está allí para evitar el abuso de poder.

Pues bien, una vez que los vocales de la izquierda abertzale expusieron a Zapatero en toda su cobardía, estulticia e hipocresía este no tuvo más que llamar Garzón para ordenarle que prosiguiera a castigar ejemplarmente a los abertzales. Garzón, siempre a la espera de la orden del ejecutivo (ya sea el rey o el primer ministro en turno) actuó como es su costumbre. Esta cadena de acontecimientos demuestra que en España el poder judicial es un arma en las manos del poder ejecutivo.

He aquí lo publicado en Rebelión:


Última hora: Cuelgan en internet el vídeo de la charla que provocó la orden de detención contra Barrena, Urrutia y Fano

Los acuerdos entre PSOE y la Izquierda Abertzale ¿Quién miente?

El vídeo de la aparición pública que realizaron Pernando Barrena, Patxi Urrutia y Unai Fano el pasado 2 de febrero, por la cual Garzón ordenó sus detenciones, ha sido colgado en internet.

Los tres representantes abertzales fueron encarcelados tras informar sobre las conversaciones políticas que mantuvieron en Loiola en otoño de 2006 delegaciones del PNV, del PSE y de la izquierda abertzale, en un acto realizado en el Hotel Tres Reyes de Iruñea el pasado 2 de febrero.

El juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón ordenó el lunes, 4 de febrero, la detención de los tres, imputándoles "reiteración delictiva". Las Fuerzas de Seguridad del Estado español detuvieron a Barrena en Berriozar y a Urrutia en Iruñea.

La charla que provocó la orden de detención en su contra se puede ver aquí:

1ª Parte: Negociacion politica: trayectoria, contenido y ruptura




2ª Parte: Marco Democrático




3ª Parte: 10 incognitas - 10 respuestas




Para descargar el video completo desde el emule
Duración. 1:01:33
Tamaño: 648 Mb
Compresión: divx


Y el artículo citado publicado en Gara:



Argumentos democráticos para decidir y optar, incluida la independencia

La fórmula que defiende la izquierda abertzale para superar el actual conflicto y normalizar la vida política «puede ser asumida por todos», porque está basada en «planteamientos democráticos». Así lo expusieron Unai Fano y Pernando Barrena en la primera de las charlas organizadas para informar sobre el proceso negociador de Loiola y exponer las claves de cara al futuro, charla que reunió en Iruñea a unas 300 personas.

Iñaki Vigor

«Ya me gustaría a mí, y seguramente a todos los que estáis aquí, tener reconocido el derecho a decidir y poder expresar libremente el proyecto independentista». Con estas palabras respondió Pernando Barrena a la primera pregunta que le formuló uno de los asistentes a la charla ofrecida ayer en el Hotel Tres Reyes de Iruñea.

La pregunta había sido la siguiente: «¿Y qué ocurriría en el supuesto de que Nafarroa diga que no a este planteamiento?». Barrena reconoció que «es un riesgo real, teniendo en cuenta la actual correlación de fuerzas», pero remarcó que la propuesta de marco democrático que defiende la izquierda abertzale persigue dotar a los ciudadanos vascos de la capacidad de decisión sobre su futuro.

«Es fundamental poder conseguir esa herramienta, independientemente de que en una primera consulta el resultado no sea favorable. El actual conflicto político radica en que los ciudadanos no pueden decidir, y nuestra propuesta descansa en que la ciudadanía es la que decide. Si se reconoce este derecho democrático, estamos convencidos de que sería como ponerle un turbo -puso como ejemplo ilustrativo- a nuestro proyecto independentista».

La segunda pregunta por parte de los asistentes ahondó en la misma cuestión: «¿Y si Nafarroa dice no a ese proyecto, habría nuevas votaciones cada equis años?». Barrena respondió afirmativamente, y explicó que «una vez que el derecho está reconocido, serán los agentes políticos quienes establezcan cómo llevarlo a la práctica».

Después de recordar diversos casos en el mundo donde ya se ejerce este derecho de forma sucesiva, como Quebec, Barrena remarcó que «hay que diferenciar entre las herramientas para ejercer un derecho democrático y el proyecto de cada cual», al tiempo que se mostró convencido de que la fórmula que plantea la izquierda abertzale tiene «una gran potencialidad».

Previamente, el propio Barrena ya había expuesto en su intervención que esta propuesta está elaborada «desde posturas pragmáticas» y además «es realizable, porque contempla una formulación jurídico-política que se puede adaptar al actual ordenamiento y que al final sería ratificada por la sociedad».

Un escenario democrático

Otro de los asistentes a la multitudinaria charla se interesó por el derecho de autodeterminación, que no se cita con esta denominación en la propuesta que defiende la izquierda abertzale. La respuesta de Unai Fano, asesor de la comisión negociadora abertzale en Loiola, fue clara: «Un escenario democrático final tiene que recoger la capacidad de los cuatro herrialdes para establecer un Estado propio vasco».

Previamente, el propio Fano había explicado en su intervención que, en el borrador del acuerdo que se alcanzó en Loiola con PNV y PSOE, la izquierda abertzale había solicitado una «mayor definición» de dicho acuerdo precisamente para «evitar ambigüedades».

En concreto, pidió que se hablase expresamente de los cuatro territorios de Hego Euskal Herria como sujeto de derechos políticos, que se citase la independencia como una de las posibles opciones materializables, y que se dotase de funciones reales al órgano común que aglutinase a los cuatro territorios.

El «no rotundo» de PSOE y PNV a este planteamiento, así como las «amenazas de represión» contra la izquierda abertzale, impidió que se cerrase un acuerdo, según expuso Unai Fano. También recordó que el PSOE «se levantó de la mesa y se fue» cuando posteriormente hubo un nuevo intento de retomar las negociaciones a instancias del ámbito internacional, intento en el que la izquierda abertzale volvió a reclamar mecanismos para garantizar que los ciudadanos vascos pudieran ejercer realmente su derecho a decidir.

De cara a una posible negociación en el futuro, Fano indicó que habría que abordar y clarificar las cuestiones que quedaron pendientes en Loiola. «Hay que concretar el derecho a decidir y el sujeto de decisión», resumió.

A su juicio, la «gran ventaja» con que cuenta la izquierda abertzale es que «es la única fuerza que tiene una propuesta real, una propuesta que conecta con las demandas mayoritarias políticas y sociales de este país, y por eso el Gobierno español quiere debilitarle mediante la represión».

Sus palabras, acogidas con fuertes aplausos por los asistentes que llenaban el salón de los Tres Reyes, dejaron paso a la intervención de Pernando Barrena, quien incidió en la «gran potencialidad» de la propuesta de la izquierda abertzale porque los puntos que desarrolla «están avalados mayoritariamente por la sociedad vasca».

Según Pernando Barrena, el futuro político próximo va a pivotar en torno a los conceptos que PNV y PSOE «no quisieron abordar en Loiola». Tras acusar a ambos partidos de «no haber demostrado voluntad de alcanzar acuerdos para superar el actual conflicto» y de «buscar una izquierda abertzale debilitada», se mostró convencido de que «en este pueblo existe una mayoría social que apuesta por un cambio político, y pasa por que todos los vascos puedan decidir su futuro».

«Eso puede darse por conseguido», agregó Barrena, pero matizó que «lo que realmente va a estar en juego es en base a qué acuerdos se da ese cambio político, es decir, si va a ser en base a contenidos reales o si se trata sólo de hacer un maquillaje del marco actual».

«Se dicen abertzales»

Pernando Barrena recordó que ni PNV ni PSOE han dado todavía respuesta a esta propuesta de marco democrática, y anunció que el objetivo de la izquierda abertzale va a ser «poner énfasis» en que los puntos que desarrolla están formulados precisamente desde argumentos democráticos.

«Este planteamiento deja en evidencia a otras formaciones que se dicen abertzales, como PNV y NaBai. Suelen acusar a la izquierda abertzale de hacer propuestas maximalistas, pero esta propuesta es asumible por todos, porque pivota en torno a principios democráticos y a posturas pragmáticas y posibles», constató Barrena.

También enmarcó las repetidas agresiones contra la izquierda abertzale en «el intento de evitar que esta propuesta avance y se materialice».

En este sentido, criticó la actitud de quienes quieren «proyectar a la izquierda abertzale como un sector político perseguido e ilegalizado», pero insistió en la «gran potencialidad» que tiene la propuesta de marco democrático.

«La vorágine represiva que estamos sufriendo se debe a que quieren conseguir lo que en el ámbito social ya tienen perdido, y es que este pueblo no va a renunciar al derecho a decidir libremente su futuro». Las palabras finales de Pernando Barrena también fueron acogidas con fuertes aplausos por parte de los asistentes a esta primera charla, a la que seguirán otras diez más en diversas zonas de Euskal Herria.

«Es importante exponer claramente lo que se negoció en Loiola para que la ciudadanía lo conozca y pueda valorar las posturas de unos y otros», había anunciado previamente el propio Barrena.

Vigilancia policial

La charla de ayer en Iruñea estuvo moderada por Patxi Urrutia y se prolongó durante un par de horas. Durante todo este tiempo varias furgonas de la Policía española y agentes de paisano mantuvieron vigilado el salón de los Tres Reyes, donde unas 300 personas pudieron conocer de primera mano los entresijos de las negociaciones que se llevaron a cabo en Loiola, y en las que PNV y PSOE se negaron a aceptar, simplemente, que el borrador de acuerdo alcanzado con la representación de la izquierda abertzale tuviese «una mayor concreción para evitar ambigüedades».




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario