martes, 14 de marzo de 2006

Claudicación Criminal

A los esquiroles que Madrid tiene infiltrados en la SCJN les importa poco que en España se torture sistemáticamente a los presos políticos vascos.

He aquí un testimonio de que es lo que se desencadena cuando las autoridades mexicanas acceden a seguirle el juego a gobiernos represores:


Señora directora: Este 10 de marzo se juzgó al ciudadano vasco José Miguel Etxeandia Meabe en la sala tercera de lo penal de la Audiencia Nacional, en el Estado español. Etxeandia, de 45 años, fue detenido el 4 de julio de 2003 en México por policías mexicanos bajo el pretexto de no tener documentos migratorios vigentes y entregado en una extradición sumaria a la policía española.

Las consecuencias de este acto ilegal, violatorio de las leyes mexicanas y los convenios internacionales firmados por México, son las siguientes:

1. Tras su entrega a la policía española fue sometido a un periodo de incomunicación de 10 días, durante los cuales fue torturado, como consta en el informe E/CN.4/2005/62/Add.1 del relator especial para la tortura de Naciones Unidas. Sin embargo, fue entregado a un juez al cuarto día, debido a que sufrió espasmos en medio de las torturas y sus torturadores pensaron que podía morir.

2. Durante los casi tres años siguientes, Miguel ha pasado por dos cárceles diferentes, ambas distantes por lo menos 500 kilómetros de su lugar de origen, separado de su familia y su pareja mexicana, esperando el juicio.

3. Miguel, quien padece hepatitis C y trastorno obsesivo compulsivo, ha sufrido complicaciones de salud (vértigos, pérdida de visión y depresión severa). Los médicos de la cárcel se niegan a atenderlo y a suministrarle los medicamentos necesarios.

4. Quince días antes del juicio, su abogado, Alfonso Zenón, fue notificado de que éste se llevaría a cabo. Esta actuación es ilegal, ya que la legislación española contempla que el aviso debe hacerse por lo menos 30 días antes. No obstante esto y su grave condición de salud, el juez de la sala penal tres, Alfonso Guevara, se negó a retrasar la vista.

5. Miguel podría ser condenado a 35 años de prisión con testimonios arrancados bajo tortura como única prueba.

El caso de Miguel Etxeandia no es excepcional; hechos similares han ocurrido con 26 ciudadanos vascos expulsados por México de la misma manera. A esto ha contribuido el gobierno mexicano, y lo seguirá haciendo si entrega a los seis vascos presos en el Reclusorio Norte y en el penal de Santa Marta. Hacemos un urgente llamado a las autoridades mexicanas para que se conduzcan con apego a la legalidad.

Emma Messeguer, amigos y familiares de José Miguel Etxeandia Meabe

El escrito apareció hoy en La Jornada.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario