viernes, 22 de junio de 2012

Washington Borbónico-Franquista


Una de las virtudes del libro "La Historia Vasca del Mundo" (The Basque History of the World), de Mark Kurlansky, fue exponer la cadena de traiciones en contra del pueblo vasco llevadas a cabo por el gobierno estadounidense.

En el marco de la Guerra Civil Española, cuando los regímenes fascistas apoyados por el Vaticano se abalanzaron en contra de la Segunda República, tanto Washington como Londres y París se cruzaron de brazos pues en su cálculo geopolítico prefirieron darle un cheque en blanco a Hitler y Mussolini que apoyar al pueblo español pues consideraban al gobierno de Madrid un satélite de la Unión Soviética. La participación de los estadounidenses pues se redujo al grupo de voluntarios del Batallón Abraham Lincoln. Si consideramos la brutalidad con la que se comportaron los sublevados en su campaña del norte en contra de la recientemente creada República de Euskadi pues entonces ahí tenemos la primera de las traiciones.

La segunda vendría más tarde, cuando el Batallón Gernika, que después de operar durante toda la Segunda Guerra Mundial como grupo de resistencia en contra del poderío Nazi, fuese designado para iniciar la liberación del estado español como había prometido Ike Eisenhower quien afirmara que se iba a "borrar el fascismo de Europa" a cambio de que Inglaterra y Francia reconocieran el derecho del pueblo vasco a su autodeterminación. Para tal fin fueron concentrados en el Château Rothschild, para después ser desmovilizados por temor a "entregar España a los comunistas".

La tercera traición vino cuando el propio Eisenhower exigió la remoción del status de estado paria al gobierno de Francisco Franco por parte de la ONU, barriendo bajo el tapete el trato llevado a cabo con el PNV y el Gobierno Vasco en el Exilio que había puesto a disposición de Washington la red de centros vascos en América Latina para la ubicación y captura de Nazis huidos. 

Finalmente, la cuarta traición se dio cuando Washington y Tel Aviv borraron de la historia la participación de los vascos en las operaciones encubiertas por parte de grupos de la resistencia francesa como La Ligne en el rescate de aviadores aliados y judíos. Eran contrabandistas vascos los que se encargaban de ayudar a cruzar los Pirineos a quienes tenían que escapar a la Gestapo, organización que operaba tanto en Iparralde como Hegoalde por medio de la colaboración de individuos como Melitón Manzanas. Fueron muchas las familias vascas que sufrieron las consecuencias de esconder a refugiados judíos, como quedó plasmando en el documental que Orson Welles realizó en el que se muestra a un niño al cual los Nazis torturaron extrayéndole los dientes para que delatara a su padre que escondía a niños judíos para pasarlos por la frontera hacia la libertad.

Es por eso, que leer notas como esta publicada en Terra nos hace recordarles a los halcones de Washington que son ellos los terroristas, y que su apoyo al régimen Borbónico Franquista lleva implícito una apología del fascismo europeo. Aquí la tienen:


Estados Unidos anunció este jueves la inclusión de uno de los líderes de la organización armada vasca ETA, Aitzol Iriondo, alias "Gurbitz", en su lista negra de terrorismo, lo que bloquea cualquier bien que pueda tener en Estados Unidos.
"Gurbitz" se encuentra detenido en Francia desde diciembre de 2008, poco después de haber asumido el cargo de jefe militar de la organización Euskadi Ta Askatasuna (ETA), que fue incluida en la "lista negra" del Departamento de Estado en 1997.
"Todos sus bienes que estén bajo jurisdicción estadounidense quedan congelados" y "a los estadounidenses les queda prohibido hacer cualquier transacción" con Iriondo, anunció el comunicado del Departamento de Estado.
"Esta medida ayudará a frenar el flujo de cualquier ayuda, incluida la financiera, para este líder de ETA", explicó.
La decisión "es una señal de nuestra solidaridad política con el gobierno de España que continúa su lucha contra ETA", expresó en rueda de prensa la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.
Estados Unidos anuncia regularmente sanciones económicas contra líderes o activistas de organizaciones consideradas terroristas en el mundo entero para reforzar el cerco financiero en su contra.
Iriondo fue detenido en diciembre de 2008 durante una cita clandestina en los Altos Pirineos, suroeste de Francia, con un presunto miembro del "Comando Vizcaya" de la organización separatista armada vasca y otro presunto miembro del aparato militar que lo acompañaba.
Para ese momento, según las autoridades españolas Iriondo se había convertido en responsable del aparato militar de ETA tras la detención pocos días antes de "Txeroki", su principal dirigente militar.
Iriondo, inculpado y preso en Francia, espera ser extraditado a España que lo acusa de terrorismo y homicidio.
Según el Departamento de Estado, "Gurbitz" se involucró en "actividades terroristas tales como asesinatos, atentados, reclutamiento y entrenamiento", lo que lo convierte en "una amenaza para los intereses estadounidenses".
ETA, considerada como organización terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos, es responsable de la muerte de 829 personas en más de 40 años de accionar armado por la independencia vasca.
El grupo anunció en octubre de 2011 que renunciaba definitivamente a la violencia, pero no se ha disuelto ni entregado las armas, lo que le exige el gobierno español, opuesto a toda negociación con la organización.


Victoria Nuland, tus declaraciones colocan a tu país en contra del proceso de paz iniciado por el pueblo vasco en búsqueda de na. Si a eso le sumamos su actual campaña de exterminio en Iraq, Afganistán y Palestina, queda demostrado que a Barack Obama se le debe retirar el Nobel de la Paz, todos ustedes son cómplices del genocidio iniciado por George W. Bush.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario