domingo, 8 de febrero de 2009

Más del Informe de la ONU

Aquí les presento dos reflexiones publicadas por Gara acerca del informe de la ONU acerca de los excesos represivos del estado español en contra de los derechos políticos del pueblo vasco y el caso omiso que ha hecho del mismo la cúpula y la tropa del PSOE.

Primero la opinión de Raimundo Fitero:

Raimundo Fitero

Sin cobertura

Estamos rodeados de nieves, cielos grises tirando a negros y eso nos deja sin cobertura. Lo dicho por la ONU sobre la Ley de Partidos Políticos que tanto usan los partidos españoles para irse arreglando el mapa electoral debe ser una entelequia inexistente. Sale el ministro del ramo y habla de la nieve, de las alertas, de que viene el lobo. Lo otro, aseguran, está en manos de los jueces. ¿Será verdad? El Relator de la ONU lo dice claro, pero los jueces solamente leen lo que les mandan leer, y lo escrito desde ese estamento de la diplomacia global lo tienen restringido, o al menos guardado hasta que hagan lo que tienen que hacer, que es lo que todos dicen que van a hacer y como no hagan lo que todos aseguran que van a hacer, entonces verán lo que hacen por dejar de hacer lo que todos están seguros que harán. Y seguimos sin cobertura.

En según que telediarios, periódicos o radios, ni existe, ni existirá. La ONU es muda y ágrafa, solamente se usa para dar trabajo a los traductores y para que ocupen unos minutos anuales de las programaciones televisivas. El resto del año, como mucho, un adorno y como se metan en asuntos internos, no les mandamos el jamón por navidades. Es lo mismo que la supuesta corrupción del PP que ya se acerca a los privilegiados por aznarismo más rotundo, pero que según donde te pongas a mirar caer la nieve en la pantalla no existe, ni se le menciona, y eso que está al frente de la movida el Súper Juez, el Ilustrísimo Señor Don Baltasar Garzón, que su dios le mantenga el espíritu justiciero y le de las fuerzas para cargar sobre sus hombros todo lo que lleva a cabo con tan buen tino. ¿Por qué no lo nombran Juez Global, o mejor aún, Universal o Cósmico? ¡Qué poca generosidad con este hombre que no duerme y solamente come considerandos!

Se habla con mucha rapidez de lo que sucede en el Senado americano o de las cuitas de Berlusconi con el Presidente de la República italiana. Y la nevada nos viene estupendo para arrancar las conversaciones. Desde octubre no tenemos señales del calentamiento global de la Tierra. ¿La crisis ha apagado los fogones, las calefacciones y aparcado los automóviles?

Y ahora la de Antonio Álvarez Solís:


Entre la ONU y la nada

Yo me pregunto, ¿qué puede esperarse de un Gobierno en que ha pasado esto en menos de dos días? Se trata de la falta de financiación a consumidores y empresas pese a las ingentes cantidades que se han inyectado a la Banca:

Ministro de Industria: «Al Gobierno se le está acabando la paciencia».

Ministro de Economía: «Yo estoy muy tranquilo. No pierdo la paciencia prácticamente nunca».

Sr. Pepiño Blanco: «El Gobierno tiene una paciencia ilimitada con los Bancos».

Sr. Presidente del Consejo: silencio sepulcral.

Cuestión vasca. El relator de la ONU para derechos humanos denuncia que el Estado español ilegaliza candidaturas electorales sin garantías procesales. Dice el Sr. Schenin: «Las medidas antiterroristas no deben utilizarse para limitar los derechos de las ONGs, los medios de comunicación o los partidos políticos». Y añade el relator, tras mostrar su preocupación tanto por la amplitud como por las formulaciones en que se ampara Madrid al utilizar la Ley de Partidos: «Podrían interpretarse en el sentido de incluír a todo partido político que, por medios políticos pacíficos, trate de alcanzar objetivos políticos similares a los que persiguen los grupos terroristas».

Y ante esta situación ¿qué dice el Gobierno de Madrid? Pues no dice absolutamente nada. Está preocupado por la banca, a la que va a dedicar una paciencia infinita pese a la declaración moralmente terrorista, hecha por el presidente de la Asociación Española de Banca, de que la culpa del desastre no la tiene la economía financiera sino la economía real, que se lanzó enloquecida a solicitar préstamos para adquirir viviendas o mantener su negocio en crisis. Euskadi no preocupa. Es cosa de jueces. Madrid tampoco pierde la paciencia.



.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario