lunes, 9 de octubre de 2006

Declaración de Los Seis

Ni Borbón y los franquistas, ni Zapatero y los pseudo-socialistas, ni Rajoy y los derechistas quieren que el presente proceso avance y que se encuentre la solución al conflicto político causado por la ocupación colonialista de Euskal Herria por parte de España y Francia. Es por esto que es de suma importancia que la comunidad internacional se involucre en el presente proceso de paz, por que si se deja que Madrid decida el camino terminará descarrilandolo.

He aquí una muestra de involucramiento que considero sumamente positivo en este artículo publicado por Gara:

Declaración internacional de apoyo al proceso

La Declaración de los Seis exhorta a las partes a erradicar las causas y efectos del conflicto

·Soares, Cossiga, Adams, Motlanthe, Cárdenas y Pérez Esquivel se comprometen a amparar y brindar soluciones democráticas

Personalidades políticas de primer nivel y de ideologías y procedencias muy diversas han hecho causa común en favor de un proceso de solución en Euskal Herria. El italiano Francesco Cossiga, el irlandés Gerry Adams, el portugués Mario Soares, el sudafricano Kgalema Motlanthe, el argentino Adolfo Pérez Esquivel y el mexicano Cuautemoc Cárdenas saludan la apertura de una vía de diálogo Gobierno español-ETA, así como la declaración de Zapatero sobre el respeto a la decisión de la ciudadanía vasca y el diálogo entre los agentes vascos, y animan a todas las partes implicadas a seguir avanzando para «erradicar definitivamente las causas y efectos» del «largo conflicto».

DONOSTIA

Seis personalidades relevantes del ámbito internacional ­pertenecen a tres continentes diferentes­dieron a conocer ayer un documento conjunto en el que muestran su respaldo al proceso político abierto en EuskalHerria, animan a las partes involucradas a «proseguir sin descanso» hasta «erradicar» las «causas y efectos» de conflicto y manifiestan su disposición a ayudar «en todo lo que humanamente sea posible».

Los firmantes del texto son los ex presidentes de Italia y Portugal, Francesco Cossiga y Mario Soares, respectivamente, el ex candidato a la presidencia de México Cuauhtemoc Cárdenas, el argentino Adolfo Pérez Esquivel ­premio Nobel de la Paz en 1980­, y los líderes de Sinn Féin (Irlanda) y del Congreso Nacional Africano (Sudáfrica), Gerry Adams y Kgalema Motlanthe.

En la declaración ­reproducida íntegramente en la página siguiente­ se resaltan los pasos dados hasta la fecha «en aras de superar la política de confrontación existente hasta el presente y la apertura de un camino de reconocimiento y compromiso cívico», una situación que a juicio de los firmantes es «fruto del loable esfuerzo de voluntad democrática emprendido por las dos partes, la vasca y la española».

En el segundo punto destacan su apuesta por «el Diálogo y la Negociación como el único instrumento capaz de dirimir los problemas políticos y asentar cimientos para construir una auténtica Paz». Destaca que las palabras diálogo, negociación y paz aparezcan con mayúscula en el manifiesto. Respecto a la paz, apuntan que debe estar basada «tanto en el reconocimiento y los compromisos mutuos como en los derechos democráticos universales».

Cossiga, Soares, Cárdenas, Pérez Esquivel, Adams y Motlanthe animan y exhortan a «las dos partes» a proseguir el camino emprendido «en ausencia total de violencia por ambas partes», empleando su «responsabilidad política» hasta «erradicar definitivamente sus causas y efectos en el marco de la resolución y la normalización democrática».

En su último punto, muestran su disposición a apoyar el proceso «en todo lo que humanamente sea posible», y se comprometen a impulsar toda iniciativa que tenga como objetivo «amparar y brindar soluciones democráticas».

Blair y el pleno en el PE

Esta declaración llega una semana después de que el primer ministro británico, Tony Blair, compareciera en Madrid junto a Rodríguez Zapatero para mostrar su respaldo a la iniciativa del Ejecutivo español. Y llega también quince días antes de que el Parlamento Europeo (PE) aborde el proceso vasco en uno de sus plenos.

El mismo día en el que ETA anunciaba su decisión de poner en marcha un alto el fuego indefinido, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana, ya aseguraba que los gobiernos europeos apoyarían la política del Ejecutivo español. El anuncio se hizo realidad un día después, durante la reunión del Consejo de Europa. Declaraciones similares fueron llegando procedentes de la Casa Blanca, de la Organización de Naciones Unidas (ONU) o del Vaticano.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario