jueves, 26 de febrero de 2009

De Delincuente a Mártir y Héroe

Como nos podíamos imaginar, el afiliado al PSOE que sabiéndose arropado por la maquinaria represiva del estado español procedió a destruir la herriko taberna de Lazkao y que con total impunidad abandonara, fuese dejado en libertad solo tres horas después de su violenta acción está obteniendo simpatía por parte de muchos que lo están colocando en la cómoda posición de mártir, según esta nota publicada en Gara:

Comprensión generalizada para quien atacó la herriko de Lazkao

La mayoría de los portavoces políticos y medios de comunicación mostraron ayer su «comprensión» hacia Emilio Gutiérrez, el hombre que el martes entró a mazazos en la herriko taberna de Lazkao. El candidato del PP, Antonio Basagoiti, incluso se ofreció para llevar su defensa jurídica. Entre tanto, el agresor se ha marchado fuera de la localidad.

Los portavoces del PSOE y del PNV en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, Julio Villarrubia y Emilio Olabarria, respectivamente, mostraron ayer su comprensión hacia la reacción del hombre que atacó la herriko taberna de Lazkao después de que su vivienda resultara afectada por la explosión de una bomba de ETA.

Según afirmó Villarrubia, «a veces hay reacciones humanas que son comprensibles ante situaciones de violencia», aunque «nunca se puede justificar una reacción del 'ojo por ojo'». El diputado del PNV Emilio Olabarria comparte la opinión de que este tipo de reacciones no son razonables, pero se pueden comprender en una situación como la de este vecino de la localidad guipuzcoana de Lazkao, al que el pasado lunes una bomba destrozó su casa, ya que -indicó- «la violencia es algo insoportable muchas veces».

Probablemente sea la primera vez que un ataque violento contra una sede sea recibida con comprensión por casi la totalidad de la clase política. Aunque hay quien fue más lejos. Por ejemplo, el candidato a lehendakari por el PP, Antonio Basagoiti, se brindó al agresor «para defenderle, si él lo quiere, en los tribunales, y para conseguir que salga absuelto y no pague ninguna pena por lo que hizo».

Su compañera de partido Soraya Sáenz de Santamaría añadió que aunque destrozar una herriko taberna a mazazos «probablemente pueda merecer algún reproche jurídico», «también hay que ser muy valiente para hacerlo».

Llama la atención que todas las explicaciones de los hechos como acto «humanamente comprensible» de respuesta ante el atentado de ETA contra la casa del pueblo de Lazkao, en el que sufrió daños el domicilio de Emilio Gutiérrez, contribuyan con sus declaraciones a responsabilizar de la explosión a Ansoategi Herrikoa o a sus responsables.

Así lo hizo el lehendakari, Juan José Ibarretxe, cuando en una entrevista en Telecinco afirmó que esto «es lo que provoca la violencia», que son «reacciones tremendas», y reclamó a la sociedad vasca «una reacción contundente, pero serena» frente a ETA y la kale borroka.

Tras asegurar que los ciudadanos no se pueden tomar «la Justicia por su mano», manifestó que «en un Estado de Derecho hay que confiar en la Policía, en la Justicia y también en la responsabilidad de los líderes políticas para arreglar las cosas a través del diálogo».

El candidato del PSE a sucederle en Ajuria Enea, Patxi López, se mostró especialmente preocupado por el futuro de Emilio Gutiérrez, puesto que está «ya amenazado por ETA», después de que la localidad haya «amanecido llena de carteles con la cara de este chaval y con su nombre».

«Hartazgo ante los matones»

En una entrevista concedida a Antena 3, López afirmó que no comparte «esa reacción del ojo por ojo» porque se entraría «en una espiral de violencia permanente y absolutamente insoportable que no sabríamos a donde nos podría llevar».

Sin embargo, apuntó que el ataque del joven «es la manifestación del hartazgo que tiene la inmensa mayoría de la sociedad vasca ante unos matones que intentan imponer su proyecto totalitario con la violencia».

El candidato del PSE aseguró que lo que más le preocupa «de este caso es que hoy [por ayer] Lazkao ha amanecido llena de carteles con la cara de este chaval, con su nombre, y por lo tanto, aparece ya en las listas de los amenazados por una banda terrorista, señalado por el dedo y, seguramente, tendrá muy difícil poder volver a vivir en su municipio con tranquilidad».

La fotografía de Emilio Gutiérrez y otros datos sobre dónde trabaja y qué moto conduce fueron difundidos ayer por varios medios de comunicación españoles, y desde poco después de haberse producido el ataque las imágenes del agresor fueron difundidas por alguna cadena de televisión.

Durante el día de ayer trascendió que a raíz de todo ello Emilio Gutiérrez ha abandonado temporalmente Lazkao. Dado que se encuentra a la espera de ser llamado para comparecer ante el juez, cabe suponer que habrá comunicado oficialmente su cambio de domicilio.

La comprensión que mostraron la mayoría de los dirigentes políticos durante el día de ayer vino precedida de un trato similar por buena parte de los medios de comunicación, bien de forma expresa -como hicieron las cabeceras de Madrid- o de forma implícita, como pudo verse en algunos diarios editados en Euskal Herria.


Y si en Euskal Herria es un mártir, en el estado español el probre imbécil es un héroe. Cobardes, todos y cada uno de los que han expresado "comprensión" para con este payaso.





.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario