martes, 28 de marzo de 2006

Washington Contra Iñaki Egaña

Parece ser que a alguien no le gustó que un periodista vasco presentara a la luz pública la intensa labor que al término de la Segunda Guerra Mundial llevara a cabo el gobierno vasco en el exilio cuando este organizó una red de espías vascos que se dedicaron a ubicar a nazis y otros fascistas escondiéndose en Américal Latina.

Y es que a los neo-cons que gobiernan hoy a los EUA no les convendrá que el mundo se entere de el grado al que llegó la traición por parte de Washington a los vascos, cuando Washington decidió irse a la cama con Francisco Franco debido a que el generalito era un rabioso anticomunista.

Ya con París y Washington de su lado con respecto al conflicto vasco, Franco se sintió a sus anchas para reprimir con todo a la sociedad vasca, con las consecuencias ya por todos conocidas.

Pues bien, un nuevo capítulo de esta saga se escribió en días recientes, he aquí la crónica de estos hechos vergonzosos para una nación que se dice adalid de la democracia y de los derechos humanos.

Le sucedió al periodista Iñaki Egaña, quien ya ha publicado un libro acerca de la red de espionaje vasco:


Iñaki Egaña, editor de la Editorial Txalaparta, detenido en Nueva York y expulsado de Estado Unidos
El escritor, historiador e investigador Iñaki Egaña viajó el pasado domingo a Nueva York con la intención de seguir investigando en los archivos para recoger material relacionado con los vascos en los Estados Unidos, sobre los cuales la Editorial Txalaparta ha publicado varios libros. Pero no pudo pasar del aeropuerto. Sin bajarse del avión, fue retenido de malos modos sin explicación alguna. Se da la circunstancia de que viajaban con él dos de sus hijos, ambos menores de edad y las gestiones que se hicieron incluso desde el consulado para saber los motivos de esa retención fueron infructuosas.

En todo el tiempo que estuvieron detenidos (más de 24 horas) tan sólo le fue permitida hacer una llamada que Iñaki aprovechó para avisar de su detención. El interrogatorio al que fue sometido giró en torno a las tareas de investigación y publicaciones que ha llevado a cabo sobre la labor de espionaje de los vascos en los servicios de inteligencia de los Estados Unidos. En algunos momentos, y molestos por la insistencia de las llamadas telefónicas interesándose por su detención, los policías llegaron a amenazarlo.

Al llegar a Madrid, y de nuevo sin bajarse del avión, fue nuevamente detenido por la policía española que lo estaba esperando con los informes enviados por la policía estadounidense. Tras ser llevado, de nuevo con sus hijos, a una comisaría madrileña, fue puesto en libertad sin cargos.

La Editorial Txalaparta quiere manifestar su protesta por el trato recibido y por la falta total de respeto a los derechos de nuestro compañero. Es además un claro ataque a la libertad de expresión, de investigación y de difusión, y muestra el carácter cada día más fascistoide del Gobierno estadounidense.

Asimismo nos reafirmamos en el compromiso de seguir editando todo cuanto consideremos interesante para el pueblo vasco y todo cuanto contribuya a denunciar y abolir el injusto orden mundial impuesto por el imperialismo americano.



La pregunta es: ¿Es así como Washington apoyará el proceso de paz en Euskal Herria?

Más parece que ya están en contubernio con Aznar y Rajoy para perpetuar el abuso xenofóbico en contra de los vascos.




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario